Capítulo 46: Vida centrada en la Cruz - Radical

Capítulo 46: Vida centrada en la Cruz

La cruz es el centro de la vida cristiana. Desde la eternidad pasada hasta la vida eterna, la cruz es central en nuestra redención y esperanza. En este mensaje sobre 1 Corintios 2:1–16, David Platt enseña a los cristianos que la cruz debe ser el centro de sus vidas.

  1. Porque la cruz representa el afecto predeterminado de Dios por ti.
  2. Porque la cruz demuestra la sustitución pasada de Dios por ti.
  3. Porque la cruz aclara la ejecución diaria de Dios en ti.
  4. Porque la cruz hace posible la comunión constante de Dios contigo.
  5. Porque la cruz asegura la glorificación futura de Dios en ti.

Si tiene una Biblia, y espero que sí, permítame invitarles a que la abra conmigo en 1ra Corintios capítulo 1. 1ra Corintios capítulo 1. Estoy profundamente al tanto esta noche de que estoy viendo a un grupo de personas con diferentes tipos de necesidades en sus vidas. Varios de ustedes necesitan felicidad ahora mismo en sus vidas. Para varios de ustedes, las ocupaciones, y las cargas de esta vida les están hundiendo, y ustedes anhelan por un profundo y permanente gozo que reemplace su circunstancia. Varios de ustedes necesitan paz.

Están luchando quizás con decisiones fuertes, caminando a través de situaciones donde no están seguros qué hacer después. Quizás las cosas no están funcionando exactamente en la forma en que lo había planeado, exactamente en la forma en que las visionaste. No estás seguro de cuál es el próximo paso a tomar. Algunos de ustedes necesitan consolación. Había tres miembros de nuestra familia de fe que fallecieron la semana pasada, así que sé que al menos hay tres familias dentro de nuestra comunidad que tienen gran necesidad de consolación.

La Cruz de Jesucristo

Varios de ustedes necesitan amor, pueden sentirse solos, y realmente solo desean que alguien esté disponible para tornar hacia esa persona. Varios de ustedes necesitan fuerzas. Creo que hay algunas personas en este lugar que probablemente sienten que están al final de sí mismos, quizás en el trabajo, quizás en la casa, quizás como madre, o padre, una madre soltera, o un padre soltero, viuda, viudo, esposo, esposa, soltero. Se está preguntando dónde están los recursos para armarse, para continuar hacia adelante con lo que tiene que alcanzar. Lo que quiero proponer esta noche es que tu única esperanza de gozo, tu única esperanza de paz, y tu única esperanza de consolación, y tu única esperanza de amor, y tu única esperanza de fuerza en esta vida se encuentra en la Cruz de Jesucristo.

La Cruz como su única esperanza

Mi enfoque esta noche es mostrarte que tu única esperanza en esta vida se encuentra en la brutal, sangrienta, humillante, horripilante muerte de un hombre desnudo en un madero. Esa es tu única esperanza. Ahora, me doy cuenta de que suena atrevido y quizás hasta extraño para algunos, si no todos, pero mi deseo, mi oración es que esta noche cada persona en esta sala salga de este lugar aferrándose a la Cruz como su única esperanza, que ustedes vean la Cruz de Jesucristo en el centro de todo lo que usted hace, y todo lo que usted es, y todo lo que usted quiere y todo lo que usted necesita, y todo lo que usted anhela en esta vida.

Ahora, aquí está cómo quiero mostrarles esto a ustedes. Quiero hablar esta noche específicamente a los cristianos, a hombres y mujeres en esta sala que han encontrado el perdón para sus pecados en la cruz de Cristo, hombres y mujeres en esta sala que han venido a la cruz y encontraron salvación para sus almas. La razón por la cual quiero hablar específicamente a cristianos es porque a quien esta carta llamada 1ra Corintios está escrita.

Miren al principio de 1ra Corintios capítulo 1 usted ve al autor y la audiencia desde el principio. “Pablo”, él está escribiendo esta carta, “llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, – aquí está a quien va dirigida- a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro: Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.”

De manera que está dirigida a cristianos. Entonces el asunto es que si usted ha estado leyendo a través de 1ra y 2da Corintios, en las últimas semanas en nuestro plan de lecturas bíblicas como iglesia, ustedes han visto este capítulo, parte del capítulo que vamos a leer esta noche es fundamental para ambos libros, 1ra y 2da Corintios, porque Pablo está hablando a un grupo de cristianos que han recibido salvación en la cruz, que han encontrado perdón para sus pecados en la cruz, pero lo que han hecho es moverse de la cruz a mas grandes y mejores cosas en la cristiandad, así pensaban ellos.

Y Pablo dice, “No, no, no, no, no. Ustedes no dejen la cruz atrás. La cruz está en el centro de todo, no solo en el punto donde ustedes se convierten en cristianos, sino en toda la vida cristiana” de manera que lo que quiero hacer es hablar específicamente a cristianos, y quiero mostrarles cinco razones del por qué la cruz es el centro de su vida, sin embargo, sé que hay algunas personas en esta sala que no son cristianos. Hay varios que no son seguidores de Cristo.

Entonces mi deseo para usted es que usted vea cuán preciosa, y maravillosa, y hermosa es la cruz de Jesucristo, y por primera vez que ustedes en su alma salgan corriendo hacia la cruz como su única esperanza no solo en esta vida, sino por toda la eternidad. Entonces, ahí es que vamos y quiero que comencemos en 1ra Corintios 1:18. Quiero que leamos juntos y entonces considerar este reclamo de que la cruz está en el centro de nuestras vidas, debe estar en el centro de nuestras vidas.

