La Historia de Redención - Radical

La Historia de Redención

A menudo no comprendemos plenamente el significado completo de una historia hasta que llegamos al final. Eso es cierto en el libro de Rut, ya que la redención de Rut se sitúa en el marco más amplio de los propósitos redentores de Dios. En este mensaje de Rut 4, David Platt nos muestra cómo la redención de Rut mira hacia el rey David y el Redentor que vendría de la línea de David. Se nos recuerda que, incluso en los momentos más difíciles, Dios cumplirá sus propósitos salvadores.

La Historia de Redención

Bueno, si usted tiene una Biblia, y espero que así sea, le invito a que la abra conmigo en Rut capitulo 4. ¿No es increíble tener el libro de Rut? Solo repasemos. Hoy llegamos al clímax de esta historia, el final de los finales, la sorpresa de las sorpresas. Pienso que Rut es el tipo de películas que un chico nunca imaginaria como pronunciar su apellido, M. Night Shyamalan. Yo no se como podemos pronunciarlo, pero en sus películas, llegamos al final y a veces sucede que en el final volvemos a mirar otra vez toda la película y decimos, “wow no me imaginaba que ese era el final, nunca lo hubiese pensado, eso cambia todo”. Eso te hace querer mirar todo una vez mas porque ahora tienes esta información que te faltaba. Bueno, Shyamalan no tiene nada comparado con Rut capitulo 4 y lo que el narrador esta diciendo aquí.

Entonces aquí vamos, vamos a las Escrituras. Rut capitulo 4. Ahora si no ha estado siguiendo esta serie o quizás se ha perdido alguno de los sermones, déjeme recapitularle la historia en pocas palabras. La cortina se abre en Rut capitulo 1 con Noemí, su esposo Elimelec, sus dos hijos y el viaje desde Belén hacia Moab, porque había una hambruna en Belén. Cuando llegan a Moab, primero Elimelec muere y de repente los dos hijos de Noemí también mueren y ella se queda con dos nueras moabitas, Orfa y Rut.

Ella regresa otra vez hacia Belén, porque hay nuevamente comida y bendición allí. Orfa se queda en Moab. Rut se compromete con ella misma a mantenerse junto a Noemí y entonces Noemí regresa a Belén, amargada, una mujer con el honor herido, porque ha perdido todo lo que ella amaba y regresa sin nada o por lo menos así piensa ella.

El día siguiente, vemos a Rut yendo a los campos y se encuentra en los campos de Booz, el caballero de brillante armadura. El la toma, la protege, la da provisiones y la envía a su casa en los días siguientes con suficiente grano, básicamente, para que le dure el resto del año.

Los dos problemas principales en el libro. Estas dos mujeres son viudas, mujeres maduras sin hijos en la cultura israelita, lo que significa que ellas tienen necesidad de comida, necesidad de provisión y necesidad de una familia. Era la maldición de las maldiciones no tener herederos para que tu nombre no muriera contigo, el nombre de tu familia moría contigo. Entonces el cuadro general, es que ellas necesitan comida y familia.

Rut capitulo 2. Encuentran comida. Rut se encuentra día, tras día trabajando en los campos de Booz. El único problema es que semana, tras semana, tras semana en los campos, el no hace otra cosa que perseguirla, por lo menos es lo que podemos entender. Entonces Noemí, la suegra planificadora, decide hacerse cargo por ella misma y viene con una trama que esta en Rut capitulo 3. Estoy muy agradecido que hayamos pasado ese capitulo y que no tengamos que manejarlo otra vez.

Entonces el cuadro tiene una noche de sombra en el piso trillado, donde Rut básicamente le propone matrimonio a Booz y Booz es humillado por esto. Ellos empiezan a mirar hacia las estrellas desde el piso trillado. Y Booz le da la noticia que existe otra persona que tiene el derecho de casarse con Rut primero que el.

Es esta gran decepción, el viento fuera de nuestras velas, en esta romántica escena donde vemos el final de este capitulo y las cortinas se cierran con Rut y Noemí sentadas esperando a ver lo que Booz va hacer. El les prometió ese día encontrar si este hombre estaría dispuesto a casarse con Rut. Si el esta dispuesto, entonces que así sea, pero que si no, entonces Booz lo haría. Hoy es el día donde todo vendrá a la luz. Dios ya había respondido sobre la necesidad de comida. ¿Cómo el responderá a la necesidad de familia, con Booz o con el otro hombre?

Rut capitulo 4:1 “Booz subió a la puerta y se sentó allí; y he aquí pasaba aquel pariente de quien Booz había hablado, y le dijo: Eh, fulano, ven acá y siéntate. Y él vino y se sentó.” De acuerdo, haremos una pausa aquí, tal cual lo hicimos en los sermones anteriores, e iremos verso por verso, frase por frase y nos aseguraremos de que entendemos lo que esta ocurriendo aquí. Vemos en la mitad del camino en el verso 1 el pariente que puede redimir. Subráyelo. Subráyelo también en Rut 2:20. Esta es la escena. Un término que hemos visto anteriormente. Lo habíamos mencionado aquí y allá, pero es importante que entendamos que es el pariente redentor. Mantengámonos en este pasaje de Rut capitulo 4 y vayamos hacia Levíticos capitulo 25. El tercer libro de la Biblia, Génesis, Éxodo, Levíticos. Giremos hacia la derecha, unos cuantos libros hasta Levíticos 25:24.

Pariente Redentor, la palabra pariente significa, la persona mas cercana relacionada con parentesco a otra. En este caso un pariente masculino para Noemí y Rut, sería el que tuviera el parentesco más cercano con Elimelec y sus hijos. El pariente.

Redentor, significa, en este caso, que ese pariente tenía el derecho, si le era posible, de comprar la propiedad o adquirir las propiedades que pertenecieran a Elimelec, o a sus hijos Mahlón o Quelión. Tendría la posibilidad de comprar, re comprar o heredar, básicamente, las propiedades que estuvieran a nombre de ellos.

Esta es la ley que Dios había dispuesto, la manera en que la que Dios había establecido para su pueblo en circunstancias difíciles, trágicas o adversas que las personas pudieran enfrentar. Este es solo un ejemplo en Levíticos 25:24. Quiero que veamos como Dios había provisto para la redención de la tierra a través de los familiares.

Levíticos 25:24 “Por tanto, en toda la tierra de vuestra posesión otorgaréis rescate a la tierra” (Lev. 25:24) ¿Qué significa esto? Levíticos 25:25-27: “Cuando tu hermano empobreciere, y vendiere algo de su posesión, entonces su pariente más próximo vendrá y rescatará lo que su hermano hubiere vendido. Y cuando el hombre no tuviere rescatador, y consiguiere lo suficiente para el rescate, entonces contará los años desde que vendió, y pagará lo que quedare al varón a quien vendió, y volverá a su posesión”

Entonces, el cuadro que tenemos aquí, es que las tierras eran todo en aquellos días, por eso había provisión para la tierra que estuviera con la familia y si no con la familia, por lo menos con el clan a la que la familia pertenecía. Si la tierra se perdía por cualquier situación, hambruna, pobreza o incluso la muerte, el pariente podría redimir aquella tierra y que esta quedara por lo menos en el clan familiar a la que la familia que la perdió pertenecía. Eso es con relación a las tierras.

