Lo que debes saber antes de servir como misionero en Brasil - Radical

Lo que debes saber antes de servir como misionero en Brasil

Durante una visita evangelística a una de las favelas en Brasil, uno de mis amigos señaló un lugar cercano y dijo: “¿Recuerdas la joven a la que le dispararon frente a una escuela hace algunos años? Sucedió justo allí”. Tuve quizás 10 segundos para intentar comprenderlo.

Si deseas ministrar a las personas en Brasil, debes tener en cuenta que encuentras ante a un territorio distinto. Muchas cosas sobre Brasil son muy diferentes a la mayoría de las culturas occidentales de las que podrías venir, y esto va a requerir adaptación. La cultura, el idioma, la violencia, las iglesias y muchos otros factores deben ser considerados cuando se piensa en servir en este hermoso contexto.

El inglés no es el idioma que necesitas saber

Sé que en muchos lugares puedes simplemente comunicarte en inglés y tener buenas interacciones, sin embargo, eso no es lo habitual aquí. A menos que estés en grandes ciudades o trabajando con personas que hayan tenido el privilegio de aprender idiomas, necesitarás aprender el idioma del país.

Según investigaciones realizadas por el British Council, solo el 5% de la población en Brasil tiene algún conocimiento del inglés. No te asustes, una de las cosas buenas de nuestra cultura es que somos muy abiertos a recibir a las personas y apoyarlas en su proceso de aprendizaje de idiomas.

Solo el 5% de la población en Brasil tiene algún conocimiento del inglés.

Si llegas con algunas expresiones y palabras suficientes para sobrevivir, nos tomaremos el tiempo para enseñarte nuestro idioma. Al mostrar el deseo de aprender a comunicarte en portugués, se abrirán muchas puertas a conversaciones evangelísticas. Estudia lo más que puedas, pero no te asustes si aún no hablas el idioma con fluidez.

Todavía hay muchos grupos étnicos no alcanzados en Brasil

Aunque Brasil es un país bien conocido por sus expresiones de cristianismo, todavía hay muchos grupos étnicos no alcanzados dentro de nuestras fronteras. Especialmente en lugares de difícil acceso, numerosos grupos étnicos aún no han escuchado el evangelio y ni poseen presencia cristiana de algún tipo. Según Nuevas Tribus en Brasil, en mi país hay más de 160 grupos étnicos únicos que no han sido alcanzados por el evangelio.

Si deseas involucrarte con grupos étnicos no alcanzados, Brasil es uno de los campos misioneros a considerar. Desafortunadamente, muchos brasileños ni siquiera se dan cuenta de la oportunidad que existe en su propio país.

Ten en cuenta el sincretismo religioso

No presumas que alguien tiene un entendimiento del evangelio porque va a la iglesia.

Cuando realices misiones en Brasil, encontrarás a muchas personas diciendo que son evangélicas. Sin embargo, tendrán poco o ningún entendimiento del verdadero evangelio. Otros dirán que son católicos pero con una fuerte influencia de las religiones africanas. Por lo tanto, no presumas que alguien tiene un entendimiento del evangelio porque va a la iglesia, ni que comprendes las creencias de alguien por su afiliación religiosa. En diferentes partes de América Latina, el sincretismo es fuerte y necesita ser abordado. Prepárate para invertir tiempo en escuchar a cada persona antes de llegar a conclusiones sobre su fe.

Necesitamos que los misioneros se queden a largo plazo

Si vienes a Brasil con un corazón de siervo te recibiremos con los brazos abiertos.

Si bien Brasil es fácilmente accesible, por las razones citadas anteriormente, no es el mejor lugar para desarrollar programas de misiones a corto plazo. Sin embargo, necesitamos misioneros que se comprometan con el discipulado a largo plazo. Necesitamos recordar continuamente a nuestra gente las buenas nuevas del evangelio e invitarlos a vivir las implicaciones del evangelio en las iglesias locales.

Esta es una tarea que lleva tiempo. Cada vez más, necesitamos misioneros que se comprometan con un trabajo a largo plazo y trabajen junto a las diferentes iglesias y organizaciones que ya operan en el país.

Si vienes a Brasil con un corazón de siervo y una actitud humilde para aprender y enseñar, entonces te recibiremos con los brazos abiertos, oro para que el Señor te use para dar a conocer su nombre en nuestro país.

Anderson Vieira pasó tres años en el barco Logos Hope con Operation Movilization y estudió teología con New Tribes Mission Brasil. Está casado con su esposa, Mechi.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!