1ra Corintios 1:18

“Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos. ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba? ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo? Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres.

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia. Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor.

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

Tu Espíritu

Hagamos una parada ahí, y oremos. Dios venimos a Ti, todos nosotros, yo incluido, con una variedad de necesidades. Solo Tú estás familiarizado con cada situación en esta sala, cada circunstancia en este lugar, y cada anhelo, y cada deseo, y cada necesidad en este lugar. Así que oro que no hable con voz sublime de sabiduría, sino que estos próximos momentos sean una demostración del Espíritu y de poder en tu Palabra. Oramos que Tú tomes esta palabra y por tu Espíritu se haga valer en todos los corazones de esta sala.

Confiamos que ninguno de nosotros está aquí por accidente, y oramos para que tomes esta palabra y la implantes en nuestras vidas, en nuestros corazones, que Tú en todo este salón guíes a personas por tu Espíritu a la cruz de Cristo por primera vez. Y que guíes a cristianos, aquellos que conoces en Cristo, que nos guíes a ver la cruz con nuevos ojos y perspectiva fresca, y que nos recuerdes la belleza y centralidad de la cruz. Queremos ver una demostración de tu Espíritu y poder, en tu Palabra esta noche, y así oramos y vamos en los próximos momentos con gran anticipación. En el nombre de Jesús. Amén.

La boca de Dios

Aquí hay mucho de la boca de Dios, y he luchado con la mejor forma de cómo guiarnos a través de esto. Lo que quiero hacer y en donde vamos a permanecer principalmente en la última parte aquí de 1ra Corintios capítulo 1. Veremos cuánto podemos entrar en el capítulo 2, pero 1ra Corintios capítulo 1, última parte. Lo que quiero que hagamos es que caminemos a través de esta imagen. Está hablando acerca de la cruz. Quiero que lo hagamos de manera cronológica, y lo que quiero decir con esto es que quiero que comencemos desde la perspectiva de la eternidad pasada, y quiero que veamos en la cruz desde la eternidad pasada y seguir todo el camino hasta la eternidad futura, y ver la cruz cronológicamente.

Verán lo que quiero decir mientras avanzamos, y durante el trayecto ver cinco razones del por qué la cruz está en el centro de tu vida como un cristiano. Entonces, aquí está la razón número uno, razón número uno del por qué la cruz está en el centro de su vida, porque la cruz representa el afecto predeterminado de Dios para ti. Porque la cruz representa el afecto predeterminado de Dios para ti. De manera que aquí quiero reconocer desde el principio que estoy empezando con el más desconcertante, causante de confusión, que induce debate, sucintamente de e-mails señalando en todo el tiempo que estaremos juntos, hoy está justo aquí.

Dios es para ti

La cruz es el centro de tu vida porque representa el afecto predeterminado de Dios para ti. De manera que quiero subrayar un par de palabras, dos palabras claves. Son mencionadas en varios momentos distintos cada vez en este texto. Empiece conmigo en el verso 22. Vamos a leer esto, una vez más esta parte y voy a decirles cuando subrayar, dos palabras. Verso 22 dice, “Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los—¿qué?— llamados subraye eso: mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios, para aquellos que son llamados.

Y luego llegamos al verso 26 y Pablo dice, “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación” subráyela una vez más, es mencionada dos veces ahí en el pasaje que leímos. De hecho, usted puede volverlo a ver al principio de 1ra Corintios capítulo 1, el cual leímos bien rápido, pero en capítulo 1:2 él usa la misma palabra, “a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos –subráyela– con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo”, de manera que tres veces él ha hablado acerca de cómo Dios es llamado.

De manera que esa es la primera palabra. La segunda palabra, vaya al verso 27. Pablo dice, “sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios” –subraye– “escogió”. Él escogió lo que es necio en el mundo para avergonzar a los sabios. “escogió Dios”, subraye eso otra vez, “y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte” verso 28, “y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios” subráyelo por tercera vez, “escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es”.

La gracia de Dios

De manera que estas son las dos palabras en las que quiero que piensen por un segundo. Llamado, escogió. Llamado y escogió. Empecemos con la primera. Llamado, esta es una palabra que Pablo utiliza en diferentes puntos para describir la gracia de Dios para atraer personas a Sí mismo, cómo Dios atrae personas a sí mismo en Salvación, cómo Él trae personas a ellos mismos. Él las llama. Y en esto vimos anteriormente al principio del capítulo, llamados para ser santos, llamados para salvación.

De hecho, para ayudarnos a entender esto, vayan algunas páginas atrás en sus Biblias a Romanos capítulo 8. Romanos es el libro justo antes de 1ra Corintios. Vaya a Romanos 8:28, creo que este verso es probablemente muy familiar para muchos cristianos en esta sala. Romanos 8:28. Quiero que veamos el contexto aquí.

Romanos 8:28 dice, Pablo escribe, “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también ¿qué? llamó subráyela, y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.”

Entonces, nota la relación aquí que Pablo nos está mostrando en Romanos 8, entre los que Él predestinó también llamó. A los que llamó también justificó. A los que justificó también glorificó. Él los está llamando de acuerdo con su propósito, y esta es la clave. Romanos 8:28 varias veces es tomado lejos del contexto. Dios va a hacer que funcione todo a aquellos que le aman. Eso no significa, cristiano, que todo siempre va a salir bien para ti, y será floreado, y siempre serán circunstancias maravillosas.