Avancemos hasta Deuteronomio. Dos libros hacia la derecha, Deuteronomio capitulo 25. Veamos en Deuteronomio capitulo 25 la imagen de la ley sobre este punto, cuando se trata del matrimonio y Dios. Como Dios estableció provisión para la viuda, particularmente por el beneficio de producir un heredero. Deuteronomio 25:5.

Mientras usted busca hacia esta porción solo un poco de contexto. Estas leyes no fueron implementadas en todos los lugares en el Antiguo Testamento, y ni siquiera aquí, en el libro de Rut, pero nos sirven de contexto. Tomemos el sentido de lo que Dios había dispuesto con relación a las tierras y a la familias. Leemos Deuteronomio 25:5 “Cuando hermanos habitaren juntos, y muriere alguno de ellos, y no tuviere hijo, la mujer del muerto no se casará fuera con hombre extraño; su cuñado se llegará a ella, y la tomará por su mujer, y hará con ella parentesco. Y el primogénito que ella diere a luz sucederá en el nombre de su hermano muerto, para que el nombre de éste no sea borrado de Israel.” (Deuteronomio 25:5-6).

Entonces Dios se aseguraba con esta provisión que el nombre continuará a través de la provisión de Dios de un Pariente que proveyera en esta circunstancia. Versos 7-10

… Y si el hombre no quisiere tomar a su cuñada, irá entonces su cuñada a la puerta, a los ancianos, y dirá: Mi cuñado no quiere suscitar nombre en Israel a su hermano; no quiere emparentar conmigo. Entonces los ancianos de aquella ciudad lo harán venir, y hablarán con él; y si él se levantare y dijere: No quiero tomarla, se acercará entonces su cuñada a él delante de los ancianos, y le quitará el calzado del pie, y le escupirá en el rostro, y hablará y dirá: Así será hecho al varón que no quiere edificar la casa de su hermano. Y se le dará este nombre en Israel: La casa del descalzado. (Deuteronomio 25:7-10).

¿Qué tal esto? Esta es una imagen que avergüenza. Es honorable proveer para nuestras familias. Proveer para que nuestra familia mantenga la tierra y así mismo el nombre. Por eso cuando venimos hasta Rut capitulo 4, y tenemos esta imagen del Pariente Redentor, lo que Booz estaba diciendo es que existía un adulto masculino cercano a el que tenia el derecho de comprar esta tierra y tenia el derecho de tomar esta familia.

Lo que tenemos entonces, es que Booz decidió ir a la puerta de la ciudad, donde todo el mundo pasa, donde veremos un tipo de negocio importante que tendrá lugar. Tenemos una multitud de personas, y es aquí donde el idioma no nos ayuda mucho, no nos ayuda a vislumbrar esto, pero es la misma imagen que tenemos en Rut capitulo 2. Es el cuadro de muchas coincidencias cuando el Pariente Redentor como hemos mencionado “solamente pasa”. Simplemente acontece que este individuo aparece caminando y Booz le llama “Eh fulano, ven acá y siéntate” Rut 4:1. Y esta es la idea, “eh fulano” este seria un modismo Hebreo. Y quiero que notemos algo muy, muy interesante.

El no menciona el nombre del individuo. Booz conoce al hombre, sabe su nombre, es un pariente cercano. El narrador probablemente conocía el nombre del caballero, pero en vez de eso, tenemos un modismo hebreo que básicamente significa, algo así, como “Distinguido Señor”. El punto es que este tipo de saludo a este hombre es muy insignificante para darnos a nosotros una impresión negativa sobre esta persona. El anonimato, no teniendo nombre, como hemos dicho hasta ahora, implica juicio. Y la idea central es que el “Distinguido Señor” no merece ser mencionado por su nombre en esta historia.

Es algo parecido como cuando conocemos a alguien que se nos acerca, y no podemos recordar su nombre, quizás lo conozcamos desde hace mucho tiempo, esa persona se va acercando, mientras tratamos de recordar su nombre y decimos: “yo conozco a esta persona, pero no recuerdo su nombre” hasta que finalmente la persona llega donde nosotros y le decimos “que tal amigo, como te va” o si fuera un hermano en Cristo le decimos “Hola hermano, que gusto de verte hermano.”

Bueno, esta es la imagen, “Hey amigo, ven acá, porque no vienes y te sientas conmigo” “y él vino y se sentó” (Rut 4:1). Verso 2, “Entonces él tomó a diez varones de los ancianos de la ciudad, y dijo: Sentaos aquí. Y ellos se sentaron.” (Rut 4:2).

Ahora, estos varones ancianos, lo que van a hacer, es que serán básicamente testigos en está transacción, acuerdo, conversación, que tendrá lugar, como testigos de esto. Tenemos a 10 ancianos rodeándoles pero también tenemos una multitud agolpada de personas porque algo, algo esta pasando aquí, para el final de esta escena, tenemos a todas estas personas quienes están mirando y escuchando lo que esta ocurriendo. Entonces Booz comienza a hablar y es muy astuto. Veamos el verso 3 y 4 ““…Luego dijo al pariente: Noemí, que ha vuelto del campo de Moab, vende una parte de las tierras que tuvo nuestro hermano Elimelec. Y yo decidí hacértelo saber, y decirte que la compres en presencia de los que están aquí sentados, y de los ancianos de mi pueblo. Si tú quieres redimir, redime; y si no quieres redimir, decláramelo para que yo lo sepa; porque no hay otro que redima sino tú, y yo después de ti. Y él respondió: Yo redimiré.” (Ruth 4:3-4).

Esta es una oferta que este hombre no puede rechazar. Booz se lo pone en bandeja dorada. Como estamos separados de este día, culturalmente, cronológicamente en muchas maneras, existe mucho debate sobre lo que esta ocurriendo aquí exactamente y podría ser una falta de dirección aquí cuando habla acerca de la tierra que Noemí está vendiendo, porque la realidad es, técnicamente, que existía una tierra que Noemí y Elimelec habían tenido antes de partir de Belén, que él tuvo que vender y ellos se fueron hacia Moab, y habían regresado y por eso, técnicamente, pertenecía a la familia de Elimelec, a Noemí, a Mahlón y Quelión. Pero ellos, los hombres en la familia, quienes tenían la potestad de exigir, no estaban ya, entonces esta pertenecía a Noemí, pero la realidad es que ella necesitaba a un pariente redentor para su beneficio de comprar esa tierra, tomarla tanto a ella como a la tierra para cuidarla y proveerle por la tierra.

