Un salvador Que Desafió La Muerte - Radical

Un salvador Que Desafió La Muerte

Varios líderes religiosos han alcanzado prominencia a lo largo de la historia de la humanidad. Sin embargo, Jesús se distingue completamente de otros maestros y líderes por un conjunto de razones. En este mensaje sobre Apocalipsis 5:1–14, David Platt explica la singularidad de Cristo como el León conquistador y el Cordero sufriente que es digno de toda alabanza. A partir de este pasaje, el pastor David Platt presenta cuatro características de Cristo que lo distinguen de manera única.

1. Jesús conoce el mayor problema.
2. Jesús paga el mayor precio.
3. Jesús cumple el mayor propósito.
4. Jesús merece la mayor adoración.

Si tienes una Biblia contigo o cerca de ti, permíteme animarte a abrirla conmigo en el último libro, el libro de Apocalipsis.

Hoy en día en nuestra cultura, hay muchas personas hablando acerca de Jesús. Muchos de ustedes saben que el código Da Vinci es un libro que contiene ideas acerca de Jesús. Este ha vendido millones y millones de copias; y está a punto de ser publicado en una nueva película. Por esta razón, hay muchas personas hablando acerca de algunos de los problemas que se relacionan con la venida de Jesús. Incluso en las noticias, hace un par de semanas el evangelio de Judas ha sido muy frecuente, y esta promoción es acerca de Jesús.

Hoy en día hay muchas personas hablando acerca de Jesús, pero a lo largo del camino, en nuestra cultura tenemos la idea de que podemos redefinir quien es Jesús. Creemos que podemos hacer de Jesús quien queremos que el sea, sacar todas las cosas que vemos en la Biblia  y hacer que Jesús sea quien queremos que El sea. Creo que estamos en una posición muy peligrosa, cuando tratamos de redefinir quien es Jesús.

Permítame darle un ejemplo. Quiero que se imagine, que luego de adorar en la iglesia va a su casa a dedicar tiempo a su  familia u otros. Imagine que alguien que no estuvo en la iglesia viene a usted y le pregunta, “¿Qué tal el servicio de hoy o como estuvo la iglesia hoy?”

Usted comienza  a contarle acerca de la música, y que maravillosas estuvieron todas las canciones; y luego comienza a hablarle de la proyección y que increíble estaba esta. Después, solo imagine, usted llega al punto donde le dice que había un ministro llamado David Platt. En ese mismo escenario, imagine que la misma persona que le hizo esa pregunta le mire y diga, “ ¿quiere decir que escucho a David Platt predicar hoy en su iglesia?´´ Y le dices “si’’ y luego el repite “ ¿Quieres decir que David Platt estaba predicando?´´ Y tú dices nuevamente “si ‘’ entonces esa persona  vuelve y pregunta, “ ¿estás hablando de él David Platt, que estuvo contigo en la mañana de pascuas? “Y responde “si el mismo con el que estuve ese día.´´ Bien, esto puede suceder, siga la idea conmigo, ¿De acuerdo?

Imagine que en ese momento le dicen, “ ¡OH, se refiere al hombre, aquel hombre fuerte, piel oscura, con aspecto de que  trabaja todo el tiempo, y  que  tiene un  cruce entre atleta profesional y estrella de cine!, ¿es ese hombre?

Ahora bien, usted tiene dos opciones para responder a su pregunta. Por un  lado podría decir, “Definitivamente ese no fue el David Platt que vi. Vi a un hombre delgado, piernas arqueadas, que parecía que acaba de salir de la secundaria. Ese fue el hombre que vi. O, tu segunda opción cuando él diga, “ se refiere al chico fuerte, que parece trabajar todo el tiempo, piel oscura, con un cruce de atleta profesional y  de estrella de cine, usted puede mirarlo y decir, “Bien, si esa es su interpretación de quien es David Platt.´´

Bueno, yo no estoy abierto a la reinterpretación y si yo no estoy abierto a la reinterpretación Jesucristo tampoco. Nos equivocamos si pensamos que podemos llegar a la escena, que se ha hecho hace cientos y cientos de años y redefinir quien es Jesús.

Así que, lo que quiero hacer es mostrarle, en un pasaje de la escritura un retrato de Jesús y quiero mostrarle una imagen de quien es El realmente; no de quien yo digo que  El es, u otras personas dicen que El es. Quiero que vea quien dice la Biblia que es Jesús, y quiero que vea estas imágenes, porque yo estoy convencido de todo corazón, que si queremos ver una imagen y un retrato de Jesús por quien es El, lo encontraríamos encantador. Y nos daríamos cuenta de que El es digno de más que nuestra asistencia a la iglesia, El es digno de más que nuestra devoción informal y nuestro compromiso mediocre con él, El es digno de nuestra vida completa. Y quiero que vayan conmigo a  Apocalipsis 5.