¿Pueden decir amén a eso?

Da fe de esta realidad, sí. Pero eso no significa que Romanos 8:28 está mintiendo. La realidad es que todas las cosas ayudan a bien. ¿Qué es lo bueno? Lo bueno es, vaya conmigo al verso 29, “Lo que Dios ha determinado hacer”. Él ha determinado tomar tu vida como cristiano y conformarte en la semejanza de su hijo, en la semejanza de Cristo. Eso es lo bueno. Lo mejor es mirar como Cristo, conocer como Cristo, y ser como Cristo. Y la realidad es a veces, yo diría, a veces, o la mayoría de las veces en las pruebas es que estamos más conformados en su semejanza.

De manera que nos podemos gozar en las pruebas. No algo trillado, poner una sonrisa en su cara y actúe como si todo está bien y sencillo, no. Si no, regocijarse, porque aún en los tiempos más oscuros en tu vida, Dios está obrando en ti la imagen de su Hijo, y enseñándote quién es Cristo, y conformándote en su imagen. Y ese es el bien que queremos como cristianos. Y lo que él está diciendo aquí es, “Esto es lo que Dios predestinó; es su propósito que yo haga esto. A los que predestinó también llamó. A los que llamó también justificó y a los que justificó también glorificó”

En otras palabras, usted puede llevar eso al banco. Usted ha sido llamado, usted va a ser conformado a la imagen de Cristo, y un día eso va a ser completado y usted va a ser glorificado en Él. Son buenas noticias. Ahora, no estoy supuesto a predicar acerca de Romanos 8:28-30. Tengo suficiente material en 1ra Corintios 1, pero eso es clave. Hemos sido llamados, atraídos a Cristo, para ser más como Cristo. Así que ahora vaya a romanos capítulo 11. Ahora, Romanos capítulo 9, 10, y 11 ahí están los desconcertantes, causadores de confusión, inductores de debates, tres capítulos en la Biblia hablando acerca de la misericordia y gracia de Dios en la Salvación.

La palabra “llamado”

Lo que quiero mostrarles es la palabra “llamado” usada una vez más en Romanos 11:29. Al final de toda esta imagen de la cual él está hablando, cómo Dios atrae personas a sí mismo, él dice, “Porque irrevocables son –Romanos 11:29–los dones y el llamamiento de Dios.” subraye la palabra “Llamamiento”, esto no está hablando acerca de un llamado a una tarea en particular, como “soy llamado a irme al Este de Asia” o “soy llamado a pastorear una iglesia”, o “soy llamado a hacer esto o aquello en una profesión”. No, esta es una atracción a Dios, llamado a Dios, atraído hacia Él en Salvación, y el llamado de Dios es irrevocable.

Dios, esto es lo que vimos en Romanos 8:30, Dios completa lo que Él inicia. De manera que esa es la imagen del llamado. Ahora, tenemos esta otra palabra en 1ra Corintios 1, “escogido”, de forma que pueda ayudarnos a entender esta palabra vayamos hacia la derecha de 1ra Corintios, solo algunos libros, al libro de Efesios capítulo 1. Entonces, en 1ra Corintios vaya a la derecha, llegará a 2da Corintios, luego Gálatas, y el próximo libro es Efesios, solo algunas páginas más adelante. Efesios capítulo 1, y quiero que busquen conmigo ahí en el verso 3 y siguientes.

Efesios 1:3, miren esto. Pablo escribe aquí, “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según ¿qué? nos escogió –subraye eso– según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.” ¿Escuchó eso? Desde antes de la fundación del mundo, Dios escogió, nos predestinó para ser sus hijos. Ahora algunas personas dicen, “no entiendo acerca de todo esto de escogió y predestinó en la Biblia” Bueno, ¿Qué va a hacer con Efesios capítulo 1? ¿Lo va a tirar por la ventana?

¿Por qué querría tirar eso?

¿Por qué querría tirar eso? Eso es bueno. Mantengamos eso ahí, junto al resto, pero sí, no queremos tirar eso por la ventana. Eso es bueno. Piénselo. Cristianos, antes que el sol se formó, antes que una estrella fue puesta en el cielo, antes que las montañas estuvieran en tierra, y los océanos fueran brotados en la tierra, el Dios del universo puso su vista en tu alma. Y a través de la cruz Él predeterminó, mostró su afecto por ti. De manera que cuando tiene que ver con la Cruz de Cristo en el centro, no tengo que ir ahí todavía, pero llegaremos.

Vuelva conmigo a 1ra Corintios capítulo 1. Vuelva por un segundo. 1ra Corintios capítulo 1. Ahora usted nota llamado, escogido. Mírelo cómo cobra sentido. Ahora, quiero que vea esto en el contexto de primera de Corintios capítulo 1, especialmente verso 18, porque esto es impresionante cuando piensa en ello. Quiero que vea el contraste aquí. En el verso 18 hay dos tipos de personas, dos respuestas diferentes a la cruz. Dos tipos de personas con dos tipos de respuestas a la cruz, verso 18

“Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” ¿Lo nota? Dos tipos de personas, dos respuestas distintas a la cruz. Primero, aquel que se pierde la cruz es absurda, absurda, absolutamente absurda. La idea de que Dios venga como hombre, párese ahí y ya ha aislado billones de personas que están diciendo “no, no puede ser”

Dios no se rebajaría a sí mismo siendo hombre

Ya ha puesto a un lado a cada musulmán que dice que Dios no podría, Dios no se rebajaría a sí mismo siendo hombre. En adición a los demás incontables que dirían “que no hay manera en que un hombre se divino” de manera que ya ha cruzado al reino de lo absurdo con billones de personas aquí. Luego tome un paso más de que Dios se haga hombre. Él tomaría una vestidura de carne humana en Cristo y se crucificaría. Ahora cuando ven esas palabras, Cristo crucificado, sienta el horror, el shock, y el temor en eso.