Entonces la idea es que Noemí esta deseando hacer eso y esta buscando a ese pariente para hacerlo. Este caballero es el pariente más cercano. Y aquí es donde se la ponen en bandeja dorada, porque no tiene que pensarlo. Básicamente lo que el tiene en este trato es una gran parte de la tierra, que por cierto era todo, tierra que el puede producir de ella fruto, cosecha y en los años venideros pasársela a sus hijos. Lo único que el tiene que dar a cambio es, básicamente, su potestad de tomar a Noemí en su vida, que no puede educar o criar niños, una viuda que comprometía un poco de sus bienes para cuidarla, pero que realmente es a largo plazo una gran inversión que tomar.

Imaginemos ahora lo que esta pasando mientras escucha esto y entonces llegamos al final del verso 4 y el individuo responde, sin pensarlo “Y el respondió: Yo la redimiré”. El énfasis es en el “Yo”, “yo mismo” yo la redimiré, como quien dice absolutamente.

Ahora, no sabemos esto, pero imaginemos que Rut y Noemí se inmiscuyeron en la multitud y miraban a la distancia lo que esta ocurriendo, como nosotros lo estamos mirando. El individuo ha dicho “Yo la redimiré” y nuestros corazones se enfriaron. ¿Podríamos imaginarnos la cara que puso Rut? El “Fulano” había dicho yo voy a redimir.

Personalmente, yo quiero mirar a Booz como diciendo, ¿Qué vas hacer ahora? Esto sería enloquecedor si el libro de Rut terminara en el capitulo 4 verso 4. Y Rut y este individuo de quien no sabemos su nombre, desaparecerán en la distancia. No, y como Booz se sienta ahí pasmado. Tu que hablabas de la amargura de Noemí, como si ella no estuviera mas en amargura, sino viva. ¿Qué estas pensando Booz? Ya mi nombre no es amargada. Mi nombre es husmeadora ahora mismo Booz. ¿Qué haz hecho? Estas ahí tirado. ¿Qué estabas pensando Booz?

Que bueno, que Booz si sabia lo que estaba haciendo. Por eso cuando el pariente dijo “yo la redimiré”, Booz dijo: “El mismo día que compres las tierras de mano de Noemí, debes tomar también a Rut la moabita, mujer del difunto, para que restaures el nombre del muerto sobre su posesión” Rut 4:5.

Booz sabia exactamente lo que estaba haciendo según el verso 5. El dijo “Ah se me olvido mencionarte un pequeño detalle, no es solamente Noemí en esta ocasión, no es solamente una viuda que no es capaz de procrear hijos a quien tendrás que cuidar, también esta Rut. Rut esta en capacidad de procrear, lo que significa que si la incluyes en tu familia, tendrás la responsabilidad de procrear hijos con ella, incluyendo un heredero, un hijo que recibirá la tierra por heredad que acabas de comprar”

De repente esta tierra que estaba a punto de comprar, que el había visualizado en su mente pasarla a sus hijos, ahora no recibiría nada de ella. Sino que pasaría a este otro hijo, que además, es un hijo tenido en un matrimonio con una Moabita. Oh,

Si, Rut la Moabita.

¿Te acuerdas como aquel grupo de personas que causo la baja de 24,000 Israelitas en un día por causa de las cosas que las mujeres Moabitas estaban haciendo? Si, ella es una de ellos. Y quiero estar seguro que tengo su atención. Un pequeño detalle. ¿Cambiaría esto en algo si también la adquieres a ella y tienes la responsabilidad de proveerle descendientes quienes obtendrían toda la tierra que has comprado? De esta forma, Booz, sabia exactamente lo que estaba haciendo.

Y a esto, respondió el pariente, esta es como la pausa cuando se habla de embarazo, ¿Qué va a pasar? Este es el momento. ¿Dará resultado la estrategia?, verso 6: “Y respondió el pariente: No puedo redimir para mí, no sea que dañe mi heredad. Redime tú, usando de mi derecho, porque yo no podré redimir.” (Rut 4:6)

¡Ah! este es el momento que estábamos esperando, desde el principio de este libro. En necesidad de comida, de familia, de alguien que provea para ellas, y aquí esta este otro individuo sin nombre, que se retira de la escena y deja el espacio a Booz. Veamos el verso 7 y 8: “Había ya desde hacía tiempo esta costumbre en Israel tocante a la redención y al contrato, que para la confirmación de cualquier negocio, el uno se quitaba el zapato y lo daba a su compañero; y esto servía de testimonio en Israel. Entonces el pariente dijo a Booz: Tómalo tú. Y se quitó el zapato.” (Ruth 4:7-8)

No seria escupiendo en la cara, pero imagínese que le quiten el calzado, es la imagen que representa ceder el derecho a la propiedad, ceder el derecho a compra, a redimir ese pedazo de tierra, propiedad que pertenecía a Noemí y su familia.

Así que el tomó su calzado y se lo dio a Booz. Booz se esta riendo de oreja a oreja y aquí es donde la multitud, como cuando Rocky Balboa en la película Rocky gana y la muchedumbre se desborda en aplausos, Ese es el cuadro aquí con la frase “Cómprala tú”, y le da su calzado a el. Entonces la multitud enloquece. Todos los testigos alrededor. Entonces Booz calma a la multitud, como una música de orquesta en el fondo y desvanece hacia una suave calma para que Booz de un discurso apasionado, sus últimas palabras en el libro. Booz dice: Y Booz dijo a los ancianos y a todo el pueblo: Vosotros sois testigos hoy, de que he adquirido de mano de Noemí todo lo que fue de Elimelec, y todo lo que fue de Quelión y de Mahlón” Rut 4:9. Entonces el obtuvo toda las propiedades, pero el verso 10 dice “Y también tomo por mi mujer a Rut la moabita” El menciona la nacionalidad… “Mujer de Mahlón”…

Hagamos una pausa ahora mismo. Pensemos de donde venimos y adonde estamos ahora. Rut 1:10 y 20 “Rut la moabita” Rut 2:10 “Rut la extranjera” fue como ella misma se llamo; Rut 2:13, ella es “una criada” en los campos de Booz; Rut 3:9, ella es una “sierva” deseando matrimonio. Hemos pasado desde Moabita, extranjera, criada, sierva, Rut 4:10 “Esposa”.

Las mujeres moabitas, fuera del pueblo de Israel son ahora injertadas dentro del pueblo de Israel. ¿Por Qué? “para que el nombre del muerto no se borre de entre sus hermano y de la puerta de su lugar. Vosotros sois testigos hoy” Rut 4:10. Esto será mantenido. El problema al principio del libro: ¿existe la posibilidad de un heredero?, Booz dice: Si, existe, yo mantendré su nombre. Termina su discurso diciendo “Ustedes son testigos.” Ahora miremos como ellos responden. “Y dijeron todos los del pueblo que estaban en la puerta con los ancianos: Testigos somos.” Rut 4:11. Es como su hubiesen gritado “Amen. Amen. Somos testigos”.

