Capítulo 38: El Hijo de Dios y la Sumisión del Hombre - Radical

Capítulo 38: El Hijo de Dios y la Sumisión del Hombre

¿Quién es tu rey? Aunque el concepto de realeza es cada vez menos común en la actualidad, todos nos sometemos a alguien como Rey sobre nuestras vidas. En este mensaje sobre Mateo, David Platt describe el papel de Jesús como el legítimo Rey sobre toda la creación. En última instancia, como creyentes, debemos someternos fielmente a Jesús como Rey y trabajar para el avance de su Reino.

  1. La aprobación del Rey
  2. La plataforma del Rey
  3. La promesa del Rey
  4. Dos formas de vivir

Si tienes la palabra de Dios, y espero que la tenga, Permítame invitarles abrir conmigo Mateo, Capítulo 1.—Ustedes saben que estos 4 evangelios que estamos leyendo cronológicamente al lado uno de otro, cada uno se acerca a este retrato de Jesús desde una perspectiva diferente—Marcos está escribiendo a los creyentes perseguidos animando a ellos a perseverar. Lucas está escribiendo a Teófilo dándole a él un reporte histórico de Jesús para darle seguimiento en el libro de los Hechos, con un relato de la gente quienes siguen a Jesús después. Juan lo hace muy claramente en Juan 20:31, Estoy escribiendo para que puedan creer que Jesús es el hijo de Dios.

Bien, Mateo está escribiendo a una específica y completa audiencia judía, un pueblo que está íntimamente familiarizado con el Antiguo Testamento, con el cual hemos estado caminando este año. Y por lo tanto, él está halando desde el Antiguo Testamento. El está escribiendo a los judíos cristianos quienes han confiado en Cristo por haber salido del judaísmo tradicional y poner su fe en Cristo y Jesús como el Mesías, el Cristo, y probablemente estamos enfrentando preguntas y dudas. La dificultad no es una fácil decisión para ellos hacer. El está escribiendo a otro pueblo judío quienes estaban quizás en la cerca considerando confiar en Jesús como el Mesías, quizás alejado, y Mateo lo está haciendo claro, por todo este libro que Jesús es aquel que ellos han estado esperando y anhelando. Que Jesús ha venido a la escena y rompió el silencio de Dios del cual hablamos la semana pasada.

Y por tanto lo que quiero hacer es que darles un panorama a vuelo de pájaro del Evangelio de Mateo que hemos empezado, leyendo esto la semana pasada, y quiero que veamos las garantías, las plataformas, las promesas que Mateo puso ante nosotros para aclararlo a nosotros que Jesús es el Rey, no sobre la nación judía en ese día, pero sobre todas las naciones en todos los días y sobre todo el pueblo en este salón.

¿Es Jesús el Rey?

Esta pregunta, ¿Es Jesús el Rey? Es una pregunta importante ahora. ¿Es él único? El pueblo del Antiguo Testamento anhela un libertador real quien traería la vida y seguridad y gozo y victoria al pueblo de Dios. ¿Es Jesús el único? Es una pregunta histórica. Literalmente toda la historia gira alrededor de este hombre. Nuestro sistema entero de años de fechas está basado en su vida. Nuestro sentido entero de eternidad está basado en su muerte. Una importante pregunta histórica, y finalmente una pregunta personal.

Enfrentémoslo. Jesús no era exactamente el rey que la mayoría de los judíos estaban esperando: no, en lo absoluto de lo que ellos habían contemplado .Y si fuéramos realmente honestos con nosotros mismos. Jesús no era realmente el rey que habríamos contemplado tampoco. Todo en él va en contra de todo en nosotros—su vida, su manera, su acercamiento, su estilo de vida, su perspectiva sobre el dinero y posesiones, y placeres— y práctica en este mundo.

Y por lo tanto la pregunta final es una pregunta personal. En tu vida haz reconocido, haz confesado a Jesús como Rey, y si es así, ¿Qué significa eso? Por lo tanto, lo que quiero hacer, quiero que tomemos esta vista general a vuelo de pájaro y miremos estas diferentes facetas. Empezaremos con las garantías del Rey. Primero, una garantía de alto perfil del pueblo judío en el Rey David. Hemos visto en el antiguo Testamento cuan importante es el linaje y la línea de la familia. Y por tanto no es sorpresa que en un libro que Mateo escribe al pueblo judío empiece con muchos nombres. Espero que aunque esta lista de nombres en el inicio de Mateo, capítulo 1 haya asumido un significado nuevo y completo para nosotros, después que hemos leído en el Antiguo Testamento. Y estos no son justamente nombres, estas son historias—el libro de la genealogía de Jesús en Cristo, el hijo de David. Ustedes podrían escribir una notita ahí— 2 Samuel 7. Si ustedes recuerdan, miramos y vimos el pacto de Dios con David, la promesa de Dios para preservar la línea de David.

El hijo de Abraham—ustedes podrían escribir una notita ahí, Génesis 12, 15 y 17. Era domingo cuando estaba en la India y hablamos acerca del pacto de Dios con Abraham y la promesa de Dios para llevar a los descendientes de Abraham y traer a la bendición de Dios a todos los pueblos de la tierra. Bien lo que Mateo hace es que él va hacia atrás—El hijo de Abraham, el hijo de David. Este es el que estaba en la línea prometida—y luego el comienza a darnos todos los nombres—Isaac, y Jacob, y Judá, y continúan y ven a Boz, y a Rahab, la prostituta, y Ruth la moabita, e Isaí engendró a David, el inesperado rey guerrero.