Tenemos, por una buena razón, reverencia y respeto por la cruz. Hoy, necesitamos ponernos a nosotros mismos en el siglo primero. No había nadie andando por ahí con cruces alrededor del cuello en el primer siglo. Y nadie colgaba cruces en las paredes de los hogares en el primer siglo. Es como usar una silla eléctrica en el cuello hoy. Poner un cuadro con la imagen de una mesa de inyección letal, excepto que peor, porque esta forma de asesinato, ejecución, fue diseñada para sea lo más tortuosa posible, ser tan vergonzosa y humillante posible para el peor de los barbaros.

Ni siquiera el más cruel ciudadano romano acusado de un crimen sería crucificado. Tenía que ser un ciudadano no romano, un bárbaro, esclavo, colgado desnudo en una cruz ensangrentada y maltratada para que todos vean mientras está colgando con clavos en sus brazos y pies. Y la afirmación que esto determinaba el destino de cada persona en toda la historia por toda la eternidad es absurdo para muchos. Pablo dice en el verso 23, “Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero” eso es una subestimación, “tropezadero para los judíos” para los judíos ver la palabra Cristo el Mesías y crucificado al lado uno del otro era blasfemia.

Abuso de niños piadosos

Eso sería como decir, “abuso de niños piadosos”. De ninguna manera. Una persona judía conociendo Deuteronomio, cualquier persona que es colgada en un madero está maldita por dios. El Mesías no sería maldecido por Dios, de manera que para muchos judíos era absurdo. Y entonces para muchos gentiles, locura para gentiles. La palabra significa literalmente demencia. Los gentiles escuchan que un hombre judío muere en un pedazo de madera en un lugar no descrito, en una montaña no descrita, y así es como ellos respondan a eso determinará su eternidad. Eso es ridículo. Eso es demencia.

Y si somos honestos esto es absurdo a los americanos. Es decir, tómese a usted mismo fuera de la historia aquí por un momento. Cuando escucha noticias que las autoridades políticas en un país pequeño del medio Oriente ha tomado a un hombre que afirma ser el Salvador del mundo y lo ejecuta, esa historia pasa desapercibida para nosotros, y continúanos de manera muy rápida con nuestra vida. No pensamos nada al respecto. Imagine tomar a un hombre exitoso americano que tiene un buen trabajo, un buen carro, una bonita casa, una buena vida, un hombre que se ha formado.

E imagine tomando a la una mujer americana libre pensadora que se deleita en su independencia de todo incluyendo a Dios. Imagine que los tomemos a ambos fuera de la ciudad a un basurero, donde un hombre colgado por clavos de un madero, y diciendo “este hombre afirma ser el rey y señor de tu vida, que merece toda la adoración, toda la alabanza y toda la obediencia”. Ellos se reirían ante tal afirmación.

A lo mucho, ellos sentirían pena por el hombre en su degenerada condición. De manera que tenemos que ver esto bien claro. A aquellos que están perdidos la cruz le parece absurda, Judíos, y gentiles, igualmente americanos. Pero Pablo escribe a otro grupo aquí. A un grupo de Judíos y Gentiles que han creído en Cristo.

Gentiles que han creído en Cristo

No pierda esto. Hay otro grupo aquí. Aquellos que están perdidos la cruz le parece absurda, pero aquellos quienes han sido salvados la cruz evoca temor. Verso 18 dice, “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios”. Hay todo un grupo de personas aquí, de las cuales Pablo es una, que no ven la cruz como algo absurdo. Ellos ven la cruz como poderosa. No es absurdo para ellos. Es un temor inspirador para ellos. De manera que aquí está la pregunta. ¿Por qué? ¿Por qué un grupo de personas lo ve como absurdo y otro grupo de personas lo ve como un temor inspirador?

¿Cuál es la diferencia entre los dos grupos? ¿Qué ocasiona que un grupo de personas responda a la cruz en temor? No ninguna cualidad específica en esas personas. Aquellos que son salvos, aquellos que ven el poder de Dios en la cruz, no hay cualidad en ellos que evoque ese tipo de respuesta. Eso es lo que Pablo está diciendo a través de este pasaje. Él está diciendo, “Ustedes son Cristianos. Seguidores de Cristo. Han sido salvos en la cruz, no por nada de ustedes”

En el verso 26 dice, “Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles” en otras palabras, ustedes no fueron votados los más propenso a tener éxito. Ustedes ni siquiera estaban en la imagen. Él continúa diciendo, en el verso 27, cuando está hablando acerca de a quién Jehová elige, y la realidad es que él está hablando a cristianos, que han sido atraídos por gracia a Cristo, llamados por Cristo, escogidos por Cristo en toda esta imagen. De manera que las palabras que están aquí están describiendo a los cristianos.

