Libres para gloriarse - Radical

Libres para gloriarse

La justificación solo por gracia, solo a través de la fe solo en Cristo significa jactarse solo en la cruz. En este mensaje sobre Gálatas 6:11–18, el pastor David Platt nos recuerda la libertad que los cristianos tienen para jactarse en Cristo.

1. Porque la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado.
2. Porque la cruz nos conforta con la provisión de nuestro Salvador.
3. Porque la cruz nos recuerda que nuestra seguridad no se encuentra en este mundo.
4. Porque la cruz evita que malgastemos nuestras vidas en este mundo.
5. Porque la cruz nos provee de todo bien que tenemos.

Si tiene una Biblia, y espero que la tenga, le invito a abrirla en Gálatas 6.

Quiero compartir con usted lo que un predicador compartió conmigo, basándose en este texto, cuando era un estudiante universitario que tuvo un profundo impacto en mi vida. Es una cita un poco larga, pero realmente no puedo mejorar esas palabras.

El nombre del predicador era John Piper y él estaba predicando sobre Gálatas 6:14 y empezó diciendo lo siguiente: Dijo, “Tú no tienes que saber muchas cosas para que tu vida haga una diferencia duradera en el mundo. Pero sí tienes que saber las pocas grandes cosas que importan, y estar dispuesto a vivir por ellas y morir por ellas. Las personas que hacen una diferencia duradera en el mundo no son las personas que han dominado muchas cosas, sino los que han sido dominados por unas pocas grandes cosas. Si quieres que tu vida cuente, si quieres que el efecto dominó de las piedritas que lanzas se conviertan en olas que alcancen los confines de la tierra y ruede por siglos hasta la eternidad, no tienes que tener un alto CI; no tienes que tener una buena apariencia o riquezas; no tienes que venir de una familia fina o una escuela fina. Tienes que saber unas pocas grandes cosas, majestuosas, incambiables, obvias, simples, cosas gloriosas, y ser prendido en fuego por ellas.”

El siguió, “Pero, sé que no todos ustedes quieren que sus vidas hagan una diferencia. Existen muchos de ustedes, que no les importa si hacen una diferencia duradera por algo grandioso. Usted sólo quiere agradarle a las personas o si pudiera sólo crecer y tener un buen trabajo con una buena esposa o esposo y un par de hijos buenos y un buen carro y largos fines de semana y un par de buenos amigos, y una divertida jubilación y una rápida y fácil muerte sin infierno; si pudiera tener eso usted estaría satisfecho.” Ahí fue cuando él dijo, “Esa es una tragedia en desarrollo.”

Entonces, el utilizó dos ilustraciones. Él es un pastor y dijo, “Hace tres semanas recibimos una noticia en nuestra iglesia, que Ruby Eliason y Laura Edwards habían sido asesinadas en Cameroon. Ruby tenía más de 80 años. Soltera toda su vida, ella la derramó por causa de algo grande: Hacer que el nombre de Jesucristo sea conocido entre los que no habían sido alcanzados, el pobre, y el enfermo. Laura era viuda, una doctora, alcanzando los 80 años de edad, y sirviendo al lado de Ruby en Cameroon. Los frenos fallaron, el carro se fue por un acantilado, y murieron al instante. Y le pregunte a mi pueblo: ¿Fue eso una tragedia? Dos vidas, guiadas por una gran visión, dedicadas al poco conocido servicio al pobre pereciente para la gloria de Jesucristo – dos décadas después casi todas sus contrapartes Americanas se habían retirado para arrojar sus vidas en pequeñeces a Florida o Nuevo México. No” dijo, “Esa no es una tragedia. Eso es gloria.”

Le diré lo que es una tragedia. Le leeré de la revista Reader’s Digest lo que es una tragedia. “Bob y Penny se tomaron una jubilación temprana de sus empleos en el Noreste hace cinco años cuando él tenía 59 y ella 51 años. Ahora ellos viven en Punta Gorda, Florida, donde navegan en su barco pesquero de 30 pies y juegan al softball y coleccionan conchas.” El sueño americano: llegar al final de su vida – su única vida – y dejar que la última gran obra antes de dar cuenta a su Creador sea “Coleccioné conchas. ¿Ves mis conchas, Dios?” Eso es una tragedia. Y personas hoy día están gastando billones de dólares para persuadirle a que abrace ese trágico sueño. Y quiero suplicarles, no lo crean.” Y tomó a Gálatas 6:14 y suplicó con nosotros para que lo creamos, para que no malgastemos nuestras vidas en este mundo. Así que, esta noche, mientras venimos a este texto que tuvo un profundo impacto en mí la primera vez que lo escuché predicar. Quiero decirle a todo estudiante que se encuentre en esta habitación y cada madre y padre en esta habitación; cada abuela o abuelo en esta habitación; cada soltero, cada esposo, cada esposa en esta habitación.

Quiero suplicar que haga que su vida cuente por una – que sea consumida por una sola cosa; que sea dominada por una sola cosa; que esté obsesionada con una cosa y esa cosa es la cruz de Jesucristo. Y quiero presentarle que si su vida no es dominada por esta sola cosa, será desperdiciada en este mundo.

Gálatas 6:11, Pablo escribe, “Mirad con cuán grandes letras os escribo de mi propia mano.” Pare por un segundo. Pablo probablemente dictó la mayor parte de sus cartas. Él hablaba, alguien más escribía. Sin embargo, muchas veces, él llegaba al final, al igual que cualquier persona que está dictando una carta y por lo menos tomara una pluma y la firmara al final, e incluso escribiera un par de notas y las firmara al final, la mayoría de los estudiosos de la Palabra, las personas debaten lo que pasa aquí exactamente o la mayoría de los estudiosos de la Palabra piensan que Pablo le quita la pluma de la mano del hombre y empieza a escribir; y dice, “Yo escribiré esta última parte” y empieza a escribir; y él dice, “Estoy escribiendo en negritas con subrayado y todas en mayúscula.