Entonces ustedes ven a la esposa de Urias quien fue asesinado. Roboan, Josafat, Usías en el verso 9 quien era rey de Israel y él murió, e Isaías vio al Señor y el Rey Usías que murió. Ezequías quien era rey, llamando al pueblo a confiar en Dios cuando ellos estaban rodeados por el ejército asirio. Josías quien trajo la reforma y entonces la deportación a Babilonia, conduciendo al verso 12, Joconías, Salatiel, Zorobabel quien era el gobernador que vimos hace un par de semanas en Hageo y Zacarías, todo hasta bajar al verso 16, Jacob el padre de José, esposo de María de quien Jesús nació, quien era llamado el Cristo, el Mesías.

Por tanto, todas las generaciones de Abraham a David 14, de David a la deportación, 14, de la deportación de babilonia a Cristo, 14 generaciones. Lo que Mateo está haciendo es muy intencionalmente desde el mismo principio está vinculando a Jesús con la línea de David, y él hace esto por todo el libro. No tenemos tiempo para ir a todos estos lugares. Ustedes podrían escribirlos en sus notas, o en algunas partes aun aquí en el capítulo 1, verso 1, junto al hijo de David. Pero anoten Mateo 9: 27. Mateo 9: 27 es cuando los hombres ciegos claman a Jesús, “ten misericordia de nosotros, “pero ellos no dicen ten misericordia de nosotros Jesús, dicen, “Ten misericordia de nosotros, Hijo de David.

Entonces tienen a Mateo. Capítulo 12, verso 22 y 23. Jesús sanó a un hombre oprimido por el demonio quien era ciego y mudo. Y la manera que las multitudes responden diciendo, “¿Podría ser este el Hijo de David? Ustedes llegan a Mateo, capítulo 15, Verso 22 y a una mujer cananita dice, ustedes ven al hijo de David: Ustedes llegan a Mateo 20, verso 30, Mateo 20: 30, y de nuevo ustedes ven al ciego diciendo, “Ten misericordia de nosotros, Hijo de David. Es realmente interesante que estos quienes son ciegos vean lo que otros no pueden ver. Entonces Mateo 21, verso 9, Jesús entra en la ciudad de Jerusalén y ellos caen sobre sus rostros y claman: “Hosanna al Hijo de David.” Verso 15 del mismo capítulo, Mateo 21:15, los niños están gritando en el templo.”Alabado sea el Hijo de Dios.” Lo que Mateo va a hacer por todo este Evangelio es que él va a continuar para traernos a la realidad que Jesús está en la línea de la tierra prometida que viene de David, la línea real. Por tanto esa es la garantía No, 1 del pueblo judío, el Rey David.

Hombres sabios

Entonces lo segundo de todo el pueblo es un grupo de hombres sabios. No es interesante que despúes del nacimiento de el Rey del pueblo de Dios, el pueblo judío, inmediatamente la escena cambia al este y vemos el cuadro de Magi, un hombre sabio de las naciones, quien oye las nuevas de un rey y viene y trae regalos de nobleza y oro, e incienso y mirra, algunos de estos regalos son usados en procesiones reales. Los hombres sabios quienes evitan al Rey Herodes venir y ver al rey real, colocan estos regalos de nobleza en sus pies, pies de un niño. Desde el pueblo judío del rey David, de todo el pueblo, a los sabios, de los profetas del Antiguo Testamento. Hemos citado de ellos ya esta noche.

Se dan cuenta que en lo que hemos leído en el Antiguo Testamento aquí, y en todo lo que hemos leído este año, hemos visto sobre 300 referencias específicas a la venida de Cristo en el Antiguo Testamento, sobre 300 de ellas cumplidas en Cristo en el Nuevo Testamento. Quiero decir esto no es justamente coincidencia. Alguna gente ha preguntado, bien ¿está esto compuesto? Quizás el escritor Nuevo Testamento justamente lo torció y fabricó los hechos de la historia de Jesús para tratar de encajar con lo que el Antiguo Testamento esta diciendo. pero la realidad es que Mateo, Marcos , Lucas y Juan, sus libros estaban circulando mientras ellos estaban vivos con personas quienes habían visto a Jesús quienes podían haber dicho fácilmente no, ustedes tiene eso equivocado, equivocado, equivocado. Estos documentos son históricamente verificables.

¿Está esto manipulado?

Bien entonces algunos han dicho bien ¿está esto manipulado? Quizás, Quizás Jesús estratégicamente ordenó sus pasos y planeó los eventos para hacer juego con la profecía del Antiguo Testamento, y por eso es que tenemos estas cosas. Pensemos acerca de esto por un segundo. Miremos en primer lugar a Mateo que cita los, versos 22 y 33 del capítulo 1. Cuando Mateo dice, Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, (que traducido es: Dios con nosotros).Cita de Isaías 7: 14. Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, Eso parece, parece un poco difícil para controlar a un niño. Justamente diciendo. Bajen al capítulo 2, Verso 5. Próxima cita. Ellos le dijeron,” Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel.

Miqueas, capítulo 5, verso 2 había profetizado que Jesús sería nacido en Belén. ¿Pueden ustedes imaginar a Jesús en el vientre de María decir? “apresúrate, tenemos que llegar a Belén. Aquí es donde tengo que nacer.”? Continúen, lleguen al verso 15, después que huyeron a Egipto, “ellos permanecieron allí hasta la muerte de Herodes. Esto fue para cumplir lo que el Señor había hablado por el profeta, fuera de Egipto llamé a mi hijo, “una cita de Oseas, capítulo 11, verso 1 profetizando que Jesús iría a Egipto. Cualquiera con niños, supongo que sabe que el país en el cual vive está determinado por mamá y papá, no por un niño. Continúen bajando, lleguen a los versos 17 y 18, “”Entonces fue cumplido lo que fue hablado por el profeta jeremías: una voz fue oída en Ramah, llorando, en alta lamentación, Raquel llorando por sus niños, ella rehusó ser confortada porque ellos ya no son más.” Esta es la referencia a como Herodes había decretado que todos lo niños varones en Belén fueran muertos, lo cual obviamente el niño Jesús no causó directamente, no dio lugar, o manipuló.

