Orando desesperadamente - Parte 1 - Radical

Orando desesperadamente – Parte 1

A menudo, podemos orar solo para cumplir con formalidades. Sin embargo, la oración debe verse como la fuente de nuestras vidas. En este mensaje sobre Hechos 2:42, el pastor David Platt nos llama a dedicarnos a la oración como lo hicieron los primeros cristianos en la iglesia primitiva. Él comparte tres desafíos para crecer en nuestras vidas de oración.

  1. Memoriza y ora un versículo de las Escrituras cada día, durante todo el día.
  2. Destina un tiempo estructurado y concentrado cada día para orar por las necesidades locales y globales a tu alrededor.
  3. Comienza a orar diariamente: ‘Dios, danos las naciones, y hazlo de tal manera que solo tú recibas la gloria’.

Si usted tiene una Biblia, y espero que si, quiero invitarles a abrir el libro de los Hechos. Permítanme animarles a abrir el libro de los Hechos Si lo conoce, vaya conmigo a Hechos 2:42 dice: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.”

El último par de meses que hemos estado profundizando en la imagen de la iglesia primitiva y lo que le hizo diferentes, su devoción a la Palabra y el fundamento de la palabra, su dedicación en el cuidado de los unos a los otros sacrificialmente y a la comunidad. Ellos se entregaban al partimiento del pan, la Cena del Señor como el centro de su culto. Y su dedicaron a la oración.

Lo que vamos a ver esta y la próxima semana es que la oración era la fuente de la vida en la iglesia primitiva, que era el aire que respiraban día a día, que era fundamental, la fuerza que movía todo lo que ellos hacían. Y estoy convencido de que una de las enfermedades de la iglesia evangélica moderna, especialmente en América, es que hemos tomado lo que era fundamental en la iglesia primitiva y lo hemos hecho un complemento en nuestras iglesias hoy en día, tomando la oración como algo complementario,  un programa opcional para  pocos fieles, contrario a la fuerza motora que impulsa todo lo que hace la Iglesia.

El libro de los Hechos

Entonces, lo qué vamos a hacer es profundizar en el libro de los Hechos, el cual tiene más referencias a la oración que cualquier otro libro en el Nuevo Testamento, y vamos a ver cómo la vida de oración en la iglesia se desarrolló como una misión en el avance del cristianismo. Vamos a usar dos historias diferentes como fundamento, pero quiero que empecemos por ver tres versos. Ten tu lápiz o bolígrafo a mano para subrayar o tomar notas sobre la vida de oración de la iglesia primitiva en el libro de los Hechos.

Yo quiero que usted vea conmigo en Hechos 1:14. Quiero que veamos tres casos desde el inicio en que la Biblia dice que la iglesia se dedicó a la oración. En cada uno de estos tres versos, quiero mostrarles_ actualmente la traducción en ingles utiliza diferentes palabras, pero son las mismas en griego, el idioma original del Nuevo Testamento._  El versículo 14 de Hechos 1 dice: “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.” Perseveraban, Esa palabra es la misma que se utiliza para describir lo que ocurre en Hechos 2:42. En lugar de reunirse constantemente en Hechos 2:42, dice que perseveraban, e incluye un par de cosas, y al final también menciona la oración.

Luego al llegar a Hechos 6:4. _Sigue adelante y mueve tus dedos_. Vamos a ver muchas inferencias con la actualidad. Empezaremos en Hechos 6:3 sólo para tener una idea. Esto es cuando ellos estaban eligiendo los que iban a servir como diáconos. Ya hemos estudiado este pasaje junto. “Buscad pues hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la Palabra”

Vamos a prestarle atención a ella. Vamos a dedicarnos a ella. Vamos a participar constantemente en oración. Esos son los términos, que estamos viendo, se utilizan  para describir la vida de oración en la iglesia primitiva.

Así que, lo que quiero que hagamos es que pensemos acerca del significado que tiene para la iglesia el entregarse a la oración. ¿Qué queremos significar cuando decimos, que perseveraban en la oración? Porque hay más de 30 referencias a la oración en el libro de los Hecho. No tenemos tiempo para estudiar todos y cada uno de ellos en este momento. Pero déjenme mostrarles dos historias que creo ejemplifican y muestran la prioridad de la oración en la iglesia primitiva.

La Palabra de Dios

Volvamos hechos 4. Permítanme que les lea esta historia. En Hechos 4, el contexto aquí,  es que los cristianos por primera vez experimentan la persecución, han sido enviados al concilio, han sido amenazados. Dice el versículo 23, “Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho,  Y ellos habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron : _ Quiero que escuchen la oración de la iglesia perseguida en Hechos 4. Imaginen que están siendo atacados y amenazados.

Esto fue lo que oraron_  “Soberano Señor, tu eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, y los pueblos piensan cosas vanas? Se reunieron os reyes de la tierra, y los príncipes se juntaron en uno contra el Señor, y contra su Cristo. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu Santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel para hacer cuanto tu mano y tu consejo había antes determinado que sucediera.  Y ahora, Señor mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, ”  mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús.  Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la Palabra de Dios.”

Hay un retrato de la oración de la iglesia primitiva. Si ustedes estuvieron aquí con nosotros en abril, tuvimos cuatro hermanos de Sudán con nosotros. Estuvimos hablando de la relación que existe entre la oración y la persecución,  y de la responsabilidad que tenemos de orar por nuestros hermanos y hermanas perseguidos. Y eso está en Hechos 4. Ahora da vuelta a Hechos 12. Aquí hay dos historias fundamentales que vamos a estar viendo en diferentes momentos.

Escucha esto. Lucas nos dice: “En aquel mismo tiempo el rey Herodes echo manos a algunos de los dela iglesia para maltratarles. Aquí vemos el contexto de persecución de nuevo Y mato a espada a Jacobo, le decapitaron, hermano de Juan.  Y viendo que esto había agradado a los judíos, procedió a prender también a Pedro.

Eran entonces los días de los panes sin levadura.  Y habiéndole tomado preso, a Pedro, le puso en la cárcel, entregándole a cuatro grupos de cuatro soldados cada uno, para que le custodiasen; y se proponían sacarle al pueblo después de la pascua.  Así que Pedro custodiado en la cárcel; pero la iglesia ¿estaba haciendo que? hacía sin cesar oración a Dios por el. Y mira lo que sucedió. “Y cuando Herodes le iba a sacar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, sujeto con dos cadenas, y los guardas delante de la puerta.”

Detengámonos ahí por un segundo. Pedro, está a punto de correr la misma suerte que Jacobo había enfrentado, ser decapitado. Está sentado allí en la cárcel. Se podría pensar que si era de noche él no podía dormir, esta sería la única alternativa, pero Pedro se duerme profundamente, roncando,  ahí en la cárcel. No estuvo planeando como fugarse de la prisión. Él no está elaborando con Chuck Norris la forma de salir de la situación en que está. Pedro está  roncando, durmiendo allí!. Por lo tanto, mire el cuadro, es la paz de Dios. ¿Ves tú  la paz de Dios en medio de la cárcel? . Escucha lo que sucede. Aquí es donde se pone un poco raro, creo.

¿Qué esta Pedro haciendo?