Escuchen esto.” Y usted tiene razón, es el versículo 12. “Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os obligan a que os circuncidéis, solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo. Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne.” Aquí está, versículo 14. Si no está subrayado en su Biblia, le animo a que lo subraye, “Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo. 15 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. 16 Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios. 17 De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús. 18 Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.”

Espero que hayamos visto la belleza y la grandeza del Evangelio cobrar vida en el libro de Gálatas. Quiero recapitular un poco. El Evangelio en Gálatas y vea si puede recordar lo que va en estos diferentes blancos de aquí. Así que, ¿La justificación es solamente por? Muy bien, vamos a intentarlo una vez más, muy bien. La justificación es solamente por gracia. Muy bien, solo por gracia; es de la única forma en que podemos ser salvos – solamente por gracia. El placer de Dios en nosotros no se basa en nuestro desempeño ante él, basado en la obra de Cristo en nosotros, para nosotros, a través de nosotros. Es todo gracia. ¿Solamente por gracia, por medio de qué? Por medio de la fe, solo por medio de la fe; no la fe más obras; no la fe más un poco de trabajo. Solamente la fe. La fe y punto es la única forma de ser justificados ante Dios. Es la única forma de vivir, e incluso de ser santificado ante Dios. Ya lo hemos visto. Vivimos por fe. La justificación, solamente por gracia, por medio de la fe ¿En quién? Solo Cristo.

Gálatas capítulo 3 nos mostró el pináculo, la supremacía de Cristo, de todo el Antiguo Testamento, Abraham, Moisés, señalándonos a Cristo. Todo fluyendo desde Cristo. Solamente en Cristo, él es el objeto de nuestra fe. La justificación es solo por gracia, solo por medio de la fe, solamente en Cristo, significa – aquí es donde él lo trae al final de Gálatas 6. Significa gloriarse solo en la cruz. Gloriarse solo en la cruz. Este es un texto verdaderamente extraordinario, especialmente en versículo 14. Es una declaración audaz la que Pablo nos da la final de este libro. Es audaz en un par de niveles diferentes.

Primero, es audaz porque él no dice que la cruz es una sola cosa en la cual gloriarse. Hay muchas cosas de las cuales debo estar orgulloso, en las cuales me debo gloriar. Esa palabra gloriarse, incluso la palabra en el lenguaje original, el Nuevo Testamento, realmente no tiene una traducción comparable con el Español. Pensamos, “Bueno, gloriarse, ¿Quieres decir alardear? O ¿Qué significa eso?” Bueno, básicamente significa, si pudiera ponerlo todo en uno, usted se está gloriando, es en lo que usted se gloria, en lo que usted se regocija, usted es consumido por eso, usted esta obsesionado con eso, su vida se encuentra en eso. Todo eso en una frase, gloriarse en la cruz. Y el dice, “Esto no es solo una cosa en la cual me glorío. El dice que es la única cosa, y que Dios no lo permita, que me gloríe en cualquier otra cosa”, dice el.

Así que, eso lo eleva a otro nivel diferente de todo lo demás en el mundo, no hay motivos para gloriarse en nada, salvo esto, la cruz. Y eso nos lleva a la segunda forma en la cual el gloriarse en la cruz es una declaración audaz. Ahora, eso no parece extremadamente audaz para nosotros hoy día precisamente porque estamos cerca de los 2,000 años de distancia de ese tiempo y hemos glamourizado la cruz. La cruz, para nosotros, es algo que ponemos en un collar y usamos alrededor de nuestro cuello. La cruz es algo que colgamos en las paredes de nuestras casas para que todo el mundo la vea. Usted no podía hacer eso en el primer siglo.

La cruz era horrible, era un medio horrible de ejecución y tortura, diseñado, ideado, e incluso refinado por los Romanos, no sólo para matar, sino también para humillar, para denigrar. Tomemos a un hombre y desnúdelo y póngalo en un árbol y ponga estacas en sus manos y pies y expóngalo a todo el que pasa por ahí en las calles y escupa en él y maldígalo y búrlese de él. Ni siquiera el peor criminal Romano era muerto de esta forma. Tenemos leyes en contra de que esas cosas ocurran hoy día.

La comparación más cercana que podemos tener, cuando se habla de ejecución, la comparación más cercana podría ser, sería como Pablo diciendo, “Me glorío en la silla eléctrica. En eso me glorío.” O “Encuentro gloria en la cámara de gas” o “Estoy obsesionado con la cuerda de linchamiento.” ¿Qué clase de afirmación es esa? ¿Quién vende brazaletes y collares de sillas eléctricas? “Ven a mi casa, mira la cuerda de linchamiento que tengo en la pared para que todos la vean” No, es chocante para Pablo, el decir, “Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo” y él está diseñado para esto. Retroceda un par de capítulos, Gálatas 2. Solo encierre en un círculo como va “crucificado” y “cruz” construyéndose a Gálatas capítulo 6. Busque en Gálatas 2:20. Puede empezar a encerrar desde ahí.

Dice, “Con Cristo estoy juntamente crucificado.” Enciérrelo ahí. Él nos ha dado este lenguaje y salta a la vista cuando usted se da cuenta el horror y choque que fue asociado con una palabra como esta – crucificado con Cristo. Vaya al capítulo 3:1, “¡Oh gálatas insensatos! ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?” Esto era una vergüenza. No es bueno ser crucificado. Usted no está orgulloso de alguien que es crucificado. Vaya al versículo 13, “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)”

Luego usted llega al capítulo 5:11, Pablo escribe, “Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo de la cruz.” Enciérrelo ahí, la cruz y el tropiezo de la cruz. Él sabe que es ofensivo.

Vaya al versículo 24. Él utiliza esta metáfora nuevamente. “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.”