Damas y caballeros, esto no está compuesto, y esto no es manipulado. Esto es meticuloso. Toda la historia que hemos estado leyendo, señalando a esta realidad, cumplida en Cristo. Y no justamente los profetas del Antiguo Testamento hablando acerca de Cristo, Pero hemos visto también a los profetas del Antiguo Testamento prometiendo a un profeta del Nuevo Testamento. La próxima garantía de Juan el Bautista.

Ustedes llegan al capítulo 3 en Mateo, verso 1 dice, “en aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo:

Preparad el camino del Señor

Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.” Y vimos esto la semana pasada en Malaquías. Si ustedes recuerdan lo que hablábamos acerca del mensajero quien había venido y preparado el camino para la venida del Señor. Juan el bautista nos señala aquí a Jesús como Rey.

Por tanto ustedes tienen a David, los sabios, los profetas del Antiguo Testamento, el profeta del Nuevo Testamento, y entonces el último, la garantía divina de Dios el Padre al final del capítulo 3, verso 16, Jesús estaba siendo bautizado, cuando él fue bautizado. “Inmediatamente el subió del agua, y he aquí, los cielos le fueron abiertos, y el vio el Espíritu de Dios como una paloma que viene a reposar sobre el; y he aquí una voz del cielo dijo, “Este es mi amado hijo, con quien tengo complacencia.” Este es el cuadro de la coronación de un rey. Los cielos abiertos y Dios dice este es mi amado Hijo. El es claramente amado por Dios. La palabra aquí es rica, profunda de íntima relación. El es queridamente amado por Dios. El es completamente complaciente a Dios, Con él estoy bien complacido.

¿No son estas palabras solamente remedio para nuestras almas?

¿No son estas palabras solamente remedio para nuestras almas? Igual que cuando ustedes piensan acerca de esto después que todos hemos leído en el Antiguo Testamento, una y otra vez de nuevo, hombre tras hombre, mujer tras mujer, líder tras líder, gobernante tras gobernante, rey tras rey, ellos todos desobedecieron a Dios, se volvieron contra Dios, deshonraron a Dios, Y entonces ustedes vienen al Nuevo Testamento y el cielo se abre y dice estoy complacido con él si, esto es lo que califica a Jesús para ser Rey. Usted no es el rey, porque el Padre no está complacido contigo, tu pecaminosidad y tu rebelión, y yo no soy tu rey porque el Padre no está complacido conmigo en mi pecaminocidad y mi rebelión. Jesús es el rey porque el Padre está complacido,

Por tanto, la historia que conduce hasta Mateo, nos señala a Cristo. Todas estas garantías, y entonces la historia los envía. Ustedes piensan como las personas han reflejado a Jesús, si son gobernadores paganos como Napoleón quien dijo: Todo en Cristo me asombra. Su espíritu me maravilla, su voluntad me confunde. Entre él y cualquier persona más en el mundo no hay posible término de comparación El es verdaderamente un ser por si mismo. Busco en vano en la historia para encontrar lo similar a Jesucristo o algo que pueda aproximarse al Evangelio. Ni la historia, ni la humanidad, ni las edades, ni la naturaleza me ofrece algo con lo cual pueda compararlo y explicarlo. Aquí todo es extraordinario.

Escritores dotados como Dostoyevsky quien dijo.”Creo que no hay nada más amoroso, más profundo, más simpático y más perfecto que el Salvador. Digo a mi mismo con amor celoso que no solamente es que no hay uno más como él, pero que allí podía haber uno. Hay en el mundo una sola figura de absoluta belleza, Cristo, esa figura amorosa e infinitamente es un asunto de curso de una infinita maravilla.

Todo resumido bien en esa famosa cita de C.S.Lewis quien dijo, “Un hombre quien es meramente un hombre dijo la clase de cosas que Jesús no sería un gran profesor de moral. El o sería un lunático en un nivel con un hombre quien dice que él es un huevo escalfado, o él sería el diablo del infierno. Usted debe hacer su elección. O este hombre es el hijo de Dios o un hombre algo peor, pero no nos permita aparecer con aire de superioridad sin sentido acerca de ser un gran profesor humano. El no ha dejado eso abierto a nosotros. El no tenía la intención.

Jesús es el Rey

Jesús es el Rey. Vean las garantías. Vean su plataforma. ¿Cómo Mateo retrata a Jesús? ¿Cómo Jesús demuestra que él es el Rey? Bien primero él ama al difícil. Después del ministerio de Jesús, algo se inauguró en su tentación, lo cual es un cuadro increíble de su señorío y de el mismo al comienzo de Mateo 4, pero cuando llegan al verso 12 y ustedes ven que el ministerio público de Jesús comienza.

Escuchen lo que dice en el verso 12 de Mateo 4. “Cuando el oyó que Juan había sido arrestado,( él siendo Jesús) salió a Galilea y saliendo de Nazaret él partió y vivió en Capernaun cerca del mar, el territorio de Zabulón y Neftalí, para que lo que fue hablado por el profeta Isaías pudiera ser cumplido :la tierra de Zabulón y la tierra de Neftalí, camino al mar, más allá del Jordán, Galilea de los Gentiles—el pueblo que mora en tinieblas ha visto una gran luz, para esos que moran en la región y sombra de muerte, sobre ellos una luz ha amanecido. Y desde ese tiempo Jesús comenzó a predicar, diciendo arrepiéntanse, porque el Reino de los cielos se ha acercado.