Y ahora veamos como ellos comienzan a decir bendiciones sobre ellos. “Y dijeron todos los del pueblo que estaban en la puerta con los ancianos: Testigos somos. Jehová haga a la mujer que entra en tu casa como a Raquel y a Lea, las cuales edificaron la casa de Israel; y tú seas ilustre en Efrata y seas de renombre en Belén.” Rut 4:11. Esa es una fuerte oración aquí. Raquel y Lea. Habla acerca de una oración por fertilidad, entre Raquel y Lea dieron 12 hijos. Las 12 tribus de Israel. Esta es una mujer moabita que está teniendo una oración pedida sobre ella de que como Dios había sido fiel con las 12 tribus de Israel, también lo sería con esta mujer moabita que entra en la casa de Booz. “y tú seas ilustre en Efrata y sean de renombre en Belén” (Rut 4:11b).

Hay un poco de ambigüedad acerca de Efrata aquí. Muchos piensan que solo es el nombre antiguo de Belén. Este significa fructífera como Belén que significa casa de pan. Esto lo vimos anteriormente en Rut 1:2 donde el escritor hizo referencia a Elimelec y su familia como efrateos, así que es realmente casi lo mismo. Pero que tu nombre sea grande, tu nombre sea famoso aquí en Belén, el significado de Belén sea conocido a través de ti. Detengámonos en eso.

En el verso 12 “Y sea tu casa como la casa de Fares, el que Tamar dio a luz a Judá, por la descendencia que de esa joven te dé Jehová” (Rut 4:12). Ahora, si tuviéramos más tiempo, podríamos profundizar en el trasfondo aquí, pero para ser honestos yo creo hemos tenido suficientes historias oscuras en el Antiguo Testamento como series. Por eso solo como un pequeño vistazo. Podemos ir a Génesis 38 si realmente queremos ver esto, pero básicamente esto es una imagen de Deuteronomio 25.

Deuteronomio 25, es la idea completa de la provisión para la viuda que debería ser sostenida, pero que no lo es y el resultado es Tamar, quien su esposo murió y termino teniendo un hijo con su suegro Judá. Uno de esos hijos es Fares. Estos hijos eran gemelos y uno de ellos es Fares.

Ahora la correlación aquí en adición con la idea que nos brinda Deuteronomio 25 sobre ser o no ser sustentada, es que Tamar era una mujer cananea, fuera del pueblo de Israel y la idea de que el linaje de Judá fuese llevado por una mujer que no era israelita. Justamente esto es lo mismo que esta ocurriendo aquí cuando dicen: “Que Dios sostenga tu linaje como lo hizo con Tamar mujer cananea, así mismo Dios bendiga el linaje que venga de esta mujer moabita, Rut.”

Así era que estaban orando. Ellos oraron por bendición sobre ellos y este es el punto donde estamos listos para ver realmente lo que esta pasando. Hemos llegado al clímax de cómo esta relación va a iniciar, este pariente redentor Booz, ha aceptado, el ha hecho el compromiso y esto nos llega al verso 13 y la Biblia nos dice, el escritor nos dice: “Booz, pues, tomó a Rut, y ella fue su mujer; y se llegó a ella, y Jehová le dio que concibiese y diese a luz un hijo” (Rut 4:13)

¿Saben que es lo interesante de esta historia? Todo lo que la compone, los preciosos pequeños detalles. Tenemos todo un capitulo que nos describe un día de trabajo en el campo. Tenemos todo un capitulo que nos describe unas cuantas horas de una noche y al final en un verso tenemos una boda y un bebe así de fácil. La solución al problema en el libro se en un verso. Oh si, ellos se cansan y tienen un hijo.

Sin embargo, ¿usted notó, lo que el escritor hizo aquí muy, muy intencionalmente? Sutilmente sino, no lo notaríamos, Booz tomo a Rut y ella se convirtió en su esposa, se llego a ella, y esto es lo que quiero que subraye, “Y Jehová le dio que concibiese y diese a luz un hijo” (Rut 4:13b)

Ahora vemos al Señor Jehová, en el fondo hablándonos en cada verso de este libro. Pero existen dos momentos en las que el escritor intencionalmente trae al Señor desde el fondo hacia el primer plano. En este verso que leímos y si vamos hacia atrás, si miramos otra vez conmigo en Rut 1:6, subráyelo. En dos ocasiones esta en el frente tomando acción, miremos en Rut 1:6 “Entonces se levanto con sus nueras, y regreso a los campos de Moab, porque oyó en el campo de Moab que Jehová había visitado a su pueblo para darles pan.” El Señor lo hizo. Jehová hizo eso. La idea es Jehová proveyendo comida. Esta es una de las necesidades del libro, verdad. La otra necesidad en el libro ¿es que? Familia. Dios le concedió concebir. El escritor es muy intencional para asegurarnos que sepamos que fue Jehová que estaba proveyendo comida y familia. Ese es Jehová, hermanos y hermanas; Ese es Jehová, el único que puede conocer nuestras verdaderas necesidades en nuestras vidas.

Claramente solo Jehová puede hacerlo. Por eso el dice: “Y las mujeres decían a Noemí: Loado sea Jehová, que hizo que no te faltase hoy pariente, cuyo nombre será celebrado en Israel” Rut 4:14. Ellas sabían quien merecía el crédito por todo. Alabado sea Jehová que hizo que no te faltara pariente.

Esto es interesante justo aquí. Las mujeres se refieren al hijo del pariente redentor. Es el único lugar en el Antiguo Testamento donde alguien que no es adulto, sirve de referencia por pariente redentor. Todos los pronunciamientos están referidos al niño y la idea es obvia, no es igual desde que Booz es el pariente redentor, pero el niño será quien llevará el linaje, el que sustentará a la familia, proveerá para el futuro de Noemí, aun cuando ella no este.

“Y las mujeres decían a Noemí: Loado sea Jehová, que hizo que no te faltase hoy pariente, cuyo nombre será celebrado en Israel; el cual será restaurador de tu alma, y sustentará tu vejez; pues tu nuera, que te ama, lo ha dado a luz; y ella es de más valor para ti que siete hijos.”(Ruth 4:14-15)—Siete el número de la perfección o terminación en el Antiguo Testamento. Pensemos en esto. Esta es Noemí quien regreso a Belén con una nuera moabita diciéndoles a la mujeres de Belén, yo no tengo nada. Lo he perdido todo y ahora al final del libro, las mujeres de Belén están mirando a Noemí diciendo, tienes en ella lo mejor que el mejor de los hijos que pudiste tener, mejor que siete hijos. Y ellas sabían que ella se había comprometido con ella, dándole un hijo.

Oh, esto solo nos dibuja a una conclusión aquí y en este punto es que vemos una y otra vez lo increíble que es esta historia. Eso fue conmovedor. Eso fue tierno. Eso fue todo lo que pude imaginar y mucho más. Y el siguiente verso dice:”y tomando Noemí el hijo lo puso en su regazo, y fue su aya” (Rut 4:16).