Luego llegue al capítulo 6:12, la segunda mitad de versículo 12, donde dice, “solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo” y luego el punto culminante está en el versículo 14. “Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en”, enciérrelo ahí, “la cruz de nuestro Señor Jesucristo.”

El libro de Gálatas está saturado de gracia y está centrado en la cruz y esto es inmenso. Estamos a punto de buscar razones en Gálatas 6 por las cuales nos gloriamos en la cruz; porque cada adolescente en esta habitación, cada estudiante universitario en esta habitación, debería gloriarse en la cruz, más que de quien es su novio o novia, más que de las calificaciones que está obteniendo o el grado académico que va a tener, o qué trabajo va a tener, o cualquiera de esas cosas. El gloriarse en cruz es más importante – internamente más importante – que todas esas cosas. ¿Por qué? ¿Por qué el gloriarse en la cruz es más importante que cualquier ascenso que usted pueda obtener o que cualquier salario que usted pueda ostentar o la casa en la cual pueda vivir o el carro que pueda conducir o de cual equipo de fútbol sea – porque gloriarse solo en la cruz y en ninguna de estas otras cosas?

Vamos a ver las razones por las cuales nos gloriamos en la cruz, pero es importante darnos cuenta en este punto – es importante que nosotros nos demos cuenta de que la mayor parte del Cristianismo contemporáneo de hoy día es sin la cruz y estoy tentado – no lo haré – pero, estoy tentado a mencionar nombres, para – en un intento de estimularle, advertirle que se cuide de esos autores Cristianos, maestros y supuestos predicadores que no tienen nada más que hacer con la cruz que, basta con decir, si usted está escuchando, leer a alguien y no escuchar la cruz por todas partes, no solo un poco de la cruz por aquí o un poco de la cruz por allá, sino la cruz por todas partes, entonces rechácelo. No tenga nada que ver con eso. El Cristianismo está centrado en la cruz. Está fundamentado alrededor, no de la cruz, sino de algo más. Nos gloriamos solamente en la cruz. ¿Por qué?

Primera razón, nos gloriamos en la cruz porque la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado. La razón número uno del por qué la cruz es tan importante es porque la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado. Sólo voy a poner el contexto aquí por un minuto. Lo que hemos visto hasta este punto en Gálatas. Recuerde que los Judaizantes estaban diciendo, “Necesita ser circuncidado para ser salvo. Necesita seguir las reglas, rituales y reglamentos judíos.” No pierda esto. Los Judaizantes no estaban diciendo que Jesús no murió en la cruz. Ellos dijeron que Jesús murió en la cruz, pero lo que ellos estaban diciendo era que, “Jesús murió en la cruz. El hizo su trabajo aquí y ahora nosotros hacemos el nuestro. Así que, nosotros terminamos el trabajo que Jesús comenzó porque estamos circuncidados, por lo que seguimos estas leyes y reglamentos.”

Y no son sólo los Judaizantes, es el mismo tipo de lenguaje utilizado en nombre del evangelismo de hoy día para decir, “Jesús empezó la obra. Ahora, usted termina la obra haciendo esto y ahora tenemos una lista de cosas por hacer, palabras por decir, casillas que marcar.”

La razón por la cual la cruz es tan importante, es porque la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado y nos recuerda que no tenemos nada que ofrecer. Piense en las realidades que Pablo ha construido hasta este punto en Gálatas 6. La primera realidad, somos esclavos del pecado. Al final de Gálatas 3, prisioneros del pecado. Gálatas 4, 8 en diferentes momentos, esclavitud, esclavos, mencionado una y otra, y otra, y otra vez.

Cuando usted llega a Gálatas 5, empieza – Capítulos 5:1, ya no somos esclavos del pecado. Somos esclavos del pecado bajo la ley. Vaya a Romanos 6, 7 y 8, una observación sobre el libro de Gálatas donde usted ve como somos esclavos al pecado por todas partes y nuestra esclavitud al pecado. Somos esclavos del pecado.

La segunda realidad que Pablo ha construido es que estamos muertos al pecado. Recuerde a Gálatas 3:10-13, “Somos malditos ante Dios, condenados ante Dios por causa de nuestro pecado” ¿Por nuestra incapacidad de obedecer la ley? De hecho, si usted adelanta una página en su Biblia, tal vez en esa página que usted tiene abierta, Efesios 2, el libro que le sigue a Gálatas. En Efesios 2. Vea como empieza el versículo 1. Pablo está hablando acerca de lo que éramos antes de venir a Cristo y Él dice, “Y él os dio vida a vosotros”, versículo 1, “cuando estabais” ¿Qué? “cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados.” Muertos en sus pecados. Somos esclavos del pecado, estamos muertos en pecado y somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos. Esa es la cosa.

Pablo ha estado diciéndolo una y otra y otra vez hasta este punto en Gálatas, toma la pluma y dice, “Haga su circuncisión, siga sus reglas y sus rituales. Aún así no podrá lograrlo.” Ese es el punto. ¿Qué esclavo puede pagar el precio para hacerse libre a sí mismo? ¿Qué hombre, ya muerto, puede revivirse a sí mismo? ¿Qué persona, si está muerta, puede elegir la vida, puede causar que vuelva la vida en ella?

Es esto lo que es tan ofensivo acerca de la cruz porque la cruz nos confronta con la realidad de eso – del hecho de que no tenemos nada que ofrecer. Esta visión de conjunto de la gracia, es por esto que la cruz no se mezcla bien con otras religiones del mundo. Es por esto que la cruz no funciona bien en Oprah. Es por esto que la cruz no funciona en muchas librerías Cristianas y mercados de hoy día porque la cruz no dice, “Bueno, usted tiene que arreglar algunos problemas aquí y allá. Usted pone su trabajo adelante y Dios va a arreglar esos problemas. Aquí están los pasos. Déjeme encaminarle a través de ellos y así es como usted pude ser salvo. Haga estas cosas y es así de fácil.” Mientras tanto, Dios dice que vaya a la cruz y vea a Su Hijo.