Ahora piensen acerca de esto conmigo. Lo mismo que si ustedes estuvieran escribiendo esta historia para el pueblo judío, ¿dónde ustedes esperarían que Jesús comenzara su ministerio? Indudablemente ustedes esperarían que él estuviera en Jerusalén, centro de la historia judía, la localización del templo, el lugar donde todos aquellos quienes fueron más devotos en el judaísmo se reunieron. Permítame decirles un poco acerca de Galilea de los gentiles. Al Norte de Jerusalén, en el cruce de caminos, clase de área metropolitana en un sentido porque era la ruta del comercio. Un lugar donde todas las clases de personas diferentes con ideas religiosas diferentes y filosofías religiosas encontradas. El pueblo judío en esta área era nominal en lo mejor. No era una élite religiosa que ustedes encontrarían en Jerusalén; ellos eran los religiosos desechados. Ellos no ocupaban una posición ventajosa en el judaísmo, ellos eran forasteros en el judaísmo, y por tanto Jesús viaja ahí y la realidad es para esos que son despreciados en la oscuridad y en la sombra de muerte, al mínimo probable. No al más probable, el mínimo esperado, no el más esperado. Al desgarbado e irreligioso, la luz de Cristo le amanece.

Cuando ustedes piensen acerca de esto, vuelvan a Mateo, capítulo 9, verso 9 lo que ustedes encontrarán es que Jesús en Galilea viene a una ventanilla de impuesto y él encuentra a un hombre llamado Mateo. Y el llama a Mateo el colector de impuesto para seguir, y luego va y tiene una comunidad con sus amigos colectores de impuestos y otros pecadores, y los líderes religiosos están diciendo, ¿“Qué estás haciendo comiendo con ellos? Y él les dice, “Deseo misericordia, no sacrificio, y no vine a llamar a los justos, vine a llamar al pecador. Esta es realmente buena noticia cuando te das cuenta lo que esto significa, cuando te das cuenta que no importa lo que tu vida o estilo de vida luzca como en este salón, no importa lo que tu pasado o presente parezca en este salón, la realidad es que ustedes no son de afuera de los de los vínculos del amor de Jesucristo. El ama lo mínimo esperado y el mínimo probable. El ama al difícil, él conquista al incontrolable.

El ministerio de Jesús

Por lo tanto lo que sucede, ustedes tienen el comienzo del ministerio de Jesús aquí en el capítulo 4. Vamos a regresar al verso 18 en un rato, pero en esta introducción de su ministerio lo que ustedes tienen es una acción recíproca, de atrás para adelante, entre la enseñanza de Jesús, las palabras de Jesús, y los milagros que Jesús está ejecutando, las obras de Jesús, palabra y obras. Por tanto ustedes tienen Mateo 5, 6 y 7 enseñando sus palabras, las cuales vamos a ver.

Por lo tanto pasemos conmigo al capítulo 8, a las obras de Jesús, los milagros, señales y maravillas, y ustedes comienzan a ver el retrato de un rey quien conquista lo incontrolable. En el verso 8 él limpia una lepra, un leproso quien por causa de su enfermedad no podría estar cerca de alguien más y Jesús lo sana. Algunas cosas después de esto de un siervo de un centurión, lo que comenzamos a ver es que este rey tiene autoridad sobre las enfermedades, El habla a la enfermedad y la enfermedad se va.

Y entonces tu llegas al verso 16 en el capítulo 8 después que Jesús ha sanado a la suegra de Pedro, dice,” Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos. Para cumplir lo que fue hablado por el profeta Isaías: El llevó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores. El no solamente tiene autoridad sobre la enfermedad, el tiene autoridad sobre los demonios. El habla y los demonios corren, y los espíritus inmundos huyen.Y entonces más tarde en este capítulo, los versos 23 al 27, y ustedes ven a Jesús en el medio de la tormenta tomando una siesta en el bote. Los discípulos vienen a él y lo sacuden y dicen ¿Qué está haciendo? Despierta. No tiene cuidado de que vamos a morir. Y por tanto Jesús abostece y limpia el sueño de sus ojos, y se estira, y tiene una conversación con el viento y el mar, y ellos le obedecen y viene la calma. Jesús tiene autoridad sobre la enfermedad, y los demonios, y la naturaleza. “¿quién es ese hombre”?, ellos dicen, “aun los vientos y el mar le obedecen.”

Entonces continúen en el capítulo 9 y un paralítico es traído a él, pero en vez de sanarle a él al principio. ¿Qué dice Jesús en verso 2 de Mateo, capítulo 9? El dice, Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. Y Jesús tiene autoridad sobre el pecado, autoridad para perdonar pecado. Esto es lo que C.S. Lewis asombrado él y le trajo a un a comprensión de la deidad de Jesús. El reclamo de tener autoridad sobre el pecado y autoridad sobre el sufrimiento está más tarde en esta historia. Jesús le dice al paralítico que se levante, se ponga de pie, recoja su cama y vaya a su casa, y el paralítico comienza a caminar. El tiene autoridad sobre la enfermedad, los demonios, la naturaleza, el pecado, y el sufrimiento.

Y entonces en el medio del capítulo ustedes ven a una joven niña que ha muerto y Jesús viene a la escena. Ustedes saben que Jesús no hacía demasiado bien en lo funerales. Siempre que se mostraba para un funeral y empezaba a hablar el funeral terminaba porque la persona vendría a la vida. Y por lo tanto él viene y él habla a esta niña, y él toma su mano, y ella se levanta de los muertos a su voz. El tiene autoridad sobre la muerte. Y entonces ustedes llegan al final de estos dos capítulos. Quiero decir que esto dos capítulos están justamente cargados.