“Y he aquí que se presento un ángel del Señor y una luz resplandeció en la cárcel; y tocando a Pedro en el costado, le despertó diciendo: Levántate pronto.  Y las cadenas se le cayeron de las manos.  ¿Pueden imaginar? Un ángel entra en la celda, hace su gran entrada. Con una luz que ilumina todo el lugar, es algo majestuoso lo que esta pasando!. ¿Qué esta Pedro haciendo?  Durmiendo. El ángel lo  toca en el costado. Levántate, amigo! ¡Levántate! Tienes que despertar! Así que, Pedro se levanta, y el ángel le dice en el versículo 8, “Cíñete y átate las sandalias. Que fue un buen consejo. Pedro estaba listo para salir. Esta historia iba  a ser contada durante 2.000 años. No podía salir sin ropa a la calle. “Y lo hizo así. Y le dijo: Envuélvete en tu manto, y sígueme. Y saliendo, le seguía; pero no sabia que era verdad lo que hacia el ángel, sino que pensaba que veía una visión. Habiendo pasado la primera y la segunda guardia, llegaron a la puerta de hierro que daba a la misma ciudad, la cual se les abrió por si misma; y salidos pasaron una calle, y luego el ángel se aparto de él, entonces Pedro volviendo en sí.”   ¿No es genial? me encanta Pedro porque Pedro es lento. Usted ha sido despertado por un ángel, ha caminado a través de todos los guardias. Esta en la calle lejos de la prisión. Oh… algo ha sucedido aquí!.

“Ahora entiendo verdaderamente que el Señor ha enviado su ángel, y me ha librado dela mano de Herodes, y de todo lo que el pueblo de los judíos esperaba. Y habiendo considerado esto, llego a la casa de María la madre de Juan, el que tenia por sobrenombre Marcos, donde muchos estaban reunidos orando.

Nuestra oración

Cuando llamo Pedro a la puerta del patio, salió a escuchar una muchacha llamada Rode, la cual, cuando reconoció la voz de Pedro, de gozo no abrió la puerta, sino que corriendo adentro, dio la nueva de que Pedro estaba en la puerta.”  Póngase en los zapatos de Pedro Se han dado cuenta de que usted es un preso que se ha fugado y ha huido de la prisión. Usted está en medio de la calle , tratando de entrar, . Y ellos le dijeron estas loca.  ¡Cállate, Rode. Estamos orando por Pedro. Pero ella aseguraba que así era. Ellos dijeron:” Rode, si no dejas de interrumpirnos, Dios nunca va a responder nuestra oración. Dios, te pedimos por Pedro. Por último, los demás deciden ir a la puerta Entonces ellos decían es un ángel!  Versículo 16 Mas Pedro persistía en llamar; y cuando abrieron  y le vieron se quedaron atónitos” Pero el haciéndole con la mano señal de que se callasen, les conto cómo  el Señor le había sacado dela cárcel. Y dijo: Haced saber esto a Jacobo y a los hermanos.  Y salió y se fue a otro lugar. Luego que fue de día no hubo poco alboroto entre los soldados sobre que había sido de Pedro. Mas Herodes, habiéndole buscado sin hallarle, después de interrogar a los guardias, ordeno llevarlos a la muerte.

Después descendió de Judea  Cesárea y se quedo allí.  Y Herodes estaba enojado contra los de Tiro y Sidón; pero ellos vinieron d acuerdo ante el, y sobornado Blasto, que era camarero mayor del rey, pedían paz, porque su territorio estaba abastecido por el del rey. Y un día señalado, Herodes, vestido de ropas reales, se sentó en el tribunal y les arengo.  Y el pueblo aclamaba gritando: voz de Dios y no de hombre! Al momento un ángel del Señor le hirió, por cuanto no dio la gloria a Dios; y expiro comido de gusanos.  Pero la palabra del Señor crecía y se multiplicaba.”

Usted quiere estar del lado de Dios. Ahora, hay dos imágenes de la oración en la iglesia primitiva. Con estas como fundamentos, quiero que nos adentremos en el libro de los hechos para ver lo que significa dedicarse a la oración. Y quiero que nos hagamos algunas preguntas. Puede parecer muy importante, pero creo que tenemos la tendencia a perdernos en ella. Musulmanes están orando, hay mucha gente orando  en todo el mundo, oran los hindúes. Hay un montón de gente orando. La pregunta es ¿a quién oramos nosotros? Que es lo que diferencia al Dios de la Biblia en el libro de Hechos, de todo lo demás?

Veamos características. Número uno, oramos al Dios que es soberano sobre todo en el mundo. Que Dios sea soberano significa básicamente que controla todo. Él tiene un propósito y que ha de lograr. Eso es lo que la soberanía de Dios significa. Salmo 24:1 dice: “De Jehová es la tierra y su plenitud, El mundo y los que en él habitan”. Él es soberano. “Salmo 22 dice que todo dominio, toda autoridad le pertenece a Dios. Salmo 47 dice que el es el Rey de toda la tierra, que todos los reinos le pertenecen. ¿No es bueno saber que cuando ves la CNN o Fox News y ves lo que está pasando con los líderes de todo el mundo, pensar que cada uno de ellos está bajo la autoridad de Dios en última instancia?  Salmo 66 dice que toda la tierra esta sometida ante Dios.

Ahora bien, fue grandioso. Cuando lleguemos al capítulo 4, versículo 24, y la iglesia primitiva inclina su rostro en medio de la persecución, ¿cómo comienzan ellos  su oración?  No dicen: “Querido Dios”. Ellos dicen: “Soberano Señor”, aquel que tiene autoridad sobre todas las cosas.

La muerte de Cristo en la cruz

Y eso fue muy importante para ellos en ese momento en que enfrentaban persecución en todas partes, cuando recibían amenazas contra su familia, cuando recibían amenazas contra la iglesia, es bueno mirar hacia arriba y ver que Dios está en control, que tiene un propósito que ha de cumplirse a través de todo esto. Es por eso que mientras oran, citan el salmo 2 que habla acerca de cómo Jesús habría de ser crucificado por estas mismas personas  Y ¿qué dicen? ¿Qué lo que pasó con Jesús ocurrió porque ellos decidieron que sucediera?, No, la muerte de Cristo en la cruz no fue un accidente. Nada de lo que sucede en nuestras vidas es un accidente. Todo está bajo la mano soberana de Dios. Vemos lo mismo en Hechos 12. El mundo y la iglesia enfrentándose entre sí. Aquí esta el rey Herodes y toda su poderío y a Pedro encarcelado, y algunos de la iglesia orando, sin ningún poder, excepto el de la oración. ¿Y qué pasa? Dios muestra su grandeza. Dios es el héroe de Hechos 12. No Pedro. Pedro casi no aparece en el resto del libro de los Hechos. Dios es el héroe. Está mostrando su soberanía, que está en control y no Herodes.

Quiero que pienses en cómo esto afecta la forma en que oramos. ¿No es bueno saber que el Dios que adoramos en este lugar es soberano sobre todo en este mundo? Señoras y señores, cuando el matrimonio parece que se está cayendo a pedazos, cuando el cáncer está en su apogeo, cuando las cosas son confusas en nuestro lugar de trabajo o cuando en el hogar y simplemente nada parecen tener sentido, ¿no es bueno saber que podemos caer de rodillas y mirar hacia arriba y ver que Dios todavía está en su trono y que él siempre está en control, que no hay nada que nos suceda por casualidad?

¿Entiendes esto? Los perseguidores en hechos 4 y Hechos 12, estaban en un hilo. No podían hacer nada fuera del poder soberano de Dios. ¿Y esa no es que una buena noticia para nuestros hermanos y hermanas que están en las cárceles de China y Corea del Norte? ¿No es bueno para aquellos que han sido separados de sus familias, y que tal vez nunca volverán  a verlos, y que al mirar los ojos de sus perseguidores creer que la mano soberana de Dios cumple su propósito?