Esto es como ver la pantalla que esta apunto de irse a negro y tenemos a la abuela sosteniendo el bebe. ¿Quién podría imaginar esto desde el principio? ¡Wow! Se ven el uno al otro, se sienten sentimentales, miras a tu alrededor y dices, de acuerdo, es tiempo de recoger nuestras cosas y salir del cine antes que todo el mundo lo haga también y luego de recoger sales del cine.

No se si han estado en una película donde les haya pasado algo parecido, pero mientras vas saliendo de la sala de cine y sorpresivamente algo pasa en la pantalla que te detiene, es como si estuvieran pasando los créditos y aparece una imagen en la pantalla. Así fue que me imagine esto. La historia ya esta terminada. Eso es bueno, mejor de lo que pude imaginármelo. Entonces nos paramos, recogemos nuestras cosas y nos vamos. Quizás hemos estado en alguna situación donde nos devolvemos hacia la pantalla mientras caminamos y entonces oímos algo, quizás alguno de los personajes sale otra vez y terminamos de voltearnos diciendo” ¿que fue eso?”

Y entonces mientras nos vamos, esta ha sido una historia increíble, ya listos para partir, el escritor nos guarda esta información para el final, el verso 17, “Y le dieron nombre las vecinas, diciendo: Le ha nacido un hijo a Noemí; y lo llamaron Obed. Este es padre de Isaí, padre de David” (Rut 4:17) ¿Obed?, Obed el padre de Isaí, padre de David. ¿Que?!! Nos hemos dado cuenta que esto es más que Rut y Booz y su pequeña historia de amor. Esto es como Dios, en medio de uno de los tiempos más oscuros de nuestra historia, estaba proveyendo el camino para el Rey más grande de nuestra historia.

Rut, es la abuela de David. ¿Se lo imaginaban esto? Esto es impresionante. ¿Qué?, ¿Dios uso una mujer moabita como resultado de un israelita quien decidió volver a su tierra prometida para brindar esperanza a otra situación desesperante para que tengamos el gran Rey que conocemos?

Quién podría imaginar que esto sucedería y para solo para asegurarnos que el escritor explico su punto, el concluye con la genealogía, 10 generaciones. Usted pensó acerca de esto. Aun el simbolismo en eso, 10 años de muerte y esterilidad en Moab. La ley decía, que ningún moabita podía entrar en la asamblea hasta su décima generación.

Y el escrito concluye con: “Estas son las generaciones de Fares: Fares engendró a Hezrón, Hezrón engendró a Ram, y Ram engendró a Aminadab, Aminadab engendró a Naasón, y Naasón engendró a Salmón, Salmón engendró a Booz, y Booz engendró a Obed, Obed engendró a Isaí, e Isaí engendró a David.” (Rut 4:18-22)

Este libro que inició en los días en que los jueces gobernaban, termina con la introducción al más famoso rey en la historia de Israel y hemos entendido que toda la historia es acerca de algo más y más grande de lo que podríamos imaginar.

Booz en la Historia Redentora

¿Qué les pareció esta historia? Es una historia increíble. Entonces, ¿Por qué?, ¿Porqué Dios ha escogido esta historia para que sea preservada por miles de años? ¿Por qué Dios ha escogido esta historia para que sea contada a tantas personas de Dios hoy día? ¿Solamente por entretenimiento? Es por una razón más, mucho mas profunda.

Yo quiero que veamos como esta historia relata la historia más importante de cómo Dios esta redimiendo su pueblo para si. La palabra redimir significa comprar, adquirir o hacer libre por medio del pago de un precio y la historia de la humanidad desde la caída del hombre en Génesis capitulo 3, Dios ha estado en el negocio de hacer libres a las personas de sus pecados por medio del pago de un precio. Esta es la historia general de la Biblia.

Y yo quiero que nosotros veamos como Booz, el pariente redentor, y aun Obed hace referencia al pariente redentor, encajan en la película y entender de la mejor manera como Cristo y nosotros entramos en esta película. Bueno comencemos con Booz.

¿Qué nos enseña Booz? Ahora no olvidemos, que debemos ser cuidadosos de no igualar a ninguno de estas personas con Dios; diciendo Booz igual a Dios y Obed o cualquier persona. Dios está revelando su carácter a través de estos personajes de la historia, pero no existe ninguna correlación directa, pero podemos aprender algunas cosas.

Alguien Debe Tener el Derecho de Redimir

¿Qué podemos aprender acerca de Booz en la historia redentora? Vemos la imagen de un redentor y lo que implica esto, lo que toma ser un pariente redentor. Número uno, en el orden para redimir, alguien debe tener el derecho de redimir. Tiene que ser un pariente, uno que sea cercano en capacidad de hacerlo. Por eso toda esta película se basa en ¿Quién tiene el derecho? Primero lo tenia el “fulano” y después Booz. El tenía que tener el derecho de redimir.

Alguien Debe Tener los Recursos para Redimir

Segundo, alguien bebe tener los recursos para redimir. El pariente tenia que ser capas de pagar el precio de la redención. Debía tener los recursos para comprar la propiedad, la tierra y cualquier cosa que perteneciera a la familia.

Alguien Debe Tener la Decisión de Redimir

Alguien debe tener el derecho y los recursos para redimir y tercero, alguien debe tener la decisión de redimir. Es una o dos de estas que le faltaron al caballero que no conocemos su nombre que aparece en la película, tenia el derecho. Pero no tenia ni los recursos, probablemente era esto, y tampoco se había decidido. Porque, y esto no era algo ventajoso para el en su posición, tomar esta familia que el tenia que cuidar, que el no lo podía hacer con su familia, según leímos.

Y Booz, no es una propuesta ventajosa propuesta para él, vista desde afuera, pero esta es la imagen de la que hemos hablado en el pasado sermón, un amor que toma riesgos. Un amor que se sacrifica. Un amor que mira más allá de si mismo y esta es la imagen que tenemos de Booz. El tiene el derecho, los recursos y el esta mas que decidido y es por esto que el es el redentor de Rut. Y El caballero de quien no se menciona su nombre en las páginas de las Escrituras porque no decidió, porque lo que el hizo es lo que se hace normalmente en todo el mundo.

Obed en la Historia Redentora

Booz y la historia redentora. Alguien debe tener el derecho, los recursos y la decisión de redimir. ¿Qué hay acerca de Obed, mencionado en el final como pariente redentor? Es interesante, usted lo notó al final ¿Como Rut ya difícilmente aparece en escena? Es como que hay una fiesta con todas aquellas mujeres y ellas hablan acerca de ¿Quién sostiene el bebe? Como si Rut no pudiera tener el bebe otra vez. Noemí es quien sostiene al bebe. Esto es lo que las abuelas hacen ¿No? Y toda la atención no esta en Booz o Rut. Toda la atención esta en Noemí y Obed, ¿Por qué?