Que vea la ira divina, el peso divino del pecado, derramado en Su Hijo por nuestro pecado y no diga, no se aleje de esa cruz diciendo, “Gracias por hacer tu parte, Jesús, ahora yo voy a hacer mi parte y haremos que funcione.” No, usted viene a esa cruz y cae de rodillas sin oraciones que esté haciendo, o versículos que este citando o asistencia a la iglesia o moralidad que usted esté ofreciendo y usted no dice nada. Las palabras del escritor del himno, “Nada traigo para Ti, Mas tu cruz es mi sostén” (Roca de la Eternidad de Augustus Toplady).

Lo que no necesitamos – damas y caballeros, no necesitamos la religión superficial. La religión superficial apela a la conducción de nuestra autoestima, nuestros egos auto saturados. Eran las circuncisiones y rituales y reglas en Gálatas. Hoy, son hacer oraciones, firmar cartas y asistir a iglesias y seguir moralidades. Reúnanlas todas, desde Génesis capítulo 4, desde Caín y Abel, el hombre ha intentado utilizar la Religión para cubrir el pecado.

El hombre ha estado poniendo toda clase de montajes que creamos y decimos, “Haga estas cosas y actué de esta forma ante Dios y todo estará bien.” Y eso es lo último que necesitamos, la religión superficial. Lo que si necesitamos es una regeneración sobrenatural. La cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado y ofende nuestro orgullo en el núcleo y dice, “Necesita que Dios haga la obra que usted no puede cumplir por su cuenta.” Necesita que El lo libere. Necesita que El le de vida” y El lo hace y lo hace por la cruz, así que nos gloriamos. Entonces, decimos, “Si, ahí es donde esta mi gloria. Ahí es donde esta mi alegría.” Es raro encontrar alegría en ser confrontado con la realidad de nuestro pecado. ¿No es eso raro?

El mundo nos dira que estamos mejor sin ser confrontados con la realidad de nuestro pecado. El mundo dirá que pretendamos que todo esta bien en nuestras vidas. La realidad es que nosotros no ofrecemos nada y Cristo lo ofrece todo. Esto nos lleva a la segunda razón por la cual nos gloriamos en la cruz, no solo porque la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado, es porque la cruz nos confronta con la provisión del Salvador. Vamos específicamente al versículo 12. Aquellos que quieren causar una buena impresión externamente. Los Judaizantes enfocándose en, “Bien, ¿Qué podemos nosotros externamente hacer para complacer a Dios y los hombres?” y la cruz recorta esfuerzos de complacer a Dios y al hombre externamente.

Primero, la cruz recorta los esfuerzos de complacer a Dios externamente. El cristianismo, Pablo dice por todo este libro, y aquí en Gálatas 6:12, el cristianismo no es sobre logros humanos. Márquelo. El Cristianismo no es sobre lo que podemos hacer para complacer a Dios. Cada religión en el mundo, un estante de religiones del mundo, tiene cientos, miles de productos diferentes y vienen de todo tipo de figuras y tamaños y precios diferentes, pero cuando usted los ve a todos, hay un ingrediente que es el núcleo. Esto es lo que usted hace – esto es lo que hace para complacer a Dios, esto es lo que hace para complacer al Dios, esto es lo que hace para complacer a este Dios o aquel Dios o esto es lo usted hace para complacer a ningún Dios. Póngase a sí mismo en el trono y esto es lo que va a hacer por favor. Y el final del estante, hay un evangelio que esta apartado de cualquier otro producto que este allí y este dice, “No puede hacer nada para complacer a Dios.”

El cristianismo no es acerca de los logros humanos, sino que el cristianismo es la realización de lo divino, el Evangelio dice que es todo hecho para usted y no solo en el pasado. No solo en el pasado, no es solo lo que paso hace un par de cientos de años. Todo es hecho para usted hoy día en este momento. Cristo hace todo en nosotros, para nosotros. Es su obra en nosotros. Complacemos a Dios, sí. ¿Cómo? Por la obra de Cristo en nosotros y confiando en Cristo, viviendo por fe, por gracia, a través de la fe. Esa es la imagen.

Usted ve por que esto no funciona en la cultura contemporánea. ¿Por qué funciona en Oprah o cualquier otra conversación sobre como dirigirse a Dios? El mundo esta bien – el sistema religioso del mundo esta bien con el hecho de que usted tenga cualquier religión que quiera, pero tan pronto como uno dice que, “Usted no puede estar separado de Cristo, que yo no puedo hacer nada sin Cristo, que en realidad estoy condenado, que en realidad está condenado sin Cristo”, entonces, se ha pasado de la raya. Y vemos esta imagen, la afirmación siempre que viene en la cara del Cristianismo Bíblico. “Es corto de mente, ¿Un solo camino hacia Dios? Despierte y mire a su alrededor, no voy a decir que hay solo un camino hacia Dios.” ¿Usted ve el orgullo y el núcleo de esa afirmación? Estoy convencido de que si hubiera 1,000 formas, quisiéramos 1,001. El problema no es cuantas formas hay.

El problema es nuestra autonomía. Queremos hacer nuestro propio camino hacia Dios y la cruz es una ofensa a nuestro orgullo y dice, “No puede hacerlo. Dios ha hecho un camino para usted.” La realización de lo divino. Él ha venido a usted y lo más preocupante es el aumento del número de supuestos Cristianos que están diciendo que hay muchas formas diferentes de llegar a Dios.