Él es soberano sobre todo en el mundo. Y esto afecta a la forma en que se oró a lo largo de este libro. Si observas en  Hechos 16 y están orando para que las gentes vengan a la fe de Cristo y  para que sus ojos sean abiertos para salvación. Dios en su soberanía abre los ojos de la gente para que vean su gracia y su misericordia y para llevarnos a Cristo. En Hechos 18, Pablo está luchando en medio de Corinto, una ciudad en la cual era muy difícil estar.  Él está luchando y a la vez preguntándose si tal vez debería irse. En Hechos 18:9-11 Jesús viene a él y dice: “Pablo, no temas, habla y no calles; porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal” He aquí la razón ” “Porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad”.

La soberanía de Dios

Esa es la soberanía de Dios. Él dice: Pablo, hay mucha gente en la ciudad que van a venir a la fe en Cristo. Tú te quedas aquí y predicas. Por lo tanto, Pablo lo hizo. Y el siguiente versículo dice: “Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios”. ¿No es bueno saber?, y estoy convencido de que Dios tiene gente aquí, en Birmingham,  a los cuales quiere abrir los ojos para salvación. Él tiene el poder para hacer eso. Él nos quiere utilizar para hacer eso. ¿No es bueno saber que hay gente en esta ciudad entre los millones que nunca han oído el nombre de Jesús, a los cuales quiere llamar, y abrir sus ojos para salvación y que va a hacerlo a través de nosotros?. Vale la pena orar por eso!

Recuerdo que cuando estábamos en el este de Asia. Ustedes me ha oído hablar de eso algunas veces, que cuando estábamos en  iglesias en los sótanos, la primera vez que fui, mientras yo estaba hacia todo, el resto del equipo, incluyendo a mi esposa, Heather, estaban en un campus universitario principalmente en esta área no alcanzada, muchos nunca habían oído el nombre de Jesús, compartían el evangelio en forma encubierta.

La fe en Cristo

Y que habían desarrollado algunas relaciones. Había una chica con la que Heather había pasado mucho tiempo. Pero había llegado el  fin de semana y por la mañana hacíamos las maletas, y aun nadie había venido a la fe en Cristo. Habíamos visto a Dios hacer cosas impresionantes en algunas de esas iglesias en las casas, pero queríamos ver a alguien venir a la fe en Cristo. Hemos orado toda la semana, Dios, abre los ojos para que sean salvos. Dios, sabemos que en este campus hay gente que te pertenece.

Llegamos a esa última mañana, y había otro grupo que había llegado y también iba  estar haciendo algo parecido. Y  se reunían en una habitación en este edificio de apartamentos. Y habíamos caminado fuera de la habitación y estábamos poniendo nuestro equipaje en nuestros hombros para salir a la calle, y esta chica viene corriendo hacia Heather, quien había pasado todo ese tiempo con ella. Viene corriendo y dice: “Quiero creer en Jesús! Quiero creer en Jesús!” Heather emocionada y se acerca a ella, habla con ella y ora con ella. Ella puso su fe en Cristo. Y yo estoy sentado solo regocijándome. Mientras yo estaba sentado allí esperando para salir, había un devocional  que venia de ese grupo que acaba de llegar. Y ellos no se daban cuenta de lo que pasaba fuera. Pero oigo la lectura de la exhortación. ¿Y sabes lo que estaban leyendo? Salmo 46:10, “Estad quietos, y sabed que yo soy Dios. Enaltecido seré en la tierra. Seré exaltado entre las naciones.” Dios tiene un propósito, y lo vamos a lograr.  Dios es soberano sobre todo en el mundo, y vale la pena orar a Dios. No sólo es soberano, pero lo segundo es que Dios que provee todo lo que necesitamos. El suministra todo lo que necesitamos.

Quiero mostrarte un pequeño secreto que la iglesia primitiva sabía y que afectó a la forma en que oraban y que nosotros necesitamos saber. Vamos a Hechos 17. Quiero mostrarte un verso que no habla específicamente acerca de la oración, pero nos enseña mucho acerca de la oración y sobre la forma en que la iglesia primitiva veía la oración. Busque en Hechos 17. Este es Pablo hablando en un areópago, y básicamente un grupo de personas muy cerradas a oír el Evangelio. Escuche lo que les dice en 24 y 25. “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor de cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas.” ¿Ves su soberanía allí? Eso es exactamente acerca de lo que Pablo está hablando.

Ahora escucha versículo 25 acerca del Dios que suministra todo lo que necesitamos. “Ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues el es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas”  Entendiste? Quiero que pienses en cómo esto se relaciona con la oración. Permítanme que les lea una vez más. “Ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues el es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas”.

La iglesia primitiva sabía acerca de la oración

Aquí está la clave que la iglesia primitiva sabía acerca de la oración. El secreto lo que sabían era que la clave para ver el poder de Dios en la iglesia no se encuentra en el servicio a Dios, sino en ser servido por Dios. Permítanme repetirlo una vez más. La clave para ver el poder de Dios en la iglesia no se encuentra en el servicio a Dios, sino en ser servido por Dios. La iglesia primitiva no tenía esa mentalidad de que iban a salir y atender a las necesidades de Dios y hacer un trabajo para él. Ellos oraron. Ellos se dedicaron a la oración, porque sabía que Dios iba a cumplir con su trabajo a través de ellos. Y no era salir y tratar de hacer grandes cosas para Dios. Era permitir a Dios que obre con su poder a través de ellos. Y que El iba a suplir todo lo que necesitaban.

Cuando se reunieron en Hechos 4, dijeron: Dios, necesitamos denuedo para proclamar tu palabra, y Dios se lo dio. Hechos 12, Dios, te necesitamos para mostrar el resultado de su liberación. Jacobo ha sido decapitado. Ahora Pedro está a punto de ser decapitado. Dios muestra su liberación, y se la da. Tenemos que abrir los ojos a la salvación. Dios lo hace. Necesitamos que su iglesia los abra. Dios lo hace. Y Dios suple todo lo que se necesita para cumplir la misión de la iglesia. Esta es la gran confianza que tenemos en la oración, que al acercarnos a él podemos saber que tendremos lo que hemos pedido conforme a su propósito que ha de llevarse a cabo a través de nosotros. Él suplirá. Esa es la clave en la oración.

¿Por qué oraba la iglesia primitiva?

Segunda pregunta. ¿Por qué oraba la iglesia primitiva? ¿Por qué debemos orar? Bueno, número uno, que eran totalmente dependientes del poder de Dios. Hechos 4:33 dice que había un gran poder sobre ellos. Literalmente significa mega poder y estaba en la iglesia. Ellos tenían el mega poder de Dios. Esto es lo que quieren que hagamos. Quiero que hagamos un pequeño tours,  y tal vez usted puede subrayar algunos de los momentos en los que oraron y luego escribir una nota al lado de lo que sucedió como resultado de esa oración.

Por ejemplo, comience en Hechos 1:14. Leímos este verso hace un segundo. ¿Qué dice? Dice: “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús y con sus hermanos.” Por lo tanto, aquí están en Hechos 1. Ellos se unen constantemente en la oración. ¿Qué sucede como resultado? Hechos 2:1, el espíritu desciende con poder. Pedro se levanta y predica. Y en Hechos 2:42, tres mil personas más llegan a la fe en Cristo. Así que valía la pena reunirse en oración. Mira Hechos 3:1. Un día Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, de qué? La de la oración. Ellos subían en el momento de la oración, a las 3:00 de la tarde. ¿Qué sucede como resultado de esto? Bueno, un hombre cojo camina por primera vez en su vida. Hechos 4:4 dice que el número de personas que depositaron su fe en Cristo creció a más de 5.000. Tal vez deberíamos reunirnos para orar. Esto parece estar funcionando bastante bien.