No perdamos esto. Hay una idea. El escritor desea poner en nuestras mentes al final de este libro basado en la imagen que nos dio al principio del mismo. Compare Rut 1 con Rut 4, particularmente cuando habla acerca de Noemí que estaba en el centro de la atención, esta aquí y piense en Obed en sus manos, nos muestra a Dios en la vida de Noemí.

Dios Trae a Su Pueblo de Muerte a Vida

Primero nos muestra… ver que Dios trae a su pueblo de muerte a vida. Piense en la transformación que esto sucede. El libro de Rut comienza con tres funerales, y termina con una boda y un bebe. Muerte/Vida, para usar las palabras de Noemí desde Rut 1, el Todopoderoso es soberano en los dos. El trae a su pueblo de muerte a vida. La vida vence sobre la muerte. Fin del libro.

Dios Trae a Su Pueblo de Maldición a Bendición

Segundo, Dios trae a su pueblo de maldición a bendición. Capitulo 1, ella tenía la maldición de las maldiciones en el antiguo Israel. No tenía heredero que continuara su linaje. Al final oran por bendición, tras bendición, tras bendición sobre ella. Dios mueve a su pueblo de la maldición a la bendición.

Dios Lleva a Su Pueblo de Tristeza a Felicidad

Tercero, Dios lleva a su pueblo de tristeza a felicidad. ¿Podría usted imaginar la sonrisa en la cara de Noemí al final de este libro mientras ella mira a su nieto? No me llamen amargado. Ella esta regocijada. Ella ha sido llevada de tristeza a felicidad.

Dios Lleva a Su Pueblo de la Escasez a la Abundancia

Dios lleva a su pueblo, luego de la escasez a la abundancia. Recordamos el final del capitulo 1, de cómo Noemí estaba con las manos vacías, diciéndoles a las mujeres de Belén, no tengo nada. El Señor me ha traído sin nada y al lado de ella estaba Rut, su nuera moabita, que a través de ella al final del libro ella está sosteniendo, no tiene las manos vacías, ella sostiene un bebe en sus brazos como el resultado de Rut la nuera moabita que esta al lado de ella. De la escasez a la abundancia. Y las mujeres de Belén ahora dicen tu lo tienes todo, mas de lo que pudiste haber tenido con siete hijos.

Dios Lleva a Su Pueblo de la Desesperación a la Esperanza

Y entonces finalmente de muerte a vida, de maldición a bendición, de tristeza a felicidad, de escasez a la abundancia y Dios lleva a su pueblo de la desesperación a la esperanza. Este libro termina, no con una mirada a un pasado invariable, sino con una mirada hacia el futuro de diez generaciones increíbles e inimaginables. El futuro donde esta línea llega hasta el Rey David. Entonces esto es donde nos recuerda que Rut 4:22 no es realmente el final de la historia.

Quiero invitarlos a que avancen conmigo hasta Mateo 1. Yo desearía que los santos del Antiguo Testamento pudieran ver hacia donde se dirigía esto. Como si se hubieran quedado en el cine esperando por los créditos pero lo que viene cambia todo. Esta historia, escondida en las páginas del Antiguo Testamento, nos señala a la gran historia en la página central de la redención. Mateo 1. Déjenme mostrarles a Booz y Rut otra vez en la Biblia. “Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí. Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.” (Mateo 1:5-6).

En este punto fue que se detuvo Rut 4:18-22. Pero Mateo 1 continúa. David fue el padre de Salomón, y así sucesivamente hasta el verso 16 donde dice: Mateo 1:16 Existe un rey más grande que David hacia donde apuntaba la genealogía en Rut 4. Esta apuntaba el camino hacia el Rey Jesús.

Cristo en la Historia Redentora

Y ahora podemos pensar acerca del propósito de Booz y Obed en la historia redentora es más que darnos una linda historia para entretenernos. Booz y Obed están en las páginas de la historia humana para dirigirnos a Cristo en las páginas de la historia redentora e indicarnos el día cuando Dios, en toda su gloria suprema, por su gracia, toma forma de hombre y se hizo como nosotros. El nació entre nosotros, como nosotros en todos los sentidos, pero sin pecado. Como nosotros. Cerca de nosotros. Semejante a nosotros. Un pariente. Y como resultado, El tiene el derecho, después de hacerse como nosotros, de redimirnos.

¿Tiene los recursos para ser nuestro redentor? Absolutamente El los tiene. Este es aquel que tiene toda autoridad en los cielos y en la tierra que ha venido como un niño. Este es aquel quien vendría con toda autoridad sobre el pecado y la muerte, el sufrimiento y el entierro. Este es aquel quien vendría y le diría a los vientos y a la mar que se detengan, aquel quien vendría y le diría al enfermo que sea sanado y al ciego que reciba la vista y al cojo que camine y expulsar demonios. El le dirá al muerto que se levante. El indudablemente tiene los recursos para redimir. El tiene el derecho y los recursos.

¿Tiene el deseo?, ¿Tiene la voluntad? El tomo el madero, no porque el tenía que hacerlo, no porque estaba obligado, sino porque él deseaba obedecer al Padre más que desear poner su propia vida y tomarla – no solamente en la cruz. El tomó tus pecados y mis pecados y el pago, la herencia de todo nuestro pecado, la eternidad y la condenación que nos separaba de la ira de Dios hacia nosotros. El tomó lo que merecíamos todos nosotros y lo puso sobre si mismo y enfrentó la ira de Dios para nuestro favor. ¡Alabado sea Dios!

Solamente Jesús es Capaz de Pagar el Precio por Nuestra Salvación

El indudablemente tiene el derecho, los recursos y el deseo de redimirnos y solamente Jesús ha pagado el precio de nuestro pecado. El nos ha redimido 1ra. Pedro 1:18-19: “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,” que El derramo en la cruz. Efesios 1:7-8. “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,” La gracia de Dios.

Ahora, no perdamos esto. No lo perdamos. Esta no es una imagen de usted y yo –la hermosa Rut en el campo atrapando la mirada de Jesús y el esta atraído por nosotros. La realidad es que todo en nosotros repele a nuestro santo Salvador. No hay nada en nosotros que atraiga a un santo Dios hacia nosotros. Nosotros nos hemos vuelto en contra de el. Le hemos dado la espalda. No queremos hacer nada con el y aun- y aun el nos persigue.

Pensemos en esto. Aquí en Mateo 1, aparte de María, solamente se mencionan cuatro mujeres en este capitulo y ninguna de ellas lo merece y en están en la genealogía de Jesucristo, pensemos un poco. Veamos el verso 3 “Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara…” (Mateo 1:3) ¿Tamar, quien cometió incesto con su suegro en el linaje de Jesús?

De ahí pasamos al verso 5, “Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed y Obed a Isaí” (Mateo 1:5) ¿Rahab una prostituta gentil? Y Rut la moabita gentil, y entonces llegamos al verso 6: “Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías” (Mateo 1:6). ¿La adultera, la que cometió adulterio con el Rey David? ¿Qué hacen estas cuatro mujeres en la genealogía que nos conduce al hijo de Dios?