Usted no es un Cristiano si la cruz es una de la variedad de opciones viables para usted. La cruz es todo en el Cristianismo. Todo en el Cristianismo, no, “Bueno, voy a hacer esto aquí, pero podría hacerlo por allá si quisiera.” Absolutamente no. La cruz nos ha confrontado con la realidad de nuestro pecado y ha dicho, “Él ha provisto todo para nosotros.” Así que, terminamos con las impresiones exteriores ante Dios y ante los hombres. Pablo dice, “Ya no vivimos para el aplauso del hombre.”

Pablo dice aquí en el versículo 12, “Todos los que quieren agradar en la carne, éstos os obligan a que os circuncidéis.” Vaya al versículo 13 y él dice, “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis.” Esta es la razón. Aquí está el motivo – “para gloriarse en vuestra carne.” Ellos quieren gloriarse en cuantos de ustedes han sido circuncidados; en cuantos de ustedes han sido circuncidados; cuantos de ustedes han hecho lo prescrito, lo que han prescrito para ellos, lo ellos le han prescrito a usted.

El peligro está, no se lo pierda, no solo en la iglesia primitiva, sino también en la iglesia del siglo 21 y vea la conexión aquí. Mientras el Cristianismo sea sobre los logros humanos, entonces el ministerio Cristiano será sobre logros humanos; y mientras que hagamos estas cosas para ser aceptos delante de Dios o para ser salvos, entonces el ministerio es sobre hacer que las personas hagan lo correcto, ¿Verdad? Y mientras la mayoría de las personas hagan lo correcto, más exitosos somos. Esa era la imagen en Gálatas 6 aquí.

Vamos a traerlo al siglo 21. ¿Usted piensa que hay paralelos aquí? ¿Cuántas personas han caminado por el altar? ¿Han firmado la tarjeta? ¿Cuántas personas han levantado las manos? ¿Cuántas personas han hecho pasar por ese trato, ese proceso aquí? De repente, un crecimiento más rápido. Todas las cosas de las que hablamos la semana pasada en comparación. Nos estamos mirando unos a otros. La realidad es, no vivimos por el aplauso del hombre. El Cristianismo no es acerca de logros humanos y el ministerio Cristiano no es acerca de logros humanos. Es obra del Espíritu de Dios que El hace en nuestros corazones que Él debe hacer y que es imposible sin El sin importar lo mucho que tratemos de inventar cosas.

Ya no vivimos por el aplauso del hombre. ¿Por qué? Porque ahora vivimos con el placer de Dios. Ya no tenemos – mientras tengamos que tener que hacer cosas para agradar a Dios y al hombre, entonces siempre habrá que hacer más cosas. Habrá que tener más competencia unos con otros, pero si el placer de Dios está basado en Cristo en nosotros y su trabajo en nosotros entonces somos libres. Lo dice Pablo. Somos libres de descansar en El. No necesitamos el aplauso del hombre, incluso el hombre religioso. Tenemos el placer de Dios en nosotros, Cristo en nosotros.

Así que, cada adolescente en esta habitación es libre de buscar placer, aceptación de este amigo o esta amiga o este grupo. Cada hombre y mujer en esta habitación es libre de buscar avanzar por encima del otro y llegar a la cima. Tenemos el placer del todopoderoso Dios basado en la presencia de Cristo en nosotros. Él es bueno. Él es suficiente para nosotros. Ya no necesitamos el aplauso de hombres o vivir por el aplauso del hombre ya que tenemos el placer de Dios. La abundancia de Cristo es buena y la cruz nos confronta con la realidad de nuestro pecado y con la provisión de Cristo como nuestro Salvador.

Eso nos lleva a la tercera razón por la cual nos gloriamos en la cruz. Porque la cruz nos recuerda que nuestra seguridad no está en este mundo. Ahora, aquí es donde se pone interesante. En realidad vimos esto, obtuvimos una vista previa de esto en Gálatas 5:11, pero no terminamos ahí. Yo sabía que esto venia en Gálatas 6. Mire en el versículo 12, la segunda mitad del versículo 12. Él dice, sobre los Judaizantes, él dice, “Solamente para no padecer persecución a causa de la cruz de Cristo.”

Este es el trato. Si eres una persona Judía en el primer siglo y usted abraza la cruz, como dice Pablo aquí, y usted dice que la cruz es todo y dice que la circuncisión no es necesaria y la obediencia a las leyes y rituales no es necesaria, entonces, de repente se encuentra a si mismo volviéndose a los líderes Judíos, maestros Judíos y enseñanzas Judías y se encuentra a si mismo marginado. Eso es exactamente lo que Pablo había experimentado. Usted se encuentra expulsado de la sinagoga, probablemente expulsado de su casa.

Usted se encuentra como un marginado social. Posiblemente enfrenando la ruina financiera, tal vez – tal vez peor. Cuando pensamos acerca de la persecución del Cristianismo en los primeros siglos de la iglesia, a menudo pensamos acerca de la persecución Romana. La realidad es que el Nuevo Testamento nos enseña, que la persecución de la iglesia comenzó, no por los Romanos, sino ¿Por quién? Los judíos.

Cristo y Su crucifixión, vaya a Hechos 7 y Esteban. El primer mártir cristiano apedreado por la ley y el concilio judío y tiene a Pablo en Hechos 8, un hombre Judío, liderando a los judíos casa por casa por casa, persiguiendo a los romanos. Así que, había un costo. ¿Abraza usted la cruz de esa forma? Hay un costo. Y Pablo dice, “Esta gente es débil. Quieren a Cristo sin costo alguno el cual viene con la cruz.”

Vaya al versículo 17 y Pablo dice, “Es grandioso, realmente como un juego en imágenes o palabras.” Él dice, “De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.” Es una imagen grandiosa. Pablo está hablando a un grupo de gente que están diciendo, “Bueno, esto es lo que usted necesita hacer a su cuerpo para ser salvo, para ser complaciente ante Dios.” Le mostrare las marcas que muestran en Cristo.” De hecho, mantenga su lugar. Retroceda un libro a la izquierda, 2 Corintios 11.