La oración

Vamos a Hechos 6. Debido a algunos de los conflictos en la iglesia, la oración estaba siendo relegada a una responsabilidad menor de los apóstoles porque tenían que hacer muchas otras cosas. Así, que decidieron elegir algunos diáconos. Leímos esto hace un segundo en el versículo 3. “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a  siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra”. Vamos a delegar esta responsabilidad a ellos, y vamos a prestar atención a la oración y al ministerio de la Palabra. Así, comienzan a orar. ¿Qué dice el versículo 7? “Y crecía La palabra del Señor.  Y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.”  Parece ser que la oración esta funcionando bien.

Vamos a intentarlo de nuevo. Hechos 7:59. Esta es probablemente mi favorita. Esteban se encuentra en proceso de ser apedreado. Las piedras se lanzaron contra él. Entonces, ¿qué hace? Ora. Hechos 7:59: “Y apedreaban a Esteban mientras el invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu. Y puesto de rodillas, clamo a gran voz: señor no les tomes en cuenta este pecado.  Y habiendo dicho esto, durmió”.  Y Saulo consentía es su muerte. ”  Esteban, mientras era apedreado, estaba orando, por quién? Por Saulo. En la mitad del capítulo 9, escamas caen de los ojos de Saulo. Tuvo un encuentro con Cristo y él se está disponiendo para la predicación del evangelio. La oración funciona incluso cuando usted está siendo apedreado.

Seguimos adelante. Hechos 13:1-3. Ellos se reúnen y oran. “Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquia, profetas y maestros”, y menciona nombres. Ahora escucha el versículo 2. “Ministrando estos al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.  Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.” Señoras y señores, eso inauguró todo el movimiento misionero de la iglesia primitiva. Pablo se va a  un viaje misionero, luego otro, luego otro, y  se inician las iglesias en toda la región porque oraron juntos y el Señor los envió.

Déjame mostrarte una más. Vamos a Hechos 16.  Observa el versículo 25. Esta vez Pedro no esta en la cárcel. Son Pablo y Silas. Busque en Hechos 16:25. “Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los otros presos los oían.” Ya sea que tu estas siendo apedreado o estás sentado en la cárcel, tu oras. ¿Y qué pasa? “Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.  Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar pensando que los presos habían huido. “El había aprendido una lección de Hechos 12. “Mas Pablo clamo a gran voz diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí.  El entonces pidiendo luz, se precipito adentro, y temblando, se postro a los pies de Pablo y Silas. Y sacándolos les dijo: señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos le respondieron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa “

“En un minuto tienes un hombre que te lleva cautivo, que es tu enemigo. Y estás orando, y, de repente, en cuestión de segundos ese hombre está cayendo a tus pies diciendo: “¿Cómo puedo creer en Jesús?” Cómo has hecho? ¿Cómo ve el poder de Dios así? Lo haces postrándote y diciendo a Dios que eres totalmente dependiente de su poder. Sin tu poder, no podemos hacer nada. ¿Dónde aprendiste eso? En Juan 15:5 Jesús, ¿qué les dijo? “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos;  el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de nada podéis hacer”

Más oración por el poder de Dios

¿Creemos realmente en la Iglesia en Brook Hills, que apartados de la oración el poder de Dios puede hacer algo? Es la verdad de la Palabra de Dios. Vamos a girar nuestras ruedas en la actividad religiosa, apartados de la oración por el poder de Dios, y eso no nos llevará a ninguna parte. Pero cada avance importante en este libro es una respuesta a la oración por el poder de Dios. Hoy en día vivimos en una sociedad donde todo es trabajo, más trabajo, más programas, más ideas, más métodos. Vamos a lo mejor o movámonos fuera del camino. Y la iglesia se ha dejado llevar. Tenemos que llegar a nuevas ideas y nuevos programas y nuevos métodos en vez de venir con más oración y más oración y más oración por el poder de Dios.

El libro de los Hechos

Ellos eran totalmente dependientes del poder de Dios. En segundo lugar, estaban totalmente llenos de la gracia de Dios. Hechos 4:33, el mismo verso que decía que tenían gran poder, también dice que tenían  abundante gracia. Abundante gracia estaba sobre ellos. Se que estamos trabajando mucho, sin embargo, Se honra y glorifica a Dios cuando estudiamos su palabra. Yo quiero que veas la gracia. Quiero subrayar la palabra gracia círculo cada vez que la veas en el libro de los Hechos. y quiero que veas su llenura de la gracia de Dios.

Hechos 6:8. Se trata de Esteban. Mira lo que dice acerca de Esteban  “Esteban, lleno de gracia y poder, hacia grandes prodigios y señales entre el pueblo.”   Por lo tanto, Dios se está moviendo a través de Esteban porque el poder de su gracia esta en su vida. Vamos a Hechos 11:23. Esta es la iglesia de Antioquía. Este pasaje lo vimos la semana pasada cuando hablamos de Bernabé. Escuche la descripción de la iglesia de Antioquía. “Este, cuando llegó, y vio la gracia de Dios, se regocijo, y exhorto a todos a que con propósito de corazón permaneciesen fieles al señor” La iglesia estaba  creciendo. Y lo que el dijo es que esto es evidencia de la gracia.

Veamos lo siguiente. Capitulo 13 verso 43, Se trata de Pablo y Bernabé saliendo a plantar iglesias. “Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y Bernabé, quienes hablándoles, les persuadía a que perseverasen en la gracia de Dios.”  14:3. “ Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios.” El plan de Dios es su gracia, y todas estas señales  y prodigios están ocurriendo a causa de su gracia. Versículo 26 del mismo capítulo: “De allí navegaron a Antioquia, desde donde habían sido encomendados a la gracia de Dios.” Todo este viaje misionero describe como la gracia de Dios dirige y completa la obra.

¿Por qué creían eso?

Capitulo 15:11. Hay cierto debate sobre quienes realmente podían llegar a ser cristianos, que podrían ser parte de la iglesia. Dice: “Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos de igual modo que ellos.” Tres capítulos más adelante, hechos 18:27. Habla de la gente que cree en el evangelio. Escucha: “Y queriendo el pasar a Acaya, los hermanos le animaron y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegando el allá fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído. Al llegar, fue una gran ayuda para aquellos que por la gracia habían creído.” ¿Por qué creían eso? Porque la gracia estaba en ellos.

Hechos 20:24.  Es Pablo hablando acerca de los viajes misioneros y la razón por la cual lo hicieron. Escuchen lo que dice: Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mi mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios” He dado mi vida por esto, y quiero dar testimonio del evangelio de la gracia.

Versículo 32: “Y ahora hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.” La palabra de su gracia es todopoderosa.  Una y otra vez la iglesia avanza.  El evangelio se hace más fuerte. Cosas maravillosas están sucediendo porque la gracia de Dios esta sobre ellos.  Una y otra vez se le atribuye a la gracia.

Date cuenta que la iglesia primitiva no crecía porque ahora tenían un agradable pastor, ni porque tenían un nuevo grupo en el culto, ni porque habían nuevos planes y nuevas metodologías, Una y otra vez la intención del Espíritu es mostrarnos que la iglesia crecía por una sola razón: Su gracia. ¿Por qué lo repite una y otra vez? Porque el que da la gracia tiene la gloria!.    Porque si la razón es el nuevo pastor entonces el pastor tiene la gloria, y si la razón es el nuevo grupo musical, entonces el grupo tiene la gloria, si es el método, el programa, las personas, entonces todas esas cosas tienen la gloria.