Lo que es locura para el mundo, lo que es débil para el mundo, lo que es bajo y despreciado en el mundo, aún las cosas que no lo son. Pablo está diciendo, “es como si usted es nada” a ellos Dios ha llamado. Él está llamando a “don nadie”, y lo que Pablo está diciendo es, “Ustedes están respondiendo en temor en la cruz no teniendo nada que ver con cuán inteligente eres, donde naciste, o que has logrado. Ustedes no están en la iglesia por alguna cualidad específica en ti. Ustedes están en la iglesia solo por la soberana misericordia de aquel que llama”

La llamado de Dios

Quiero que siga conmigo aquí porque esto es inmenso. Este es ese momento en mi estudio esta semana, he caminado a través de este pasaje anteriormente. He enseñado de este texto antes, previamente a Brooks Hills. He estado a través de 1ra Corintios 1, pero es ese momento en el estudio en donde caí sobre mis rodillas sin palabras temeroso de darme cuenta que la única diferencia en este texto entre aquellos que piensan que la cruz es absurda y aquellos que creen en la cruz en temor, la única diferencia entre ellos es el misericordioso llamado de Dios.

Es la única cosa que los separa. Cristianos, tantas personas miran a la cruz y ven algo absurdo. Entonces, ¿Por qué usted ve la cruz y ve maravillas? ¿Es usted más inteligente que los demás? ¿Es usted mejor que el resto? ¿Es más agudo que todos los demás? ¿Es usted más humilde? No. es por la misericordia de aquel que ha llamado que usted mira la cruz y ve la belleza en vez de lo absurdo. Es solo por su misericordia.

Ahora, una vez más, esta es la parte que desconcierta la mente, causa confusión, induce al debate, y suscita correos electrónicos de toda esta imagen, porque no presumo de saber cómo todo esto cobra sentido. Es por esto que quiero pausar un momento aquí, y poner en sus notas un cauto. En este pasaje quiero que reconozcan la iniciativa de Dios. Él llama. Dios llama. Dios escoge. Ese es el lenguaje que el texto utiliza. De manera que quiero ser fiel a eso. Existe una iniciativa divina aquí, pero mientras usted reconoce esa iniciativa de Dios también recuerde la responsabilidad del hombre.

De manera que no pierda la vista en eso tampoco, porque usted va al verso 21, y dice al final del verso 21, usted puede subrayarlo, “agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.” Aquí está, para salvar aquellos que creen aquellos que creen, existe algo aquí de lo cual los hombres son responsables, hombres y mujeres, son responsables de hacer, creer, y somos responsables ya sea por creer o no. No somos títeres sobre un escenario divino controlados por un fatalismo divino. Eso no es lo que las escrituras enseñan.

La misericordia de Dios en su corazón

Las escrituras enseñan muy claro que cada persona en esta sala viene a la cruz con una decisión. ¿Darás la espalda y dirás “locura”, y te postrarás sobre tu rodilla y encontrarás el perdón? Y cada persona en esta sala es responsable y eternamente causante de lo que hace en respuesta a esta cruz. La realidad es para todo el que cae, doble la rodilla, y encuentra el perdón, la realidad es que la única manera en la que usted puede hacer eso es por la misericordia de Dios en su corazón. Y la razón del por qué esto es tan importante que la cruz esté en el centro de nuestras vidas.

Piense esto, cristiano, ¿Por qué la cruz debe ser el centro de su vida? Porque la cruz es un constante recordatorio, día por día, momento a momento, en las altas y en las bajas de esta vida, la cruz es el recordatorio constante que el Dios del universo antes que el tiempo iniciara ha puesto su afecto sobre ti y determinado enviar a su Hijo a morir de manera que puedas ser adoptado como su hijo, de manera que puedas encontrar esperanza, y gozo, y fuerza, y vida en Él. Él ha determinado en traer eso sobre ti antes de que el sol se formara y el está determinado a llevar eso a cumplimiento.

Y esa es una esperanza sobre la cual te puedes parar como una roca sin importar lo que pasa en esta vida. La cruz representa el afecto predeterminado de Dios para ti. Miren, no vamos a meternos en esto. Eso es una, una razón, y tenemos cuatro restantes. Segunda razón del por qué la cruz es el centro de tu vida, porque la cruz determina la sustitución pasada de Dios para ti. La cruz demuestra la sustitución pasada para ti. Ahora esta razón de aquí toca al corazón de lo que Pablo estaba direccionando y realmente contando en este pasaje.

Siga llevando sus notas aquí. Pablo nos recuerda aquí sobre la esencia del pecado. En esta imagen de judíos y gentiles que no creen, siga conmigo, la esencia del pecado es esta: el hombre se afirma a sí mismo en contra de Dios y se pone a sí mismo en donde solo Dios merece estar. Ahora esa es una declaración cargada. Permítame simplificarla, y quizás escriba esto. Debería hacerlo más simplificado. Cuando sea que usted diga eso, entonces esa es su pista de que lo ha dañado. En otras palabras, hombres y mujeres actúan como si ellos son Dios.

Esa es la esencia del pecado. Usted y yo actuamos como si somos Dios. Tomamos el trono que solo a Dios le pertenece, y decimos, “No, estoy en el trono” y nos rebelamos contra su autoridad en nuestras vidas, y nos convertimos en la autoridad, lo cual es lo principal a lo cual Pablo se dirige entre judíos y gentiles que ven la cruz como un absurdo. Él dice en el verso 22, “Porque los judíos piden señales” ellos quieren ver una demostración de poder. Esto es lo que vimos en los Evangelios, ¿correcto?

Ellos irían a Jesús, Juan capítulo 6, ellos irían a Jesús y dirían “¿Qué vas a hacer por nosotros? muéstranos lo suficiente y creeremos en ti” ¿Nota la arrogancia en el corazón de esta declaración? Para la creación decir eso al Creador, entonces usted debe llenar las condiciones para mí. Debes actuar lo suficientemente bien para mi, si quieres disfrutar de mi compañía.