Sólo unas cuantas páginas a la izquierda: 2 Corintios 11. Vea el versículo 11. Vaya al versículo 23. Escuche a Pablo aquí, el describe lo que él ha pasado como seguidor de Cristo. Escuche lo que él dice. 2 Corintios 11:23. Él dice, “¿Son ministros de Cristo? (Como si estuviera loco hablo.) Yo más.” A la mitad del versículo 23, él dice, “en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces en trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces. De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno. Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar; en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez.” Esto es lo que he pasado como seguidor de Cristo. Estas son las marcas en mi cuerpo como resultado de seguir a Cristo”, dice Pablo.

Lo que Pablo está diciendo aquí en Gálatas capítulo 6 es la soberana verdad para todo el que se identifica con Cristo. Él dice, “No tememos al sufrimiento. Estos son falsos hermanos enseñando falsas doctrinas en Gálatas 6 y usted se puede dar cuenta por la forma en que están evadiendo la persecución con todo lo que en ellos hay; la forma en que ellos se están burlando por miedo a ser identificados con la cruz.” Aquellos que se identifican con la cruz no temen al sufrimiento. Cuando usted está identificado con un Mesías crucificado usted espera el sufrimiento. No tememos al sufrimiento. Somos ahora libres de sufrir. Hemos visto la libertad por todo el libro de Gálatas, utilice su imaginación al final y va a decir, “libre para experimentar marcas.” Este es un lenguaje interesante. Pablo hablo sobre gloriarse y la crucifixión y decir, “Usted puede notar que me identifico con Cristo por todo lo que he pasado.” Es parecido a lo que dice en Filipenses 1 cuando dice, “Se le ha otorgado el sufrir a favor de Cristo.” Eso es extraño.

Le ha sido dado, el lenguaje en el Nuevo Testamento. Le ha sido dado como un regalo, Filipenses 1. Sufrir le ha sido dado como un regalo. ¿Qué piensa de esa imitación? Vengan a Cristo todos. Los autobuses esperan. El sufrimiento está aquí. Venga a Cristo y usted obtendrá sufrimiento. Tiene sentido, ¿No? No nos identificamos con un Salvador en un hotel 5 estrellas o un salvador, haciendo señas desde el crucero para que le sigamos. Nos identificamos con un Salvador que ha sido mofado y golpeado y azotado y escupido y clavado a una cruz. Piense en eso. ¿Cuál fue la estrategia clara de Dios para mostrar Su amor más claramente al mundo? El siervo sufriente. En Su divina sabiduría, El ordeno a un siervo sufriente, el mismo sacrificio de Su único hijo para que fuera el medio por el cual El dice a este mundo, “Los amo y soy clemente y compasivo hacia ustedes.” Y usted, usted la historia después de la cruz. Usted ve que las cartas del Nuevo Testamento están escritas por gente sufriente.

El libro de los Hechos, persecución, sufrimiento. Usted ve que la historia de los Cristianos nos dice que 10 de cada 11 discípulos fueron martirizados. Aparentemente, la estrategia de Dios no ha cambiado. ¿Cómo está Dios mostrando Su amor más claramente al mundo? A través de siervos sufrientes e incluso eso tiene sentido cuando usted lo piensa. ¿Cómo mostrará Dios al mundo que Él es supremo sobre todas las cosas de este mundo, si Sus seguidores tienen todas las cosas de este mundo? ¿No es, cuando los seguidores de Cristo se despojan de las cosas en este mundo y aun así dicen en el corazón del sufrimiento, “Cristo es bueno. Cristo es suficiente. Él es mi roca y mi alegría y mi fortaleza.”

Ahora, el mundo dice, “Hay algo aquí.”? Pero, si tenemos todo lo que el mundo tiene, si estamos viviendo en la prosperidad que el mundo está viviendo, entonces el mundo nos verá y dirá, “Bueno, que bien que se voltean a Jesús los Domingos, pero yo no me volteo a los Judíos, pero aún así tenemos las mismas cosas. Ustedes están buscando placer y alegría y satisfacción y lo mismo que busco yo.” Y toda esa imagen radical entra en juego aquí.

Pablo dice, “No tememos al sufrimiento. Somos libres de sufrir.” Nosotros no – no es que buscamos de persecución, pero la realidad es ¿Qué es lo que esperamos? Si vamos a seguir a un Mesías crucificado que no tuvo techo sobre su cabeza, entonces ¿Podemos esperar vivir con todas estas cosas en el mundo? No se pierda lo que ellos estaban haciendo en Gálatas 6. Ellos estaban tomando la cruz y ellos estaban minimizándola para crear un Cristianismo que les permitiera estar seguros y cómodos en este mundo. ¿Cree usted que nos enfrentamos a la tentación de hacer exactamente lo mismo hoy día?

Le daré una imagen, no solo de la salud, riquezas o prosperidad, los tan llamados evangelios de la prosperidad, pero una imagen de mucho de lo que hemos hecho.

El Cristianismo contemporáneo. Minimizando la cruz para maximizar nuestras comodidades y prosperidad en este mundo. Hemos creado un Cristianismo con el cual estamos bien. En el proceso, perdimos la cruz y decimos cosas como, “El lugar más seguro es al centro de la voluntad de Dios.” No cuadra con 2 Corintios 11:23- 28. El centro de la voluntad de Dios podría ser el más lugar peligroso de estar para nosotros y la cruz nos recuerda eso. Nuestra seguridad no se encuentra en este mundo.

Somos libres de sufrir y eso nos lleva a la cuarta razón que se ajusta un poco a esto. La cruz no solo nos recuerda que nuestra seguridad no se encuentra en este mundo, pero nos mantiene – no se pierda de que la cruz nos guarda de malgastar nuestras vidas en este mundo. Cuando usted llega al versículo 14 y Pablo dice, “Hombre _____ acepto en la cruz de nuestro Señor Jesucristo.” La última parte de este versículo cobro vida en mi estudio de la semana pasada. Y he leído, he estudiado este texto antes, pero esa última parte del versículo 14, “por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo”, ¿Escuchó eso?