Es como si estás mirando un juego de béisbol. Es como un batazo de cuatro bases que va hacia atrás, atrás, atrás, atrás. Igual que justamente una y otra vez de nuevo ver la autoridad de Jesús en todas estas formas, y viene a la conclusión del capítulo 9, y dice en el verso 35, “Jesús fue por todas las ciudades y aldeas, enseñando en sus sinagogas, y proclamando el Evangelio del Reino, sanando toda enfermedad y toda dolencia, y cuando el vio las multitudes el tuvo compasión sobre ellas, porque ellas estaban fatigadas y desvalidas como ovejas sin pastor.” Jesús conquista el incontrolable. No lo pierda todavía, El conquista con compasión.

El sirve al inmerecido

El ama al difícil, El conquista al incontrolable, y el sirve al inmerecido. Después de esto Jesús comienza a enviar a sus discípulos al mundo que no está feliz acerca de lo que Jesús está diciendo y haciendo, El dice, “Ustedes van a ser perseguidos.”Entonces vayan al capítulo 12. Miren el verso 12, y el verso 14, y comenzaremos en el verso 13. Básicamente Jesús ha sanado a un hombre con una mano seca aquí. Él dijo al hombre en Mateo 12: 13, “Extiende tu mano, y el hombre la extendió, y esta fue restaurada, saludable como la otra.” Escuchen el verso 14.”Pero los fariseos salieron y conspiraron contra el cómo destruirlo.” Comenzamos a ver resistencia.

Todavía este Rey, a pesar de las amenazas, El continua sano. Ustedes llegan al capítulo 13, verso 57 y él es rechazado en su propio pueblo natal, pero a pesar del rechazo él continua enseñando. Todo esto conduce a un día en Mateo, capítulo 26 cuando el amigo de Jesús le traicionará y lo entregará para ser asesinado. Todavía a pesar de la traición, este rey continúa amando. El ama al difícil. El conquista al incontrolable, y Él sirve al inmerecido. Esta es la plataforma que nosotros vemos a Jesús conduciendo a la promesa del Rey. Ahora aquí es donde se pone interesante. Vayan conmigo a Mateo, capítulo 16. Estamos progresando en este libro. Venimos a Mateo, capítulo 16, verso 21. Después que Jesús tiene una conversación con sus discípulos, y específicamente Pedro, acerca de quien él es, y como él va a construir su iglesia, escuchen a lo que él promete en el verso 21 de mateo 16, “Desde ese tiempo Jesús comenzó a mostrar a sus discípulos que el debe ir a Jerusalén y sufrir muchas cosas de los ancianos y los principales sacerdotes y escribas, y ser muerto, y el tercer día resucitado.

¿Es esto lo que ustedes esperan oír de la boca de un Rey?

Ahora quiero que ustedes piensen acerca de esto por un segundo, pausen. ¿Es esto lo que ustedes esperan oír de la boca de un Rey? voy a ir y sufrir y ser muerto por los líderes religiosos del día. Esa no es una promesa de campaña especialmente fuerte. Y por lo tanto Pedro, el gerente de campaña, pisa en el verso 2 y lo pone a un lado y reprende diciendo, Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.Y ustedes miran el próximo capítulo, capítulo 17, verso 22, y ustedes podrían subrayarlo por segunda vez. La Biblia dice cuando ellos se estaban reuniendo en Galilea, Mateo 17: 22, “Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera. El hace la misma promesa.

Y entonces ustedes llegan al capítulo 20, verso 17, y la tercera vez que Mateo nos recuerda lo que Jesús está diciendo a sus discípulos una y otra vez, Mateo, capítulo 20, verso 17, subiendo Jesús a Jerusalén, tomó a sus doce discípulos aparte en el camino, y les dijo: He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte; y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará. ¿Ustedes oyen esta promesa de campaña? Jesús está diciendo, Jesús está diciendo que su vida será quitada. Será quitada en la más brutal, bárbara manera imaginable, El criminal gentil no sería forzado a sufrir.

¿Y Jesús está prometiendo que él va a sufrirlo?

¿Y Jesús está prometiendo que él va a sufrirlo? Demanda la pregunta ¿Es esto como un rey gobierna? ¿Es esto como un rey reina, sufriendo y siendo asesinado en la imaginación? Esto no es lo que nosotros experaríamos. Esto no lo que ellos esperarían. Esto es porqué ellos estaban afligidos. Jesús promete que su vida será quitada, pero agárrese aquí. Ustedes notaron lo que él dijo, su vida será quitada y su muerte será temporal. Oh, ahora aquí es donde esta campaña promete que se pone realmente buena. El será mofado, y azotado, y crucificado, y el será resucitado en el tercer día. El ha dicho tres veces que será resucitado en el tercer día. El es el único rey capaz de derrotar la muerte.

Y esto es amplio. Nos damos cuenta de esto, bien igual si Jesús viene y vive y muere, pero no se levanta de la tumba, si la resurrección no es verdad, entonces el cristianismo totalmente cae a un lado, y el señorío de Cristo cae a pedazos. Es lo que Pablo dice en I Corintios 15” si la resurrección no es verdadera, somos dignos de lastima entre los hombres. Igual si sentimos pena si la resurrección es verdadera.

Todo gira sobre la resurrección. El señorío de Cristo gira sobre esto, y tiene sentido. Piensa acerca de esto. Pasé una muy buena cantidad de tiempo en la escuela. Quizás un poquito de demasiado tiempo en la escuela. Pero aprendí muy temprano que cuando era tiempo de estudiar para un examen que viene tú no estudias con el muchacho que siempre fracasa en el examen. Como ese muchacho dice, “Hey, ¿Quiere estudiar? Usted dice no. Pero tú marcas al muchacho quien siempre pasa el examen airosamente, quien siempre desordena la curva por el resto de la clase, y tú vas a él y dice, “Hey, ¿Te gustaría estudiar? Tú vas con el muchacho quien va ayudarte para el examen, ¿correcto?