Oh, esto no es solo los judíos del primer siglo. Esto es para personas en todos los lugares hoy, y personas en toda esta sala, que han dicho o pensado, “Dios, creeré en ti si Tu sanas a mi hijo, si sanas a mi esposo. Señor creeré en ti, confiaré en ti, si reparas este matrimonio, me darás a mi esposa o esposo. Dios, te adoraré si me sacas de esta situación financiera con la que lucho. Te daré adoración”. No pongas condiciones sobre el Creador Dios para que Él haga de manera que tú des tu aprobación.

La naturaleza pecaminosa en el centro de quien eres

Mire en tal pequeño pensamiento la naturaleza pecaminosa en el centro de quien eres, que tu y yo tendremos una posición de autoridad para afirmar si Dios es o no bueno y grande. Los judíos demandaron señales. Los griegos buscan sabiduría. Es intelectual para los griegos. ¿Se levanta Dios a los estándares académicos que hemos establecido? ¿Cabe Dios en el sistema filosófico que hemos formado?, y si lo hace, piense en la arrogancia aquí, que nosotros con nuestra mente finita crearíamos sistemas de pensamiento que para creer en Dios Él debe encajar en este.

Quiero ser cuidadoso aquí, porque 1ra Corintios capítulo 1 es, a veces, abusado. Pablo no aboga por un anti-intelectualismo. Pablo no está diciendo, “Bueno, si ustedes van a convertirse en cristianos necesitan entregar sus cerebros en la puerta” sino lo que Pablo está diciendo, lo que Pablo está abogando es humildad ante Dios que dice, “Tus caminos son más altos que los míos, y me someto a mí mismo a Ti”, de manera que ésta es la esencia del pecado, un hombre afirmándose a sí mismo contra Dios, actuando como si él es Dios, poniéndose a sí mismo en el lugar de Dios.

Y aquí está la belleza de la salvación, la esencia de la salvación. Dios se sacrificó a sí mismo por el hombre, y se pone a sí mismo donde solo el hombre merece estar. Sígame aquí. Esto es profundo y esto es de lo que la cruz se trata. No pierda esto. Es lo que hace a la cruz preciosa, y maravillosa y bella. ¿En nuestro pecado nos sustituimos a nosotros mismos por Dios, cierto? Nos ponemos a nosotros mismos en su justo lugar. Nos paramos en el lugar que solo Él merece estar.

Él usurpamos su autoridad

En nuestra rebelión contra Él usurpamos su autoridad, y ¿qué nos merecemos por esto? merecemos la muerte. Merecemos la separación de un Dios Santo en nuestra rebelión, pero ¿Qué hace Dios en su misericordia? En nuestro pecado nos hemos puestos en el lugar que solo Él se merece, lo que Dios ha hecho en nuestra Salvación es que Él se ha puesto a sí mismo en el lugar en donde solo tú y yo nos merecíamos estar. Oh, cuando ve el horror de la cruz se da cuenta de que es el pago y la penalidad por tu pecado, y mi pecado, y la forma en que esta horripilante escena se torna absolutamente bella es cuando te das cuenta que en realidad Dios ha tomado una vestimenta de carne humana en Cristo.

Y Él ha venido, y ha vivido una vida que nosotros no viviríamos, totalmente sin pecado, y Él ha muerto, no como pago de un pecado de Él. Jesús ha muerto en tu lugar y en mi lugar de manera que cuando usted vea una cruz brutal y sangrienta te des cuenta de que Él ha tomado el pago del pecado sobre sí mismo en mi lugar, y no queda más pago para derramar por mí. Y es por esto que esta cruz debe ser el centro de tu vida, porque cuando el adversario empieza a golpear en pecado, comienza a traer bajo en la auto condenación, cuando el adversario comienza a cazarte con los fallos de tu pasado y arrepentimientos presentes torna a la cruz, y predíquese este Evangelio a usted mismo una vez más porque la realidad es que Jesús ha tomado toda esa condenación sobre sí.

Él ha tomado toda esa culpa y toda esa vergüenza sobre sí mismo. No queda más para ti para soportar. Él lo ha hecho por ti. De esta forma es que te levantas cada mañana y pasas el día con gozo, y confianza, y esperanza, y vida porque sabes que no hay condenación para ti. Estas en Cristo Jesús, y él ha tomado todo sobre sí, en tu lugar y por su gracia. Eres libre, eres limpio blanco como la nieve ante Dios. Es por esto que la cruz necesita ser el centro de tu vida.

La ejecución de Dios diariamente para ti

Tercero, voy rapidito. La cruz hace clara la ejecución de Dios diariamente para ti. Ahora eso probablemente necesita un poco de explicación. Esta es la razón del por qué la cruz debe ser el centro de tu vida, porque la cruz hace clara la ejecución diaria de Dios en ti. De manera que aquí está la situación. Recuerden las palabras de Jesús a sus discípulos. “Si alguien quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” entonces no solo es creer. Es asumir.

Entonces, aquí es donde nos damos cuenta que la cruz no es solo un lugar que representa sustitución. La cruz es un lugar que representa ejecución y lo que está pasando en la iglesia, lo he mencionado antes, ellos se han apartado de la cruz. Aquí lo que pasó. Tenemos a los cristianos de Corinto que han sido salvados en la cruz, ellos han sido perdonados en la cruz por lo que han hecho. Él está en sus vidas y en su cristiandad, y ellos han continuado. Y usted lee el resto de 1ra Corintios y usted ve que ellos estaban cayendo en todo tipo de inmoralidad, y ellos estaban cayendo en riqueza.