¿Qué Es Tan Especial Acerca De Jesús?

Lo que quiero que hagamos es que pensemos en una cuestión principal. ¿Qué es tan especial acerca de Jesús? Hay muchos maestros y líderes religiosos a través de la historia de la humanidad. ¿Cuál es la única verdad acerca de Jesús? Quiero  mostrarle cuatro características de Jesús y de quien es El. Y creo que cuando veamos esas características, también podremos ver cuatro razones que explican porque Jesús es digno de nuestra entera devoción; digno de nuestras vidas completas. Quiero invitarle a sumergirse en esto conmigo.

Jesús conoce el problema fundamental.

Apocalipsis 5: ¿Que es tan especial acerca Jesús? Quiero que vean que Jesús conoce el problema fundamental, y esto lo distingue de todos los demás. Busque conmigo Apocalipsis 5:1.

Ahora bien, este es un cuadro que Juan nos presenta de una visión que él tuvo, pero en realidad este es como un resumen del libro de Apocalipsis e incluso de la Biblia en su conjunto. Es algo que nos da una amplia gama. Quiero que vea lo que ocurre. El dice, “vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono (Que es Dios) un libro escrito en ambos lados y sellado con siete sellos.´´ Y vi un ángel poderoso que decía con voz fuerte,  “¿quien es digno de romper los sellos y abrir el rollo?” (AP.5:1-2). Ahora bien, con el fin de entender lo que está pasando en este pasaje, tenemos que darnos cuenta de la magnitud que está representada en este libro. Así que quiero que imagine conmigo un  libro desde el tiempo que tenemos juntos aquí. Ahora bien, aquí en la Escritura vemos que se ha escrito en ambos lados, probablemente era un libro grande. Pero sólo para darles una idea, el libro que tiene este aspecto sería muy grande y tendría un sello en la parte exterior de la misma. Y usualmente cuando alguien que era digno o capaz de ver lo que estaba escrito en el interior del libro, venia y rompía el primer sello luego debían desenrollarlo y leer lo que este contenía y ese fue el método que se promulgó. Así que, obviamente, alguien muy importante tenía  que ser el que iba a romper el sello.

Ahora bien, esto dice “este libro tenía siete sellos, eso quiere decir que ya había alguien quien podría romper el primer sello y ver que había escrito en él, y luego una vez que se desenrollara el libro llegara al segundo sello. Y tenía que ser capaz de romper ese, después el tercero, el cuarto, el quinto, el sexto, el mismo proceso hasta llegar al séptimo.

De hecho en el siguiente capítulo, Apocalipsis 6. Esto empieza a desarrollarse, en el versículo 1. Observe lo que dice la Biblia. “ Mire como el cordero abrió el primer sello ‘’ (AP.6:1), y esto habla acerca de lo que paso. Observe el verso 3, “ cuando el cordero abrió el segundo sello.” Verso 5, “ cuando el cordero abrió el tercer sello. ´´ Verso 7, cuando el cordero abrió el cuarto sello.´´ Verso 9, cuando el cordero abrió el quinto sello. ´´ Verso 12, “vi. Como el cordero abrió el sexto sello. “ A su vez en el capitulo 8:1 usted puede ver que cuando El abrió el séptimo sello hubo silencio en el cielo como por media hora. Así que, la pregunta en el versículo 5 es, ¿Quien es digno de romper los sellos y abrir el rollo?

Ahora bien, obviamente no tenemos tiempo de estudiar el libro de Apocalipsis completo, incluso habría que estudiar los capítulos siguientes para ver lo que se desarrolla en este rollo, pero quiero darle una visualización básica para resumir lo que está escrito en ambos lados del rollo, en Apocalipsis 5 se encuentran los propósitos de Dios, propósitos finales para toda su creación.

El primer libro de la Bibli

Sabemos que en el primer libro de la Biblia (Génesis 3 para ser preciso) el pecado entro al mundo estropeando la creación de Dios, como consecuencia del pecado, todo somos culpables. Sé que hay muchas personas aquí pero cada uno de nosotros ha pecado en la vida, y por esa razón, vemos los efectos del pecado en el mundo, en sufrimientos, en dolor y un sin número de cosas que nos suceden como resultado de nuestro pecado e incluso cuando tratamos de hacer el bien experimentamos el sufrimiento.

Así que esta es la visualización que tenemos de Génesis 3 hasta este punto. Pero en Apocalipsis, tenemos los propósitos finales de Dios. Cómo El va a poner fin a esto, poner fin al sufrimiento, dolor y mal para su pueblo. Cómo va a derramar bendiciones sobre su pueblo por toda la eternidad, así también cómo será su juicio, eso es lo que figura en ese libro. Los propósitos finales de Dios para toda la creación.