Hermanos y hermanas, ellas están ahí, por la misma razón que usted y yo nos encontramos en Cristo, no porque ellas o nosotros lo hayamos ganado, no porque ellas o nosotros hayamos hecho algo para merecerlo. Nosotros estamos en Cristo solamente por la gracia de Cristo, quien vino a salvar al peor de los pecadores. Y el vino a quitar nuestros pecados, lo más sucio, lo más despreciable, lo más inmerecido. Así es como estamos en su genealogía, por su gracia.

Estábamos en los campos donde no merecíamos su atención ni su atracción. El nos protegió. El nos ha provisto y el ha cambiado nuestro estatus. Ya no somos esclavos ni extraños. Somos hijos e hijas de un Dios viviente.

Solo Jesús es Capaz de Garantizar la Promesa de Nuestra Restauración

Solo Jesús es capaz de hacer esto. Nadie mas en toda la historia puede hacerlo, puede proveer ese tipo de redención, el derecho, los recursos y la decisión. Solo Jesús es capaz de pagar el precio de nuestra salvación y solo Jesús es capaz de garantizar la promesa de nuestra restauración.

Ahora vemos, el final de Rut, esta imagen de Noemí pasando de maldición a bendición y hemos visto a las mujeres orar por Rut y Booz, Noemí y Obed y que su hombre y su descendencia traigan fama a Belén. Esto ocurrió rápidamente en el siguiente capitulo, Mateo 2, es donde justamente ocurre que el imperio romano declara censo para que todo el mundo retorne a su tierra. Y acontece que José y su prometida María, regresan a su tierra. Y sucede que su tierra, porque el es de la familia y el clan de Booz, es Belén. Y entonces es ahí, Mateo 2, en la ciudad donde Rut 1 comenzó como tierra de hambre y juicio en contra del pueblo de Dios, ahora se convierte en la tierra de bendición, que trae el nacimiento del Hijo de Dios a la tierra.

Aquí es el asunto. No perdamos esto. Cuando Dios escribe el último capitulo de tu historia siempre termina bien. Pueblo de Dios, Pueblo de Dios que confía en él, esto es para el pueblo de Dios que confía en él, cuando Dios escribe el último capitulo de tu historia este será muy, muy bueno. Jesús garantiza esto. Lo sabemos. Si usted no confía en Dios, continua en pecado, entonces no lo sabe. No se sostenga de eso. Usted confíe en Dios, confíe en Cristo como su redentor y solamente él será capaz de garantizar la promesa de restauración.

La Iglesia en la Historia Redentora

Entonces, ¿Cómo se relaciona esto con nosotros?, ¿Cómo nuestra historia de redención se relaciona con la historia de Rut y Booz? Así es como comenzaremos. Esto es humillantemente alucinante, darse cuenta. ¿Entenderemos esto? El mismo Dios quien trabajo en la vida de Rut, Booz y Noemí, es el mismo Dios que trabaja en nuestras vidas hoy. Ese Dios que trabaja en tu vida, personalmente trabaja en tu vida para traer esta historia directamente a ti.

Por ende, ¿Dónde cabemos en esta película? ¿Cómo podemos salir de esta proyección sabiendo de este Dios en mi vida?

Dios esta Comprometido a Proveer Soberanamente para Su Pueblo

Dos verdades. Una, Dios esta comprometido a proveer soberanamente para su pueblo. Sepa esto; Dios esta comprometido a proveer soberanamente para su pueblo. Rut 1, El es el Todopoderoso quien es soberano sobre todas las cosas. No perdamos la perspectiva de que Dios es soberano. La historia de Rut es una historia de contrariedad, tras contrariedad, tras contrariedad y Dios es soberano sobre todo eso. Retirada de Moab, la muerte de su esposo, muerte de dos hijos, regresó sin nada y amargada a Belén, un día en los campos de Booz, una noche en un suelo trillado, un pariente cercano quien pudo haber estropeado todo el plan, el nacimiento de un niño – cada simple detalle esta bajo la soberanía de Dios. Nada de lo ocurrido en el libro de Rut esta fuera de Su control.

Y la imagen es esta, este es el punto al final del libro de Rut, cuando el autor tomó esto y lo lleva a algo mucho más grande sobre el Rey David porque realmente lo que Dios esta haciendo en la vida de Rut, Noemí y Booz es más grande que Rut, Noemí y Booz. Dios estaba proveyendo para todo su pueblo, para un rey quien dirigiría a Su pueblo y orientaría a su pueblo hacia si mismo. Eso es lo que Dios estaba haciendo, proveyendo soberanamente para Su pueblo. Y la implicación de esto para nosotros es buena. Esto significa, hermanos y hermanas, que podemos confiar en El en los momentos más difíciles.

Aún cuando no lo entendamos, cuando quizás nos preguntas ¿Por qué?, cuando nos preguntemos como las cosas se van a resolver. Quizás se parezca a tu vida, al final del capitulo uno de Rut, donde no hay esperanza en el horizonte. Pero sepamos esto, en cada revés veremos a Dios que está obrando para el bien de Su pueblo. Aun en nuestro dolor, Dios esta obrando para nuestro bien. Usted me dirá, ¿Y que pasa con el pecado que me ha traído a esta situación? Esto es lo bello del evangelio, es un pecado lo que comenzó toda esta historia en Rut 1, dejando la tierra prometida, yendo hacia la tierra de compromiso y Dios utilizó el pecado de Elimelec para traernos esta imagen de salvación para su pueblo.

Esta es la realidad. Por Cristo, eso solo es posible por Cristo… pero por Cristo el pecado, hermanos y hermanas, el pecado de nuestro pasado no disipara la esperanza para tu futuro porque el redimió nuestros pecados. Y entonces en el sufrimiento, en momentos cuando todo parece no tener garantía, no tiene sentido lo que esta ocurriendo, no se hecho nada para merecer esto, ¿Por qué esto me pasa?, cuando pasamos por un sufrimiento como este, podemos descansar confiadamente, en el medio de esto Dios esta obrando en nuestro dolor, aun, para nuestro bien.

Tengo la bendición de ir a la celebración de dos miembros de nuestra familia de la fe, quienes alrededor de 30 años atrás, caminaron en las más inesperadas, inimaginables oscuridades que ellos pudieron pensar. Un esposo llamado A.T. quien vio a su esposa pasar con dolor por cáncer. La otra, una esposa, Lois, quien vio a su esposo muerto trágicamente en un accidente de automóvil. Y yo tengo el increíble privilegio, con hermanos y hermanas en esta familia de la fe, de reunirnos alrededor de A.T. y Lois Scott y celebrar 25 años de matrimonio. ¿Quién pudo imaginarlo 30 años atrás el gozo que celebraríamos y la experiencia en esta la vida de esta pareja recientemente?