Pero Dios ha diseñado la iglesia para que al final el poder de su gracia y solo El tenga la gloria.  Dios pone su gracia en nosotros para que le demos todos los créditos a El.  Ellos estaban llenos de la gracia de Dios. ¿No es esta una buena forma de encaminar una iglesia? Dios nos muestra más de su gracia.  Esa oración. Esa es la razón por la cual ellos oraban, estaban llenos de su gracia.

Ellos estaban entregados por completo a la Misió

Ellos dependían del poder de Dios y estaban llenos de su gracia.  Numero tres: ellos estaban entregados por completo a la Misión.  A través de todo el libro de los hechos podemos ver que en todo interviene la oración, que es algo intrínseco de la misión de la iglesia.  Ese es el lugar que ocupa la oración en la misión dela iglesia.  Dios nos ha dado la oración porque Jesús nos ha dado una misión.   Probablemente mi libro favorito de teología de la  misión es deja que las Naciones se alegren, escrito por el pastor John Piper.

Y habla acerca del lugar de la oración en la misión de la iglesia. Quiero que oiga lo que dice:   “Así es como veo su mandato, Jesús llama a las tropas y les da una misión crucial, vayan y lleven frutos, y entréguenlo a cada persona que transmita el código de frecuencia del general al mando y díganles: camaradas, el general tiene una misión para ustedes.  El les va a acompañar.  Y al final el me autoriza a darles a cada uno de ustedes acceso a el a través de este tramite. Si permanecen en esta misión, el les va a dar la victoria, el siempre va a estar con ustedes y les va a dar las tácticas y les va a enviar una cobertura cuando lo necesiten”  No es esto bueno.  Aquí están sus walkie-talkis. Ustedes lo van a ver tan pronto salgan a la misión.  Cuando ustedes necesiten ayuda, solo llamen que él va a suplir todo lo que ustedes necesiten. El va a enviar una cobertura aérea. Les va a enviar refuerzos, les va a decir lo que va a suceder en la batalla, y les va a preparar para todo lo que se le presente.  Ese es el concepto en que la oración intenta ser usada.

¿Por qué oramos?

El problema es que muchas veces la iglesia pregunta ¿Por qué oramos? Vivimos como si la oración no fuera importante.  Así que vivimos preguntando ¿Por qué debemos orar? Sabes porque esa es una pregunta común? Porque no necesitas la oración cuando estas mirando TV, y no necesitas orar cuando estas navegando en el internet y no necesitas orar cuando no hay riesgos envueltos en la vida de la iglesia.  No necesitas orar cuando no hay ningún sacrificio que hacer, no necesitas orar cuando vives una monotonía o una actividad religiosa semana tras semana, no necesitas orar para eso.  Damas y caballeros, eso lo pueden hacer por ustedes mismos, ustedes pueden vivir la clase de vida cristiana que deseen sin que  la oración sea necesaria.  Y eso es posible en nuestra cultura, desde el momento de ser salvos hasta el momento de la muerte, realmente no necesitan la oración.

Aun así cuando tu sacrificas todo para seguir a Cristo, cuando él  es tu única esperanza, tu único anhelo,  cuando tienes que dedicar tu reputación, tu carrera y consagrarlos a Cristo cuando tienes que entregar tu corazón para que otras personas crean en Cristo, cuando el dolor de tu alma es que millones de personas nunca han escuchado su nombre y tienes que librar esa batalla para que el evangelio sea conocido en esos lugares, entonces necesitas la oración.  Tu dependes de la oración_ es tu walkie-talkie_  y siempre tienes la necesidad de encenderlo. Tú no estas siendo llamado a tener más comodidad, tú estas siendo llamado por Dios una y otra vez porque tu vida depende de ello.

La misíon

Si semana tras semana, domingo tras domingo, vivimos en una actividad religiosa, entonces la oración no es necesaria.  Pero, si nosotros,  como familia de la fe, estamos involucrados en la batalla de nuestra alma y de las almas de millones de personas que nunca han escuchado hablar del nombre de Jesús, entonces la oración es fundamental.  Necesitamos la oración porque estamos entregados a esta misión.

Recuerdo en una ocasión que estuve en la India, En esa ciudad habían muchos musulmanes, y muchos de ellos nunca habían sido expuestos al evangelio. Estábamos trabajando con un musulmán de trasfondo islámico que había sido abandonado por su familia y había perdido todo por causa de Cristo.  Yo  iba con el y mientras el grupo iba a diferentes lugares, el y yo explorábamos donde íbamos a ir.  Yo iba en una motocicleta con el, lo que hacia que aumentara su oración  porque en la india ir en la parte de atrás de una motocicleta es altamente peligroso, y eso no es justamente lo que deseas.

Esto es lo que quiero que veas. Quizás en el campo misionero, pero no en una motocicleta. Ese no es el lugar para orar, pero sobre la marcha y donde quiera que iba, se detenía y decía: “Oremos si debemos o no ir a este lugar. Porque Dios sabe lo que está haciendo entre los musulmanes aquí, y hay algunos que están abiertos al Evangelio y hay otros que están muy opuesto al Evangelio. Tenemos que orar  por fortaleza si se oponen al Evangelio. Tenemos que orar por la apertura del evangelio. “Y en cada lugar que fuimos, nos detuvimos y rogaba, una y otra y otra vez. ¿Sabes por qué? Porque se necesita la oración cuando te encuentra en la India y vas a compartir el evangelio y esa es la pasión de tu corazón,  conducir a los musulmanes a la fe en Cristo. Usted depende de la oración.

Nuestra oración sólo se debe al hecho de que estamos en una misión. Ellos  dependen del poder de Dios, están llenos de su gracia y dedicados a su misión. ¿Cómo oran? Ellos oraron con la estructura y oran con espontaneidad. Lo que quiero decir con esto es. Hechos 2:42, el idioma original del Nuevo Testamento, literalmente, dice que se dedicaban a la oración. El articulo “Las” lo vemos en Hechos 2:42, pero no en la mayoría de las traducciones, sin embargo, el punto es que ellos se dedicaban a La Oración, pero definitivamente hay una gran cantidad de evidencias de que en la iglesia primitiva tenia una estructura en su vida de oración, sobre todo cuando se reunían. Ellos hacían oraciones del Antiguo Testamento. Tenían una manera intencional de orar. En eso se basa su estructura, pero también habia espontaneidad en todo este libro, de acuerdo a como se van presentando las necesidades, van orando. La iglesia primitiva tenía tanto estructura como espontaneidad en la oración, y creo  que nosotros necesitamos ambas cosas.

Así es como realmente necesitamos practicar la vida de oración con estructura y espontaneidad. Si su vida de oración es solo espontánea y se terminan las necesidades y no hay estructura para ello, nunca va a orar por todas las cosas que Dios quiere que oremos. Necesitamos una estructura. Si nuestra vida de oración esta basada solo en la espontaneidad, rápidamente se convertirá en poco profunda. Una de las cosas que usualmente hago en mi oración diaria, es orar intencionalmente por diferentes cosas en mi vida, porque sé que así no podré olvidarme de orar por ellas. Por lo tanto, tengo ese tipo de estructura. Pero si eso es todo lo que tenemos, entonces nuestra vida de oración se convierte en madera. Se convierte en una tarea que tenemos que marcar. Y no se supone que sea así. Ellos oraron con estructura y oraron con  espontaneidad, y ambas reflejan una vida dedicada a la oración. ¿Tiene sentido?