Hemos visto hasta este punto, luego de este punto en Gálatas, estamos viendo a Cristo crucificado. Estamos viendo al Cristiano crucificado con Cristo, pero ahora el mundo crucificado. Pablo dice, no se lo pierda, Pablo dice, “Estoy muerto para el mundo. Muerto al mundo y el mundo está muerto para mí.” Cuando el vino a Cristo, toda su relación con el mundo cambio. Él dice, “Este mundo no tiene nada para nosotros los Cristianos.” Iglesia, este mundo no tiene nada para nosotros. No pensamos como este mundo piensa. No vivimos para lo que este mundo vive. Este mundo no es la fuente de nuestra vida, satisfacción y alegría.

Filipenses 3, Pablo, el surge con una lista de cosas que él tiene en este mundo y dice, “Todas esas cosa son un gran montón de estiércol en comparación con una sola cosa, la excelencia del conocimiento de Cristo.” Pablo dice, “Tomen todo, incluso las mejores cosas que el mundo puede ofrecer. Mientras tenga a Cristo, tengo todo lo que quiero y todo lo que necesito.” Esa es una forma de hablar radical. Esa es una forma de vivir radical. Este mundo no tiene nada para nosotros porque Cristo es todo para nosotros.

Bonhoeffer decía, “El Cristiano bautizado ha cesado de pertenecer a este mundo y ya no es mas su esclavo. El pertenece solamente a Cristo y su relación con el mundo es mediada a través de Cristo.” El mundo no es nada para nosotros porque Cristo lo es todo para nosotros. Somos hombres muertos caminando, por así decirlo.

Ahora, piense en como esto, solo a un nivel practico, cambia la forma en que vivimos. Adolescentes en esta habitación, no corremos hacia las persecuciones y placeres que este mundo ofrece buscando de satisfacción y alegría y realización. Somos libres de eso. Este mundo no tiene nada para nosotros porque hemos encontrado, en Cristo – en Cristo, no en la religión de nuestros padres, no en lo que hacemos, en programas los miércoles e incluso los domingos e incluso un fin de semana como este, sino en Cristo. En Cristo, hemos encontrado una satisfacción que sobrepasa todas las cosas que este mundo ofrece juntas.

Dios, levanta estudiantes en secundaria y en la universidad a lo largo de esta familia de fe y muéstrale al mundo que no necesitamos ir detrás de estas cosas porque tenemos plenitud en Cristo. Este mundo no tiene nada para nosotros; Cristo lo es todo para nosotros. Y Dios, levanta a los padres, hombres y mujeres que muestren a los estudiantes que este mundo no tiene nada para nosotros y Cristo lo es todo para nosotros. Dios, levanta a padres que no gasten las vidas de estos estudiantes diciendo, “Haz esto, haz lo otro, haz aquello.

Tenemos que ir a este lugar y obtener esta habilidad y obtener estos logros para poder ir a esta universidad, para obtener este grado, para obtener este empleo, para poder tener esta vida y nos gastamos tratando de asegurarnos que ellos tengan lo suficiente para llegar ahí, ellos tienen suficientes oportunidades para llegar ahí; y en el proceso, los estamos conduciendo a que adquieran una gran cantidad de cosas que, un día, estarán delante de Dios en el cielo y cada uno de ellos se quemara en el fuego y estarán como mendigos delante de Dios y será nuestra culpa; porque olvidamos enseñarles a gloriarse en la cruz y no en las cosas de este mundo. La cruz – gloriarse en la cruz porque no queremos malgastar nuestras vidas en este mundo.

Estaba predicando en Nueva Orleans hace unas cuantas semanas en una conferencia defendiendo la fe y estaba compartiendo una historia que yo se que he compartido en Brook Hills anteriormente, pero Dios lo trajo de vuelta a mi corazón y perforo mi corazón y es una historia – Indonesia, un creyente que conocí en Indonesia, quien estaba diciendo su testimonio, su historia. El estaba describiendo su tribu. Su tribu es la tribu Batak del noroeste de Sumatra, Indonesia, la nación dominada por musulmanes mas grande; y el compartió como, hace unos años, una pareja misionera vino a su tribu, 100 por ciento musulmana. Una pareja misionera viene a esa tribu 100 por ciento musulmana y empezó a compartir el Evangelio y los lideres tribales nos les gusto lo que hacían y como resultado, los lideres tribales tomo a esta pareja y los asesinaron y los canibalizaron.

El dijo que años después, otro misionero vino a su tribu y empezó a compartir el Evangelio y el dijo que en esa ocasión, los lideres tribales empezaron a escuchar y darse cuenta de que el – este misionero estaba diciendo lo que esa otra pareja estaba diciendo. Así que, ellos empezaron a escuchar. No solo ellos escucharon, sino que recibieron el Evangelio. Confiaron en Cristo. Empezaron a proclamarle a lo largo de la tribu y dentro de unos meses, toda la tribu había venido a la fe en Cristo.

Y este creyente me miro en Indonesia y me dijo con una sonrisa en su rostro, el dijo, “David, hoy hay 3 millones de creyentes en la tribu Batak del noroeste de Sumatra, Indonesia.” Lo que perforo mi corazón mientras estaba compartiendo esta historia es que Dios tomo esta historia y en mi corazón, me hizo la pregunta. El dijo, “Dave, ¿Estas dispuesto a ser la primera pareja para que la segunda pueda dar frutos?” ¿Somos una iglesia de personas que están dispuestas a ser el primer grupo para que el segundo pueda dar frutos? Algunos pueden pensar que eso es demasiado extremo, pero la realidad es que nos identificamos con un Cristo crucificado.