Ahora, obviamente el camino no es fácil. Y obviamente, sabemos que el camino de Dios que nos lleva, no siempre es llano y derecho. Pero hermanos y hermanas, el final siempre es satisfactorio. Siempre es satisfactorio y yo no lo digo solo por… yo no puedo prometer que las historias como las que les acabo de contar y las historias de a través de nuestra familia de la fe todas van a terminar bien y gozosas en este mundo, pero les garantizo esto, basado en la autoridad de Jesucristo, yo les puedo garantizar que este mundo no es nuestro hogar y que viene el día en el que Dios mismo secará las lagrimas de nuestros ojos y no habrá mas tristeza, ni pena, ni llanto, ni dolor porque lo viejo se irá y lo nuevo vendrá, y estaremos con Él. Esto fue lo que Job exclamó en el capitulo 19, “Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo; Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; Al cual veré por mí mismo, Y mis ojos lo verán, y no otro, Aunque mi corazón desfallece dentro de mí” (Job 19:25-27)

Esta es la confianza que podemos tener. Dios esta comprometido a proveer soberanamente para su pueblo. Podemos confiar en él en los momentos más difíciles. ¿Cómo lo sabemos? Porque lo sabemos, como pueblo de Dios, los mejores momentos están por venir. Podemos confiar en él en los momentos más difíciles, porque los mejores momentos están por venir. Este es el evangelio.

Dios esta Comprometido a Buscar Radicalmente a todas las Personas

Dios está comprometido a proveer soberanamente para su pueblo y no solo eso. El punto del libro de Rut, esta un poco mas allá, la segunda verdad, Dios esta comprometido no solo a proveer soberanamente para su pueblo, sino a buscar radicalmente a todas las personas.

Y este es parte del punto del libro de Rut que no podemos perder. Rut 4, como esta mujer moabita esta enganchada en la familia de Dios para cumplir la promesa a Abraham hecha en Génesis 12:1-3. Dios bendeciría a su pueblo para que su bendición pudiera alcanzar, ¿A quién? A todas las personas de la tierra. Y la imagen es Dios dándole la bienvenida a los extranjeros en Rut.

En la misma imagen vemos desde otro punto distinto en el Antiguo Testamento a Dios, quien busca radicalmente a todas las personas, una relación personal con él que no esta determinada por una herencia étnica, sino por una condición interna del corazón. Este compromiso que vemos en Rut al principio del libro, la trae a ella hacia el pueblo de Israel. Y esta es la realidad para cada individuo, cada hombre, cada mujer, cada estudiante, cada niño. El Dios del universo es un Dios que busca y desea tu redención. El desea quitar de nosotros el pecado.

Usted puede decir que su pecado es muy grande. Pero no es tan grande para Su sangre que quita tu pecado. Y si usted nunca ha abierto su corazón al Dios que busca y El te ha traído soberanamente a este punto, a este momento y yo te insto a tu corazón por primera vez que lo abras y que al final puedas decir, “si, escríbeme tu historia de amor en mi corazón y perdona mis pecados”.

Esto no es un juego religioso, esta es una realidad que afecta toda la eternidad. Confía en él. Arrepiéntete de tus pecados y confía en el único que tiene el derecho, los recursos y la decisión de redimirte y deja que tu historia se una a la gran historia redentora, hoy.

Una vez que esto ocurra, hermanos y hermanas, quienes ha sido redimidos, entonces vayan a los perdidos, a los necesitados y a los heridos –los sucios, despreciables y desesperanzados- ¡Vayan a ellos! Tenemos la historia de la redención. Y hay personas en nuestra ciudad que aun no lo saben. Vayan a ellos cuéntenles esta historia. Y no se detengan ahí. Hay cientos de millones de personas que ni siquiera saben que Jesús existe y no tienen idea de que él vendrá y ustedes y yo tenemos la historia, la gran historia de la redención para llevárselas, entonces, no perdamos nuestras vidas en nosotros mismos. Vayamos a buscarlos.

Corramos a las naciones con el evangelio. Es demasiado bueno para quedarnos con El solo para nosotros. No existe una cantidad de dinero que podamos hacer, no hay búsqueda en esta vida para nosotros en nuestra cultura que sea tan grande para hacer que esta historia sea conocida por todas las personas de la tierra, que Dios desea traerlos hacia él. Tenemos el derecho. Cristo nos ha salvado. Tenemos los recursos. Él ha puesto su presencia en nosotros.

La pregunta es, ¿Tenemos el deseo?, ¿Tenemos el deseo de mirar mas allá de nosotros mismos, y no ver lo que es mas importante para nosotros obtener en nuestra cultura, pero si tenemos el deseo de descansar en nuestros deseos y de darnos a nosotros mismos, de gastar todo hasta el final para nuestro beneficio de hacer esta historia conocida por todas las personas?

Dios que así sea. Dios que así sea. Por esto estamos aquí. No solo para sentarnos y descansar en esta historia de amor, sino para abandonarlo todo para proclamar esta historia de amor hasta lo último de la tierra.

¿Se lo imagina? Vemos a estas personas, Booz, Rut y Noemí, quienes no tenían idea de lo que estaríamos hablando de ellos miles de años después hasta juntarlos con Cristo. Ellos no tenían idea del impacto que sus vidas ordinarias en el tiempo de los jueces tendrían sobre la historia redentora. Y quiero proponerles que ustedes no tienen idea, pueblo de Dios, lo que Dios desea hacer en nuestras vidas en la gran puesta en escena de la historia redentora.

Usted me puede preguntar, ¿Qué quieres decir? Yo quiero decir, Holly una miembro de esta familia de la fe, una esposa, una madre, quien va a Guatemala, comparte la historia de la redención y Domingo vino a Cristo. Lo entendió con este ejemplo. Usted entiende lo grande de esto que impacta en ese día, o el próximo o la próxima semana, o por los próximos años. Ese es un impacto en la vida eterna de Domingo, por siempre, cantando alabanzas a Cristo. Como resultado de lo que Dios ha hecho a través de una ordinaria mujer, esposa y madre en la familia de la fe.

Entonces ¿Qué ocurre cuando se multiplica a través de la familia de la fe? Esta es una realidad. Somos parte de algo más grande que nosotros mismos. Dios nos ayude. Dios ayúdanos a ver más allá de las trivialidades temporales y efectos que compiten con nuestra mente y nuestros corazones en esta vida. Dios nos ayude a levantar nuestros ojos y darnos cuenta que fuimos creados para algo mas grande que el fútbol. Hemos sido creados para ser parte de la gran escena redentora donde Dios está haciendo gloria, y por su gracia sea conocido en todas las naciones. Es increíble que seamos parte de esto.

Esta es la verdad. Dejemos que se hunda en nuestros corazones. Dios esta usando gente ordinaria que logre un propósito extraordinario. Que este sea el caso en esta familia de la fe. Que Dios nos use, iglesia ordinaria llena de creyentes ordinarios, que cumplan con un propósito extraordinario para su reino. Dios que sea así. Que sea así. Esta es la historia de redención y yo deseo invitarles a que respondan a ella.

David Platt

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!