¿Cuándo oraron?

Y no sólo la forma en que oraron. ¿Cuándo oraron? Ellos participaron concentrados en la oración constante. Ambas cosas, concentrada y continúa. Puedes imaginar eso? Hechos 1, 4, y 12 son todos,  momentos en los que se reunieron probablemente por horas concentrados en la oración.  Muchas veces decimos, bueno, yo oro cuando siento hacerlo. Se supone que debemos orar sin cesar, no cuando lo sentimos. Nuestra vida de oración no está destinada a ser sobre la base de nuestras emociones. Nuestra vida de oración ha de basarse en el hecho de que tenemos el deber ordenado por Dios de orar.

¿Alguna vez has visto el libro Los cinco lenguajes del amor que los gurús de las relaciones humanas escribieron? Habla sobre como iniciar una conversación entre la esposas y el esposo, acerca de qué tipo de lenguajes del amor hay. ¿Cuál es su lenguaje de amor?, ¿cuál es mi lenguaje de amor? Uno de los lenguajes del amor es “calidad de tiempo”. Creo que el lenguaje de amor de la mujer es “calidad de tiempo”. Sé que el de mi esposa lo es. Yo no voy a ser capaz de llamar a Heather un par de veces durante el día cuando yo lo desee y decir: “Oye, nena, ¿cómo estás? ¿Estás teniendo un buen día? Bueno, adiós.” Si hago eso un par de veces durante el día, llego a la casa tarde de la  noche y me voy a la cama y me  levanto a la mañana siguiente y hago la misma rutina al día siguiente, simplemente esto no va a funcionar, no tendré una buena relación matrimonial. Es necesario que haya calidad de tiempo.

Perseveraban en la oración

Bueno, si es necesario que haya calidad de tiempo con un cónyuge, ¿cuánto más con el Dios del universo? Para pasar 15 minutos o media hora o una hora o dos horas o medio día o un día entero concentrados  en la oración. “perseverar “, la Biblia dice, “perseveraban en la oración.”

Ahora, ¿De dónde oraban? Bueno, ellos se reunieron para la oración y se apartaban para orar. Hacían las dos cosas. La mayoría de las veces que vemos la iglesia orando en el libro de los Hechos,  se reunían como si fueran  una empresa. Por ejemplo, vemos en Hechos 13 que se reunieron como lo hace una empresa, oran, ayunan, y envían a Pablo y Bernabé.

Y en el resto de sus viajes misioneros continuamente están orando  por los que han sido  dispersados.  En Hechos 16:6-8 ellos están orando. Dios dice haz clic aquí. En Hechos 18:9-11 Dios dice quédate aquí. En Hechos 20:22 Dios dice ve allá. Por lo tanto, se están dispersando a orar después de que se reúnen para orar. Ambas cosas deben estar presentes en la iglesia. La oración unidos es importante, y nos vamos a enfocar en ella la próxima semana. Estoy muy emocionado acerca de nuestra reunión el próximo domingo cuando vamos a ver la importancia de la oración colectiva en la iglesia. Y no sólo la oración colectiva, sino también la oración individual, ambas. Cuando miras la historia de la iglesia, no sólo en el libro de Hechos, sino también, en la historia de la iglesia, siempre vemos la mano poderosa de Dios moviéndose, y esto esta vinculado a la oración unida y persevante de la iglesia.

Déjeme darle dos ejemplos. Nueva York, 1857. Fue una época muy difícil en la ciudad de Nueva York. Alrededor de 30.000 hombres durante un período de sólo dos de meses perdieron su empleo. Fue un momento financiero muy difícil. La gente estaba en una situación desesperada. Un señor llamado Jeremías Lampere fue designado como misionero, era un hombre de negocios muy tranquilo. Fue designado como misionero  en NY. Por lo tanto, envió una invitación para los empresarios que quieran reunirse a orar los miércoles de cada semana al medio día. Se hizo la invitación. El día se estableció. El siguiente miércoles va y se sienta, y pasados cinco minutos, diez minutos, no hay nadie, y comienza a caminar de un lado a otro.

Finalmente, pasada  media hora se oye a alguien subir los escalones. Una persona entra, luego otra, luego tres, finalmente seis personas estuvieron orando durante media hora. La semana siguiente 40 personas se presentaron. Entonces dijo, bueno, es necesario orar todos los días. Así, comenzaron a orar diariamente. Pasados dos meses, más de 10.000 empresarios en Nueva York se reunieron todos los días a orar, y Dios comenzó a derramar su espíritu. Y en un plazo de dos años aproximadamente un millón de personas se convirtieron en las iglesias en los Estados Unidos debido a que algunos empresarios creían que era importante orar. Ese es nuestro país, nuestra historia.

Corea del Sur

Esto es un poco más reciente,  en Corea del Sur donde se estima que casi la mitad de la población ya ha llegado a la fe en Cristo. El Pastor Yongi cho, quiero que escuches lo que dice, este pastor Atribuye la tasa de conversión de su iglesia de 12.000 personas por mes – repito-12.000 personas cada mes. Lo atribuye a la perseverancia en la oración. Esa sería una gran semana, un mes importante para nosotros. ¿Cuántos servicios cree usted que se necesita para 12.000 personas el mes que viene y el siguiente mes? ¿Qué sucede cuando oramos? El dijo que la gente iba a orar toda la noche. Ellos iban a la cama temprano en la noche y  se reunirían a las 4:00 de la mañana para orar.

Uno de mis colegas, un compañero, miembro de la facultad en le seminario de Nueva Orleans, ha pasado algún tiempo en Corea. Dijo que una mañana se encontraba en su habitación de hotel a eso de las 4:00 de la mañana, y un ruido del exterior lo despertó. Había un estadio que estaba cerca del hotel donde se hospedaba. Él dijo que el estadio estaba lleno de gente, y todos estaban gritando y gritando. Él pensó para sí mismo, ¿qué tipo de deportes se juega en Corea a las 4:00 de la mañana? Más tarde investigó  que estaba pasando, y alguien le dijo que era la iglesia de Corea que se reunía para orar. Dios, ¿qué pasaría en Alabama, si nos reunimos en los estadios a buscar su gracia? ¿Qué pasaría?

¿Cómo se relaciona la oración con o todo eso?

Este pastor dice que cualquier iglesia puede ver este tipo de crecimiento fenomenal si están dispuestos a pagar el precio de la oración. ¿Esta la Iglesia de Brook Hills dispuesta a pagar el precio dela oración? Dios nos ayude a estar unidos y dedicados a la oración. La última pregunta en la que quiero que pensemos es, qué es lo que ellos piden? ¿Qué es lo que ellos piden? Aquí es donde quiero que relacionen su devoción a la oración a estas otras tres facetas de la iglesia primitiva,  que hemos visto. Ellos se consagraron a la enseñanza de los apóstoles, al partimiento del pan y a la oración. ¿Cómo se relaciona la oración con o todo eso? En primer lugar, oraban por el avance de La Palabra de Dios. Se consagraban a la enseñanza de los apóstoles, y a soportar  la palabra mediante la oración. Y vemos que a través de todo el Nuevo Testamento. Hechos 4, lo acabamos de leer, el Señor, les permiten hablar de su palabra con denuedo. Ellos citan la Palabra en el Salmo 2 utilizando la expresión “tu Palabra dice”. Ahora nos disponemos a proclamar tu Palabra con valentía. Fue la predicación de la Palabra y la oración que lo acompañó, y la oración fue lo que le dio poder a la predicación. Los dos van de la mano. No podemos tener uno sin el otro.