Algunos de ellos se habían hecho muy ricos y estaban ignorando al pobre en sus medios, hasta el contexto de adoración y la cena del Señor. Y entonces los escritos de Pablo a ellos diciendo, “No, no. usted no solo deja la cruz atrás” él está enfocando lo que es rampante en nuestros días, esta tendencia, esta idea de venir a la cruz a encontrar perdón, orar, pedir a Dios por el perdón de mis pecados. Voy al cielo, ahora, ¿Qué voy a hacer en esta vida? Esta bien, la voy a vivir al máximo. Y existen muchos supuestamente llamados predicadores, que están vendiendo la idea de que la cruz es un medio para obtener todas estas cosas, y has sido perdonado para que puedas disfrutar de todas las cosas en este mundo.

No es cristianismo bíblico

Puedes vivir al máximo en este mundo. Puedes tenerlo todo. Eso no es cristianismo bíblico. Lo que Pablo está diciendo aquí es cuando vienes a la cruz, piense en ese cristianismo, usted piensa en el día en que fue salvo. Cristiano, el día cuando vino a la cruz de Cristo, y caíste sobre tu rostro ante Él, y dijiste, “no puedo hacerlo. No hay esfuerzo, no hay habilidad en mí, no hay nada en este mundo que pueda satisfacer. Solo Tú eres mi vida, mi esperanza, y mi gozo, y me he rebelado contra Dios y necesito el perdón de mis pecados. Necesito ser reconciliado, te doy todo, todo. Muero a mí mismo y te doy todo lo que poseo. Eres mi esperanza, mi única esperanza, nada más en este mundo”

Esto fue lo que pasó en la salvación, ¿correcto? Esto fue lo que pasó en ese momento. No es solo orar una oración. Esto es lo que pasa aquí. Expresamos lo profundo de nuestra necesidad de Él. Y cada día decimos lo mismo, “no puedo hacerlo, no hay esfuerzo, o trabajo en mi. No está en mí, y nada más en este mundo satisface. Solo Tú satisfaces. Solo Tú eres mi gozo, y mi vida, y mi esperanza y mi paz. De manera que no quiero las cosas de este mundo. Te quiero a Ti. Eres todo para mí” y eso cambia radicalmente la forma en que vives.

Cuando estas colgado a la cruz cada momento de cada día entonces lo cambias todo. Hemos muerto a nosotros mismos en este mundo. Hemos muerto a nosotros mismos en este mundo. Diariamente dependemos completamente en Dios. Así es como vivimos. La cruz no es solo el punto en donde fuiste salvado cuando tenías 18 años de edad. La cruz es la manera en que vives cuando tienes 80 años de edad. Al asumir la cruz día tras día; Pablo en Gálatas 2:20, “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”

Estoy muerto. Es Cristo en mí. Morimos a nosotros mismos en este mundo. Morimos a las cosas de este mundo. A eso es que Pablo se refiere aquí. Los Judíos son todo acerca de las señales y poder. Los Griegos son todo acerca de la sabiduría e inteligencia y Pablo les está diciendo, “No, no nos deleitamos en el poder del mundo. No nos deleitamos en el poder del mundo. No nos deleitamos en el intelecto del mundo” “Dios destruye la sabiduría de los sabios” esa es una cita de Isaías 29 y verso 19, y en 1ra Corintios capítulo 1.

La cruz de Jesucristo

Nosotros no, y esto es clave, otra vez, esto no es un anti-intelectualismo, pero aquí hay una realidad. La mayoría de los faltos de educación, iletrados, faltas de talento que vienen a la cruz de Jesucristo y encuentran su vida, y gozo, y paz, y amor, y la esperanza, están más lejos y más sabios que el hombre con tres doctorados en química, y física, y matemática que sabe todas estas cosas que este mundo tiene. Ese hombre es tonto. No es que no tenga conocimiento ahí, sino que la realidad es que su entera cosmovisión está basada en aquello que es falso, y ha perdido todo el punto. Él piensa que su intelecto le guiará a lo que necesita en esta vida y no es así.

Y el falto de educación por aquí ha encontrado la sabiduría de Dios, dejando atrás el orgullo del hombre, confiando en la cruz de Cristo. ¿No es ese el caso? Esto fue, 2000 años atrás. ¿Hemos aprendido mucho desde entonces, verdad? La tierra es redonda. Hay tanto que hemos aprendido en 2000 años. Tenemos mucho más conocimiento. ¿Somos más morales? Tenemos mucho más cosas que hemos creado con nuestra innovación, y nuestro poder, mucho más significa ayudar a personas en el mundo. ¿Somos más útiles a aquellos en necesidad?

¿Vemos que la sabiduría de Dios pone la sabiduría del hombre en total vergüenza? Entonces nos deleitamos solo en Dios. Hablaremos de esto en un segundo. Nos deleitamos solo en Dios.

Siguiente, cuarto, porque la cruz necesita ser el centro de tu vida, porque la cruz hace posible la comunión constante contigo. La cruz hace posible la comunión constante contigo. Escuchen lo que Pablo dice al final del capítulo verso 30. Él dice, “Más por él– por Dios– estáis vosotros en Cristo Jesús”, oh, subraye esa frase, “estáis vosotros en Cristo” y porque están en Él que se hizo sabiduría fresca de Dios, la justicia, santificación y redención son suyas. De manera que como está escrito dejen que aquel que se jacta, jáctese en el Señor. Estas en Cristo, cristiano. Usted está en Cristo, por Cristo crucificado, la sabiduría de Dios usted está en Cristo, y Él es nuestra justicia. Él nos ha salvado del castigo del pecado.