La última prueba de la muerte

Por tanto, la manera que yo lo miro, cuando viene a la última prueba de la muerte, Buda, el Buda dijo algunas cosas interesantes, enseñó algunas cosas interesantes pero cuando vino a la prueba de la muerte, él fracasó miserablemente. Confucio, algunos provocaron ideas, pero cuando vino a la prueba de la muerte, él también fracasó. Mahoma, cuando vino a la prueba de la muerte, él fracasó. El murió, y él está aun muerto. Por otra parte, Jesús vino a la prueba de la muerte, más El pasó la prueba airosamente. El conquistó ese examen.

Por tanto, la manera que miro, sabiendo que voy un día a enfrentar la prueba de la muerte, no voy a estar holgazaneando con los muchachos que fracasaron. Quiero alinearme con el muchacho quien pasó esa prueba airosamente, no justamente la pasó el muchacho quien escribió la prueba, y el muchacho quien va a caminar conmigo a través de la mitad de la prueba y asegurar que yo paso airosamente.

¿Este rey es el único rey capaz de derrotar la muerte, y como un resultado, él es el único capaz de dar vida? Es justamente inteligente adherirse a él. El es el rey. El ha conquistado la muerte. Su muerte fue temporal para que todos quienes crean en él puedan saber que aun cuando ustedes mueran, ustedes vivirán para que todo hombre o mujer en este salón, si ustedes han confiado en Cristo para su salvación cuando quieran ustedes tienen ese pensamiento atrás de tu mente que viene a la boca de tu estómago cuando piensas acerca de tu muerte y comienzas a tener un dejo de miedo en ti, no temas, porque aquel en quien has colocado tu fe ha conquistado la muerte, y aun cuando tu mueras, tú vives, por tanto no tienes a quien temer. Esa es una buena promesa. Su vida será quitada, su muerte será temporal, y al final su victoria será eterna. Porque una vez tú conquista la muerte. Romanos 6 dice, no puedes morir de nuevo.

La campaña del Rey

La muerte no tiene más el dominio sobre ti. La muerte, que él murió, él murió para pecar una vez por todos, y la vida que él vive la vive para Dios. La realidad es una vez que has conquistado la muerte estás vivo. Punto. Estás vivo para siempre. Vayan a Mateo capítulo 24 conmigo. Mateo, capítulo 24, Jesús está mirando más allá de su muerte y resurrección y El dice inmediatamente, verso 29 de Mateo 24, “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. Damas y caballeros, la campaña del Rey no está terminada. La campaña del Rey no está terminada, porque el Rey viene.

Y un día con el llamado de la trompeta desde el cielo, el regresa y reunirá a su pueblo con El para reinar con él por toda la eternidad. Este es el cuadro que Mateo pinta de Jesús el Rey. Garantías. El rey David, los sabios, los profetas, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento por igual, El Padre en las alturas, un rey quien ama al difícil y conquista al incontrolable y sirve al inmerecido, cuya vida fue quitada, cuya muerte sería temporal, y cuya victoria es eterna. Por lo tanto, con el retrato del Rey Jesús hay solamente dos respuestas potenciales aquí, solamente dos maneras de vivir. No. 1, podemos rechazar a Jesús como Rey. Ustedes pueden escoger hacer frente al pecado, la vida, el juicio, y la muerte de su parte. Si esta es la ruta de auto indulgencia, o quizás una ruta de auto justicia, ustedes pueden escoger despreciar a Jesús como rey, rechazarle a él como rey. Esta es una opción. Y es una opción que conducirá a enfrentar el pecado, el juicio, y la muerte sola.

La segunda opción es seguir a Jesús como Rey. Ahora esto es donde quiero volver hacia atrás y mirar a Mateo, capítulo 4, verso 18, y antes que ustedes piensen en su mente bien, bien voy con la opción No. 2. La opción No.1 justamente no suena muy bien, por lo tanto, por falta de tiempo iremos con la opción N0.2. La puerta No.2 Antes de que ustedes vayan allí quiero que nosotros nos demos cuenta que la opción No.2 involucra, porque pienso que podríamos perderlo si no somos cuidadosos. Mateo 4; 18. “mientras caminamos por el Mar de Galilea Jesús vio dos hermanos, Jacobo el hijo de Zebedeo y Juan su hermano, en el bote con Zebedeo. Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron. Si Jesús es el rey que Mateo reclama que El es. Si Jesús es el Rey que Jesús reclama que El es, entonces la única opción es orarle a El para vivir sus vidas y ustedes quieren eso.

Jesús es el Rey

Si Jesús es el Rey que Mateo nos muestra, entonces no es posible pedir en su nombre, caminar y conservar un cristianismo ocasional e indiferente, si Jesús es el rey del universo alrededor de quien toda la historia gira, luego claramente no es posible seguirle y nuestra vidas no ser drásticamente diferente a la de alguien o a todo en este mundo. Seguir a Jesús como rey involucra abandono radical para su gloria, abandono de tu vida. ¿Ves esto como que los versos 20 y 22 son profundos? “Inmediatamente ellos dejaron las redes y les siguieron. Inmediatamente ellos dejaron el bote y a su padre y le siguieron. ¿Nos damos cuenta lo que está pasando aquí? ¿Qué estos muchachos nos están mostrando? Para seguir a Jesús como rey significa que rendimos nuestras vidas completas. Rendimos nuestra comodidad y nuestras carreras. Ellos estaban dejando atrás todo lo que les era familiar, todo lo que les era natural, todo lo que era cómodo a ellos. Aun su oficio, ellos estaban dejando sus redes.