Si predicamos sin oración, entonces sólo estamos participando en la actividad religiosa. Si oramos pero no predicamos,  nos perdemos en el progreso del evangelio. Cuando ponemos la oración y la predicación juntas, entonces vemos como el poder de la palabra cobra vida. Dios nos ayuda cuando nos reunimos en este lugar y oramos para que el poder de la Palabra sea desatado en nuestras vidas, en esta iglesia para que conduzcamos a la gente a la salvación, y que de esa forma como iglesia, podamos ver a Dios en toda su gloria, y que sometamos nuestras vidas a su propósito.

Lo que sucede, es que cada vez que oramos por el éxito de la palabra de Dios, se nos garantiza que Dios responderá y nos dará todo lo que pidamos. Esas son buenas noticias. Algunos dicen, bueno, cuando oro, yo no siento las respuestas de Dios. Bueno, empiece a orar por el éxito de la palabra de Dios. Ore por el avance del evangelio. Ore para que Dios abra nuestros ojos a la salvación. Tome versos de las Escrituras y dígale: “Dios, tu dices en tu Palabra que es su voluntad. Voy a orar  para que esto se vea en mi vida.” Juan 15:7 dice: “Si permanecéis en mi, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” Éxito automático. Ora por el éxito de la palabra de Dios.

Las necesidades de cada uno y el mundo

En segundo lugar, ore  por las necesidades de cada uno y el mundo. Sabemos que esta iglesia primitiva estaba unida de mente y corazón. Estaban unidos en oración. Es una de las cosas que les unían  era  la forma en que preocupaban por los demás. Se preocupaban y oraban por los demás, cuando esto sucede, Dios comienza a darles su corazón a las personas. Esto afectó a la forma en que vivían entre ellos. En Hechos 12, cuando se reunían, oraban por asuntos específicos, no de manera general. No estaban en Hechos 12 diciendo: ¡oh, Señor, en algún lugar alguien está en la cárcel.  Pedro está en la cárcel, Dios. Oramos para que tú muestres tu poder y muestres tu gloria en su vida. Levántalo Dios para que tu gloria sea mostrada. Y ore por las necesidades de los demás y el mundo que le rodea.

Hay un libro, que si estuviera a mi alcance, me gustaría que cada uno de los miembros de esta congragación lo tuviera. El libro se llama “Operación Mundo”. Este libro básicamente es una guía de oración por todas las naciones del mundo y las necesidades representadas en todas las naciones. Si usted comienza a orar con este libro en enero y ora todos los días, al llegar finales de diciembre, habrá orado por todas las naciones del mundo. Naciones de las cuales nunca ha oído hablar, y usted va a orar. Dice lo que está pasando en esa nación, cómo la gente está viniendo a la fe en Cristo, las luchas y las necesidades de la nación y la oración por cada nación.  Qué pequeñas son nuestras oraciones!  Tenemos la oportunidad de ser parte de lo que Dios está haciendo en Camboya y Viet Nam hoy de rodillas.

La recuperación nacional

Esta última semana, por ejemplo, el 11 de octubre se ora por Somalia. Informa que en Somalia. Hay alrededor de 12 millones de personas, más de 99. 9 por ciento son musulmanes, 12 millones de personas. Somalia es el país con menos ley en el mundo y nos dice que en el pueblo de Somalia están desesperados por la paz y la restauración del orden público. Sabemos porque hemos visto algunas de estas cosas en las noticias y la guerra civil que ha sucedido durante la última década. La recuperación nacional es una necesidad, pero la población está traumatizada por el sufrimiento, la muerte, el hambre y el salvajismo de los combates.

Escuchen esto: Más de 300.000 han muerto y más de 25 por ciento de todos los niños menores de cinco años han perecido.

Uno de cada cuatro de todos los niños menores de cinco años, han muerto. ¿Cuántos de nosotros hemos estado orando para Somalia? ¿Cuántos de nosotros hemos inclinado nuestros rostros por Somalia? En un país donde el 99.9 por ciento es musulmán, la iglesia de Somalia ha pasado a la clandestinidad. En el momento de la impresión de este libro, Somalia tenía un  índice de 25 de la persecución en el mundo, lo que básicamente significa que es el país No.25 más peligroso para estar siendo cristiano. Ahora ha aumentado al número cuatro. ¿Cuántos de nosotros hemos estado orando por nuestros hermanos y hermanas en Somalia? Ellos estiman que hay unos 2.000 cristianos de Somalia. Los 2.000 cristianos en un país de 12 millones en sufrimiento y hambruna, ¿usted cree que necesita la iglesia americana orar por ellos?

Que Dios nos ayude a no descuidar las necesidades de nuestros hermanos y hermanas de todo el mundo y las necesidades de los que se pierden en todo el mundo al no orar por ellos. 1 Samuel 12:23, “Así que, lejos esté de mi que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros”  Nuestras oraciones son pequeñas. Tenemos que orar por las necesidades de cada uno y las necesidades del mundo que nos rodea. Les sugiero esto. Se ha hecho el pedido de algunos de estos libros, y si deseas puedes comprar una copia la próxima semana. Hay versiones en CD, hay versiones para niños. Usted puede encaminar a sus hijos a orar por el mundo.

La propagación de la adoración a Dios

En tercer lugar, el éxito de la Palabra de Dios, las necesidades de todos en el mundo y la propagación de la adoración a Dios. El libro de los Hechos, en 36 ocasiones habla de cómo la iglesia está creciendo. Más de la mitad de las veces se le atribuye directamente a la oración, la propagación de la adoración a Dios. Habla del partimiento del pan. Ese fue el centro del culto de la iglesia primitiva. Y vamos a ver aquí cómo la oración estaba presente en todas las cosas. Ellos creyeron, en Hechos 4, lo que dice el Salmo 2. Recuerde el Salmo 2:8? “Pídeme, y te daré por herencia las naciones.” Ellos dijeron: Dios, sé que quieres que tu gloria sea proclamada a través de tu hijo en todas las naciones. Por lo tanto, oramos por eso. Conocían Habacuc 2:14. “Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar”. La iglesia primitiva lo sabía. Dios, tu gloria va a cubrir la tierra entera, y por eso oramos. Vamos a orar día a día que podamos mostrar su gloria y que El muestre su gloria, y abra los ojos para que las naciones vean su gloria y sea adorado en todas las naciones.

Y  once hombres, y alrededor de un centenar más, se unieron y revolucionaron el mundo en 28 capítulos. ¿Cómo se hace eso? Usted hace eso por la pasión de difundir la adoración a Dios y ver cómo la oración, sobre la base de la Palabra, llega a ser el fundamento de nuestra adoración.

Una de mis historias favoritas de los últimos tiempos se trata de un hombre llamado D L Moody. Probablemente me has escuchado hablar de él. Se trata de un hombre que predicó en el centro de la ciudad de Chicago.

Dios comenzó a derramar su espíritu de manera increíble, mucha gente vino a la fe en Cristo. Él comenzó a predicar, y  un gran avivamiento empezó a surgir cada  vez que estaba predicando, Chicago, Nueva Inglaterra, y luego en Europa. En el comienzo de su ministerio, cuando Moody, terminó de predicar un domingo en la mañana en Inglaterra, escribió en su diario que ese era uno de los momentos en que predicaba y parecía que nadie estaba escuchando. Los predicadores tienen ese tipo de momentos. Es muy humillante cuando esto sucede. Eso nunca sucede en la Iglesia de Brook Hills, pero sucede en otros lugares a veces, ¿Están todos aquí?_  Así que se fue después del servicio en la mañana. Se suponía que debía regresar y predicar esa noche. Él no estaba muy emocionado porque el servicio de domingo por la noche no suele ser más emocionante que el servicio de la mañana del domingo.