La justicia de Cristo

Justicia tiene que ver con nosotros estar delante de Dios. En nuestro pecado somos expulsados de la presencia de Dios. En la justicia de Cristo somos invitados a su presencia. No es esta una verdad gloriosa, la verdadera realidad que en cada momento de cada día, no importa cuán bien lo esté haciendo en su tiempo a solas, o cuán bien lo esté haciendo en obediencia, en esta o aquella área de tu vida, la realidad es, cristiano, tienes acceso sin obstáculos a Dios a cada momento de cada día porque estás delante de Él, no se basa en lo bien que lo hagamos. Tu estancia delante de Él está basada en lo que Él ha hecho, y lo que ha comprado para ti.

Él es nuestra justicia. Él es nuestra santificación. Él nos está salvando del poder del pecado. Como Él nos llena nos habilita para apartarnos del pecado, dar la espalda al pecado. Él nos da la victoria sobre el pecado en medio de la tentación. Él nos está haciendo parecer más a Cristo, y al final Él es nuestra redención. Él nos salvará de la presencia del pecado. Él nos redime. Dios está recreándonos en la imagen de Cristo, y esperamos el día cuando nuestra redención sea completada, y seremos libres del pecado en su totalidad, y seremos conforme a la semejanza de Cristo.

Pablo dice en romanos, “Anhelamos la redención de nuestros cuerpos” luego él dice, y él cita de Jeremías capítulo 9, “no se gloríen en esto o aquello que tengan en este mundo. Gloríense en esto en que conocen a Dios” Jeremías dice, y Pablo lo trae aquí. Él dice, “esto es en lo que ustedes se glorían. Esto es en lo que ustedes se gozan. Esto es en lo que ustedes se deleitan” y esto donde; quiero decir algo, quiero ser cuidadoso aquí porque mi enfoque no es llover sobre la caravana de personas que se han graduado o están afiliados con la Universidad de Auburn. De manera que esto no es; cuando digo cosas como las que estoy a punto de decir, no estoy diciendo que los deportes son malos, o que es malo divertirse viendo deportes; o esto o aquello, pero digo cosas como las que estoy a punto de decir porque estoy pastoralmente preocupado por los afectos de nuestras almas. Y vivimos en una cultura donde nuestros afectos son consumidos con cosas sin significado, y ellas suben y bajan, se basan en cuán bien esas cosas sin sentido van para nosotros, tiene alguna afiliación con Auburn, y usted se levantó esta mañana con un poco de júbilo, permítame animarle a que sea muy cuidadoso.

Permítame animarle a que sea muy cuidadoso acerca de invertir afectos ahí, y júbilo ahí, y con certeza encontrar identidad ahí, porque ese es un camino peligroso que guía a un infierno eterno, porque te va quemar. Es temporal. Es temporal, no dura. Les puede preguntar a las personas de Alabama del año pasado. No dura ¿verdad? No dura. De manera que no se gloríe, goce, deleite en eso. Tiene algo mejor en que gloriarse, deleitarse y disfrutar, porque cuando se levantó esta mañana Cristo fue tu justicia ante Dios, y tu santificación ante Dios, y tu redención esperada ante Dios, y no tiene que preocuparse acerca del clima o que él no va a ganar el próximo juego

La realidad es que él ha ganado la victoria decisiva

Porque la realidad es que él ha ganado la victoria decisiva. Él ha conquistado, y en Él tenemos vida, gozo, y esperanza y nuestra única gloria en esta vida, llévate todo de este mundo. No importa. Nos identificamos con Él, y Él es nuestro todo, y es por eso que tenemos júbilo día a día porque la cruz está en el centro de nuestra vida y nos gozamos de comunión constante con Él. Eso es mejor que cualquier otra cosa en este mundo.

Suficiente ahí. Solo sea cauteloso. Disfrute de las cosas de este mundo, pero sea muy, muy cuidadoso con los afectos de su corazón y su mente. La última razón, es que en el centro de tu vida, la cruz hace certeza de la glorificación futura de Dios de ti, y esto es donde no tenemos tiempo de ver en esto en el capítulo 2, pero lo que vemos en el capítulo 2 es el Espíritu de Dios, y cómo el Espíritu nos habla sobre la tierra. El Espíritu nos habla en la tierra y nos revela las cosas secretas de Dios, y la belleza de Dios y el misterio de Dios.

Y el mismo Espíritu, Efesios 1:13-14, nos sella por la eternidad. Nos lleva por la eternidad. De manera que aquí está la imagen. El Espíritu de Dios que nos atrae a la cruz es el mismo Espíritu que en la cruz nos ayudará día, por día, por día, por día a entender más y más y más de su belleza, y su gloria, y su majestad. Y el mismo Espíritu que te trajo a la cruz, traerá a término toda esta imagen. Y Él, el Espíritu de Dios, te traerá, cristiano, al día cuando estarás delante del rostro de tu Rey crucificado. Y lo ves, y te deleitas en Él, y eres como Él, y lo glorificas. Este es el trabajo del Espíritu. De manera que cuelga a la cruz porque es ahí donde Su obra sucede.

David Platt

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!