Eso no quiere decir que toda persona en este salón necesita dejar su trabajo si va a seguir a Jesús, pero esto quiere decir que Jesús determina tu carrera o mi carrera, y nuestras carreras son suyas para su consumo no para nosotros tener más y más material en este mundo. Y conseguir más y más búsqueda en este mundo, y aplausos. No, nuestras carreras son consumidas, tienen la intención de ser agotadas para El con plataformas para el avance de su reino a los confines de la tierra. Quiero decir no tenemos justamente trabajos para vivir fuera de un sueño aquí. No, tenemos trabajos para el avance de un reino. Nosotros rendimos nuestra comodidad y nuestras carreras, nuestras posesiones y nuestra posición. Ellos dejaron sus nidos, sus botes detrás. No es posible seguir a Jesús y amar nuestro material. Es imposible seguir a Jesús como rey y pasar nuestras vidas para la búsqueda de más cosas.

Santiago y Juan dejaron a su padre justamente así. Lo mismo que no podemos comentar sobre eso. Eso es amplio. Ahora de nuevo esto no quiere decir que para seguir a Jesús necesitas abandonar tu esposa y niños. De lo que esto está hablando es, lo que Jesús habla en Mateo, capitulo 10, el dice, “cualquiera quien ama a su padre, madre, esposa, o niños, hermano o hermana más que a mi no es digno de mi.” El está llamando a cada uno de nosotros en este salón a un afecto superior para Cristo, eso pesa mucho más que alguien o algo más en este mundo. ¿Están nuestras familias y matrimonios preparados para gastar y esparcir su nombre y el avance de su reino? ¿Nosotros rendimos nuestra comodidad, carreras, posesiones, posición, familia y amigos, nuestra seguridad y nosotros mismos? ¿Dónde está la seguridad en seguir a Jesus?

Lo mismo que en algunos capítulos. El va a decirlos. ¿Él va a enviarlos fuera como ovejas entre lobos y serán odiados por todos los hombres por causa de Jesús? ¿Cómo es eso para su 401 (k)? Pones tu esperanza en esto, serás como ovejas en medio de un paquete de lobos. Los seguidores de Cristo, hemos rendido nuestra seguridad. Lo que nos conduce no es donde podemos estar más a salvo y seguro en este mundo. Si ese es el caso entonces nosotros continuamente haremos justamente como hemos hecho, que hemos dejado 6.000 grupos más de personas sin alcanzar por el Evangelio. Nosotros ignoramos lugares difíciles y peligrosos en el mundo. Hemos sacrificado el derecho para determinar la dirección de nuestras vidas e ignorar los lugares en el mundo. Nosotros hemos sacrificado el derecho a determinar la dirección de nuestras vidas e ignorar los lugares como esos. Aquellos quienes siguen a Cristo van a lugares como esos.

¿Sabemos realmente que significa seguir a Jesús como Rey?

Ustedes ven, eso no es una manera responsable de cuidar de usted. Por esa razón Jesús dijo más tarde en Mateo 16, verso 24. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Tú no te promueves a ti mismo, no avanzas tu mismo, no te asesinas a ti mismo, no te crucificas a ti mismo. Eres muerto a tu yo. Esto es lo que significa seguir— ¿Sabemos realmente que significa seguir a Jesús como Rey? El peligro en nuestras vidas aumentará en la proporción a la profundidad de nuestra relación con este rey. ¿Realmente queremos seguir al Rey? Nosotros rendimos nuestras vidas enteras para seguir a él como rey. Pasamos nuestras vidas enteras por un propósito, por honor de nuestro rey.

Es justamente radical, abandono total para su Gloria. Ahora no lo pierdas en el proceso. Es radical dependencia en su gracia. No lo pierdas. Es justamente radical, No lo pierdas, Jesús está, está extendiendo la invitación aquí—sígame—que era tan diferente. Era común en ese día para usted atarse a un maestro religioso. Algunas veces para avanzar tú mismo vas y buscas un profesor para estudiar. Bien aquí vemos a Jesús ir y buscar a estos muchachos. El toma la iniciativa de escogernos. Esto es lo que hemos visto por toda las Escrituras ¿No es así? como Dios escogió a Noe. Dios escogió Abraham. No era ese Abraham una persona estelar en si mismo. No, Dios lo escogió y escogió bendecirle a él, y esos quienes vendrían a El, Moises y David.

Y ustedes llegan al Nuevo Testamento y Jesús dice en Juan 15 a sus discípulos: ustedes no me escogieron a mí. Yo los escogí a ustedes”. Yo los señalé. La realidad es que alguien que sigue a este rey es por causa de su gran invitación en sus corazones: de lo contrario haríamos lo que es natural para nosotros, lo que era natural para ellos y rechazarlo a él como rey. Este es ese punto en los sermones en Mateo 4: 18-22 y los comentarios donde la gente empieza a hablar. Bien aquí está por qué Jesús escogió estos pescadores por causa de esto y lo que esos pescadores tienen. Y aquí está por qué Jesús escogió estos hombres particulares, por causa de esto y eso en ellos. Eso pierde el punto entero.

Jesús no escogió estos muchachos porque ellos eran las herramientas más afiladas en la cabaña. Seamos honestos. Pedro, el discípulo con los pies en forma de boca, estos muchachos eran orgullosos, perjudiciales, arrogantes, estrechos de mente, rurales, galileos no educados. Jesús no los escogió por lo que ellos tenían que traer a la mesa. De la misma manera podemos recordar no nos escogió a ninguno de nosotros por causa de lo que podemos traer a la mesa tampoco.

No hay nada en ti, la gente es menos animada por esto, no hay nada en ti que acerque a Jesús a ti. Tú estás en el juego porque estás sin esperanza. Y nosotros podíamos mantenernos bajando esa línea, pero ustedes se dan cuenta del punto igual que no estamos aquí por causa de lo que traigo a la mesa. Estamos aquí, en I Corintios 1, Dios nos ha escogido para bendecir y usar el débil para confundir el sabio. El ha escogido para llamar las cosas que no son. Por tanto eso es lo que somos. Somos como algo que aun no está allí, lo que tenemos que traer a la mesa es, nada.