Y la cruz nos recuerda, nuestra seguridad no esta aquí y la cruz nos impide que malgastemos nuestras vidas aquí. Este mundo no tiene nada para nosotros porque Cristo lo es todo para nosotros. Dios, danos corazones. Dios, levanta los adolescentes y padres y abuelas y abuelos que estén dispuestos a decir, “No necesito el éxito, no necesito las cuentas de ahorro, no necesito los caracoles. Quiero que mi vida cuente. Gástala, Señor Jesús. Gástala de la forma en que Tu quieras para que Tu causa sea cumplida en y a través de mi.”

Ahora, este es el trato. “Cuando usted diga que el mundo no tiene nada para nosotros, ¿Quiere decir que todo en el mundo es horrible? Mi familia es mala, mis amigos son malos, la escuela es mala, _____ abandonar este texto y no sacar buenas notas. Digo, ¿Escucho? No necesito gloriarme en las buenas calificaciones, así que voy a sacar una F. No hay nada por lo cual gloriarse ahí.” Bueno, esta bien. Valido. Pero, en absoluto lo que este texto quiere decir. No dice que este mundo es malo. “Este mundo no tiene nada para nosotros. Cristo lo es todo para nosotros”, Dijo Pablo. ““He’s crucified of the world, but He’s still in the world”, entonces ¿Qué significa eso? ¿Como el gloriarse en la cruz se relaciona con todo lo demás en el mundo?

Esto nos lleva a la quinta razón por la que nos gloriamos en la cruz. Porque, aquí es donde se pone realmente bueno, porque la cruz nos suple con cualquier cosa buena que tenemos. Esta cruz nos suple con cada cosa buena que tenemos. ¿Qué pasa con mi hijo de un año, cuando empiece a caminar? ¿Esta permitido estar orgulloso de eso? ¿Esta permitido encontrar felicidad en eso, gloriarme en eso, por así decirlo? ¿Cuando mi hijo de dos años aprende algo nuevo y mi esposa es reconocida por sus dones y habilidades? Y he aquí la belleza y la correlación que quiero que vea entre la cruz y el orgullo de un padre cuando su hijo de un año esta empezando a caminar.

En la cruz, nos damos cuenta de que si no esta ahí, no tenemos nada salvo condenación ante Dios. Si la cruz no esta ahí, un pecador delante de un Dios santo no recibe nada mas que juicio y condenación; y ahora, empiezo a notar que es solo por causa de la cruz que tengo la oportunidad de disfrutar esto que es bueno justo aquí. Tomamos estas cosas por sentado. Pensamos, de alguna forma, que Dios nos debe eso, o que lo merecemos o que solo son naturales, pero todas son evidencias de la gracia. Las cosas buenas, e incluso las cosas malas que Dios utiliza para convertirlas en buenas y cada una de esas cosas que son posibles gracias a la cruz y entonces, ahora, si, si, estoy emocionado.

Estoy orgulloso cuando veo esto _____ en mi hijo y me doy cuenta de que esto es posible porque Cristo ha pagado el precio por mis hijos y quiero guiarle en los días venideros, no para que se enorgullezca de este y el otro logro, sino para que se de cuenta de que cualquier cosa buena en el es por la cruz de Cristo; gloriarme en la cruz, para que el vea en mi gozándome en la cruz en todo lo que haga y luego aprenda a gozarse en la cruz en todo lo que ocurra en su vida.

Y queremos – Dios haznos una familia. Haznos una familia de fe que se gloríe en la cruz en cada cosa buena que tenemos, incluso las cosas malas que Dios utiliza para convertirlas en buenas, deja que nos conduzcan a decir, “Si, me glorío en la cruz.”

Pablo desglosa esto en algunas formas específicas, incluso mientras es concluida en esta carta. El dice, “Hemos sido re-creados por Su Espiritu gracias a la cruz; re-creados por Su Espiritu.” El versículo 15 es bastante alarmante, un hombre judío diciendo, “ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.

Dios no nos ha dado mejores vidas por causa de la cruz. El no ha dicho, “Aquí esta la cruz. Ahora, ve a la librería Cristiana y aprende a ser un mejor tu.” El no ha mejorado nuestras vidas o nos ha dado una mejor vida; El nos ha dado una nueva vida. Somos una nueva creación, personas nuevas, la vida de Cristo en nosotros por la cruz. Hemos sido re-creados por Su Espíritu y estamos siendo re-creados por Su Espíritu. Somos dominados por Su Evangelio.

Versículo 16, “Y a todos los que anden conforme a esta regla, paz y misericordia sea a ellos.” Algunos pueden pensar que eso es una referencia a esta regla a toda la Escritura, pero yo pienso que la imagen aquí es, al menos, el Evangelio en el núcleo de las Escrituras, Cristo y la cruz en el centro de las Escrituras, cuando la cruz domina nuestras vidas y paz y misericordia fluyen de la cruz.

Y finalmente, siempre seremos receptores de su gracia. Pablo concluye de la misma forma que el empezó. Gálatas 1:3, “Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo.” Gálatas 6:18, “Hermanos, la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu.” Esta es la realidad, la gloriosa realidad. Damas y caballeros, siempre seremos receptores de su gracia. Fui llevado de rodillas en estudio esta semana, viniendo a este versículo en Gálatas 6:18, golpeado con la realidad de que en 10 billones de años, seguiremos siendo receptores de Su gracia y seguiremos recibiendo gracia y seguiremos recibiendo gracia y seguiremos recibiendo gracia. Y la cruz siempre será el depósito del cual esa gracia fluye hacia nosotros. Así que, nos gloriaremos por siempre en nada excepto esta sola cosa, la cruz. Es por eso que nuestras vidas cuentan para esta sola cosa. Es por eso que estamos obsesionados con esta sola cosa.

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!