Así que, esa noche volvió  listo para salir de la ciudad. Mientras predicaba percibió una atmósfera diferente en aquel lugar. La gente estaba sentada en el borde de sus asientos escuchando atentamente. Él compartió el Evangelio, y al final se levantó y les dijo: “Si usted quiere poner su fe en Cristo, quiero invitarlos a ponerse de pie donde se encuentra.” Y la gente en todo el lugar, se puso de pie.  Moody se sorprendió. El domingo por la mañana, nadie estaba escuchando, y la noche del mismo domingo, todas estas personas están de pie. Pensaba, bueno, tal vez no entienden lo que dije. Por lo tanto, les dijo que volviera a sentarse y compartir el evangelio de nuevo. Luego dijo: “Ahora que he explicado, si realmente quiere dar a su vida a Cristo, de pie donde se encuentra.” Bueno, más gente se puso de pie este momento que la primera vez.

La fe en Cristo

Moody todavía no estaba convencido, sin embargo. La verdadera historia. Él dijo, “vuelva a sentarse.” Explico el evangelio otra vez, y dijo: “Si usted realmente desea dar a su vida a Cristo, Vamos a encontrarnos con el pastor en una habitación fuera de templo y vamos a compartir con ustedes cómo usted puede poner su fe en Cristo. ”  Así que permanecieron todos de pie, y estaba lleno de gente. Moody todavía no está convencido. Explicó el evangelio una vez más, y me dijo: “Es la última vez que voy a decir. Si quieres dar tu vida a Cristo, vuelva mañana por la noche y habla con el pastor aquí.” Luego los despidió. La mañana siguiente se embarco en un barco y navegó a otro lugar. Unos días después, recibe un telegrama del pastor que decía: “Moody, tiene que volver por aquí. El lunes vinieron mas personas que el domingo. Todos quieren dar su vida a Cristo.” Moody volvió y predicó durante semanas, y cientos y cientos de personas vinieron a la fe en Cristo.

Moody era u hombre muy curioso. Quería saber que fue lo que sucedió ese domingo, desde la mañana hasta en la noche, ¿Qué hizo la diferencia? Por lo tanto, hizo algunas investigaciones y encontró que había una mujer postrada en cama en esa ciudad que no había estado en la iglesia esa mañana a causa de su enfermedad. Cuando una hermana fue a llevarle el almuerzo, le pregunto a la hermana, “¿Cómo estuvo la iglesia esta mañana”? La hermana dijo, “Oh, fue todo bien. Un señor llamado DL Moody predicó. No fue muy emocionante.” Los ojos de la mujer en cama se iluminaron y dijo: “He oído hablar de este hombre. He leído sobre él en una revista, y he estado orando para que Dios lo trajera a nuestra iglesia.” Ella dijo: “Pon la comida a un lado. Voy a ayunar y a orar el resto del día, porque creo que Dios quiere traer un avivamiento espiritual poderoso a través de este hombre.

“Somos unos tontos si pensamos que va a pasar algo por nuestras propias fuerzas.” Sin el poder de Dios y el Espíritu Santo, no podemos hacer nada. Sin embargo, con el poder de Dios y del Espíritu Santo, vamos a ver el avance de su Palabra y vamos a ver la necesidad en cada vida que aquí se reúna y veremos la propagación de la adoración a Dios. Vamos a pedirle a Dios que nos dé las naciones. Vamos a pedirle que lo haga de tal manera que sólo él tenga la gloria. Y vamos a creer que él está dispuesto ahora y todos los días a conceder lo que necesitamos en la Iglesia de Brook Hills para impactar el mundo para su gloria.

Oraciones a Dios

Porque oramos tan poco, Dios no nos da una iglesia de 10.000 o 20. 000a.  Ese no es el punto. Queremos que 12.000 personas vengan a la fe en Cristo cada mes en todo el mundo a causa de lo que está haciendo a través de nosotros. Por lo tanto, vamos a hacer oraciones a Dios y vamos a creer que la historia pertenece a los intercesores que inclinan sus rostros delante de Dios y dicen, Dios, queremos que nos llenes de tu gracia y nos dedicamos a tu misión. Dios, muéstrate a través de nosotros. Muéstreles tu persona. Muéstrales tu carácter. Muéstrales tu gloria. Hazlo a través de nosotros. Dios,  danos las naciones, y hazlo de tal manera que sólo tu tengas la gloria. Esa es la forma como vamos a orar. Y Dios ha prometido responder a ella. ¿Por qué no nos entregamos a la oración?

El reto para nosotros es que nos dediquemos a la oración. Quiero que nos llamen esta semana a una semana de oración en la iglesia de Brook Hills. Quiero darle tres desafíos, y quiero pedirles a todos nosotros en esta sala que son seguidores de Cristo a tomar estos tres desafíos antes de que volvamos el próximo domingo. Tendrá un gran impacto en lo que suceda cuando regresemos el próximo domingo.

El primer desafío es el siguiente: Memorizar y orar un versículo de las Escrituras cada día, durante todo el día, puede utilizar el mismo verso todos los días o un verso distinto cada día. Hemos visto que Dios ha prometido dar el éxito cuando oramos de acuerdo con su Palabra. Lo que quiero que haga es que mire su vida, y la situación en que  se encuentra, y que busques un versículo de las Escrituras que hable de lo que está pasando en tu vida y quiero que usted utilice este versículo para alimentar su oración durante todo el día.

Confío en ti como mi refugio

Por ejemplo, si usted está experimentando dolor por las situaciones de su vida, memorizas el Salmo 46:1, “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.” Memoriza y ora por eso durante todo el día. Dios, confío en ti como mi refugio. Dios, muéstrate fuerte como mi amparo. Dame fuerza hoy. Esa es una oración que Dios ha prometido darnos, en su Palabra. ¿Tiene sentido, orar sobre un versículo de las Escrituras durante todo el día todos los días? Tal vez usted elija  siete versos diferentes. Eso sería genial. Tal vez usted necesita detenerse en el mismo versículo una y otra vez. Orad, pues, un versículo de las Escrituras y es necesario que lo recuerde en su mente y en tu corazón, y ore en el transcurso de cada día.

El segundo desafío es apartar esta semana un tiempo cada día para orar de manera estructurada y concentrada por las necesidades locales y globales a su alrededor. Algunos de ustedes ya lo hacen y pasan una hora o dos al día en ese tipo de oración. Tal vez usted ya lo hace.

Pero si no, comienza sólo con esta semana. No comience a soñar sueños grandiosos que lo va a hacer cuatro horas al día durante el resto de este año. Eso sería genial. Creo que sería increíble. Pero vamos a concentrarnos en esta semana. Y cada día ora por las necesidades locales y globales a su alrededor. Por ultimo mi tercer desafío se refiere a lo que estábamos hablando. Quiero que empecemos a orar como iglesia, cada día, la oración siguiente: Dios, danos las naciones y hazlo de tal manera que sólo tu tengas la gloria. ¿Suena como una buena oración para orar juntos? Oremos para que todos los días, como en tiempos de la dispersión. Y vamos a juntarnos a orar la próxima semana, y la siguiente y vamos a creer que Dios quiere darnos las naciones en una forma que solo él reciba la gloria.  Es bueno orar

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!