El provee el poder para usarnos Usted

Y Jesús nos llama, él toma la iniciativa para escogernos. El provee el poder para usarnos Usted escucha el lenguaje—síganme y los haré pescadores de hombres. El no dice síganme y sean pecadores de hombres. Ellos no pueden hacer lo que él les está llamando hacer. No hay nada que él va llamarles hacer que ellos puedan hacer. El va a tener que hacer que los hagan en eso. El va a tener que habilitarlos, darles poder. Bien ¿por qué esto está establecido de este modo? Bien él toma la iniciativa para escogernos y proveer el poder para usarnos con tal que él tenga la Gloria a través de nosotros.

Dios escoge al humilde y al débil y les da poder de manera que sólo pueda ser explicado por su gracia y por su gloria. Quiero decir que ustedes piensen acerca de estos muchachos. Ustedes llegan a Hechos, capítulo 2. Es Pedro quien se para. Quiero decir que el muchacho quien nunca dijo la cosa correcta, y él se para y predica, y 3,000 personas más son salvas. Lo mismo que ustedes no se alejan de ese dicho, “Yo siempre pensé que Pedro era un increíble orador.” “Él siempre sabía decir las cosas correctas.” No, usted se marcha diciendo, ¿Pedro? Solamente Dios pudo hacer eso correcto ahí.” Y ese es el punto. Oh Dios haz mi vida, Haz sus vidas, haz nuestras vidas como iglesia, un trofeo de tu gracia, una demostración real de nuestra gran insuficiencia y tu abundante suficiencia.

Este es el cuadro. Yo los haré pecadores de hombres. ¿Qué eso significa? Siguiendo a Jesús como Rey significa obediencia radical a su misión. ¿Cuál es su misión? Pescando hombres. Ahora obviamente esto era dirigido a estos hombres quienes eran pescadores, a hombres que eran por profesión usados para atraer pescado, lanzar las redes, atrayendo los peces a la red, yendo a dondequiera que ellos puedan atraer tantos peces en la red. Y Jesús dice, voy a llamarte, voy hacerte, voy a habilitarte, voy a darte poder para hacer la misma cosa, pero no con pez. Voy a habilitarte para atraer a hombres y mujeres dondequiera en el Reino.

Ese tal Pedro, un día no es que él dijo esto, pero un día ustedes se pararán en frente de un grupo completo de personas y mi misma presencia dentro de ustedes le dará poder para predicar las buenas nuevas de mi muerte temporal y mi victoria eterna del pecado. Y cuando ustedes prediquen eso, por el poder de mi espíritu en ustedes, habrá hombres y mujeres alrededor de ustedes quienes serán atraídos al reino.

Seguimos a Cristo y nos hace su pueblo

Esta es la belleza: seguimos a Cristo y nos hace su pueblo. Vivimos para anunciar su señorío. Ese es el punto. Cuando ustedes conozcan que Jesús es este rey, cuando ustedes sepan que él gobierna y él reina sobre todos los pueblos, y él ha conquistado el pecado y la muerte en la tumba, entonces ustedes anunciarán su reino. Nosotros, nosotros tenemos el gozo de anunciar a la gente que trabajamos y vivimos entre nosotros aquí, y en todas las naciones, Jesús es el rey. El es el Rey. El es el rey sobre ti y sobre mí, y él reina. Este es el evangelismo. Es la proclamación del señorío de Cristo. Eso es lo que Pedro dijo en Hechos capítulo 2. El dijo Dios ha hecho a este Jesús a quien ustedes crucificaron Señor y Cristo. El hizo a El el Mesías. El es el Rey.

Por eso es que cuando abordamos un avión en la mañana para ir a Sudeste de Asia para los próximos diez días en una nación llamada musulmana, solamente hay un mensaje en mis labios para toda posible persona. Jesús es el Rey, Jesús es el Rey, Jesús es el Rey, Jesús es el Rey. Vuélvase, arrepiéntase, confíe en Jesús. El es el rey. El ama al difícil, y conquista al incontrolable, y sirve al inmerecido. El ha venido a morir en una cruz por nuestros pecados, él se ha levantado en victoria. Nadie más es Rey. Jesús es el Rey. Vivimos para anunciar su señorío y morimos para avanzar su reino.

Ustedes piensan acerca de esto. Estos hombres respondieron aquí y los hombres quienes responderían en los días por venir, incluyendo judíos, por supuesto, quienes traicionaron a Jesús. Fuera de los 11, la tradición nos dice que diez de ellos murieron como mártires. El que no murió, Juan, murió solo en una isla en el exilio. Esta respuesta al Rey Jesús les costó a ellos todo. Y estaríamos engañándonos a nosotros mismos en este salón si pensamos por un minuto que la misma posibilidad no estuvo allí para algunos de nosotros.

Ahora aquí está el trato. Ustedes dan una casual adherencia a este rey y ustedes navegan a través de la vida, y no anuncian su señorío, ustedes ignoran su misión, entonces No. 1 hay una pregunta acerca de si o no ustedes están realmente siguiendo este Rey. Pero la realidad es, ustedes serán mucho más salvos en este mundo que si ustedes abandonan todo para su gloria y totalmente depende de su gracia y se dan ustedes mismos en obediencia a su misión. Costará comodidad, quizás carreras, posesiones, quizás posición, costará seguridad. La realidad es aunque, permítanos darnos cuenta que esto puede costar tu vida o mi vida, pero, pero aun cuando muramos, vivimos, y estamos buscando y anhelando juntos cuando damos nuestras mismas vidas. Estamos mirando y anhelando el día cuando el Hijo del Hombre venga en las nubes del cielo, y él retornará para su pueblo, y nos traerá juntos para reinar con él por toda la eternidad.

Ven Señor Jesús. Ven rápidamente.

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!