Por lo tanto, este es un gran negocio. Su eternidad y mi eternidad ligadas en lo que está escrito en el rollo, en las manos de Dios. Ahora bien, algunos de ustedes estaría pensando, “ Bien David, ¿porque Dios no simplemente abrió el rollo el mismo?´´ Bien, quiero que se den cuenta de lo que esto significaría. Si Dios, que era completamente santo y no hubo pecado en el, iba a abrir un rollo que desarrollaría  los propósitos de su condición para toda la creación. Y si nos presentamos ante él con una vida pecaminosa y habiendo sido desobedientes a Él, ¿Cual sería la única opción para nosotros durante toda la eternidad? Juicio y condenación. Esto está claro en la Biblia. Como resultado del hecho de ser pecadores, estamos separados de un Dios que es santo. Acerca del problema esencial, por favor no olviden esto; la pregunta final en el universo es, ¿Cómo es posible que pecadores como nosotros podamos ser hechos justos ante un Dios santo?

Hablamos sobre el cielo casi frívolamente. Tenemos que darnos cuenta, con el fin de pasar la eternidad en la presencia de Dios, que hay un problema de pecado que tiene que ser tratado. Así que no queremos que Dios abra el libro sin un mediador entre Él y nosotros, que se ocupe de ese problema. Así que quiero que vea que a causa de nuestro pecado, estamos delante de un Dios Santo. Dos características que creo que podemos ver en este pasaje. Número uno, nos presentaremos delante de un Dios santo, sin esperanzas. Y número dos, nos presentaremos delante de un Dios santo, impotentes.

Vea lo que pasa, en el verso 3 dice, “Nadie en el cielo, en la tierra o debajo de la tierra pudo abrir el rollo o incluso mirar en su interior, y el verso  4 dice, “ Juan lloro y lloro porque no se encontró a alguien que fuera digno de abrir el rollo o tan solo mirar lo que estaba escrito en el.´´ AP. 5.3-4.

La esperanza

Ahora quiero que se imaginen conmigo este rollo, si este contiene el fin del sufrimiento, el fin del dolor, Dios traerá plenamente su bendición sobre Su creación, para restaurar de nuevo lo que Él creó. Imagínese las personas del primer siglo leyendo esto. Estas eran unas personas que estaban experimentando una  gran persecución  porque eran cristianos. Habían experimentado una gran cantidad de sufrimientos en sus familias. Las  Esposas de algunos de ellos habían muerto, maridos habían sido asesinados, y había otros que habían sido martirizados. Habían visto como se llevaban a sus hijos lejos de ellos. Habían experimentado el dolor y en este momento Juan ve  lo que pone fin a todo esto. La bendición de Dios para la restauración de las cosas como deben ser, el fin del sufrimiento, el fin del dolor y ve que está a la diestra de Dios, pero nadie es capaz de abrirlo. Es por eso que vemos a Juan, no simplemente llorando sino que enfatiza que lloró y lloró. Y la esperanza se le había ido a Juan al ver que nadie podía abrir el libro.

Supongo que la mayoría de nosotros en algún momento nos hemos preguntado: “¿Es esto realmente todo lo que hay en el mundo?” Usted ha experimentado dolor, a través del sufrimiento, sé que algunos han experimentado el dolor de cáncer “¿Es todo lo que hay? ¿Eso es todo? “Enfermedades, desastres naturales, etc. Mi esposa y yo hace ocho meses teníamos nuestra casa completamente inundada y nos quedamos sin ella. Alguna vez  ha pensado, “¿Es esto todo lo que hay?”. Tsunamis, terremotos, guerras… Hay una esperanza de que haya alguna una diferencia, un día en que algo va a cambiar y todo va a ser hecho con justicia. Esa es la esperanza a la que nos aferramos. Pero si nadie es capaz de abrir el libro, se nos va la esperanza por completo. Quiero que vean la gravedad de esta situación.

No sólo somos inútiles, también dije que somos impotentes porque la Biblia dice que miramos a nuestro alrededor y nadie fue capaz de hacer algo. No hay nadie que sea capaz de entrar en la presencia de Dios, imagínese entrar en la presencia de Dios, audazmente yendo hacia él, tomando el libro de sus manos y abrirlo. Sería un movimiento muy audaz. ¿Quién tiene el derecho? ¿Quién tiene las credenciales para hacer eso realmente? Es una pregunta muy interesante.

Ha habido una gran cantidad de personas a lo largo de la historia del mundo que han estado en estas escenas religiosas, maestros y líderes religiosos,  dando enseñanzas a miles de personas, algunas de  estas personas los han seguido, para decir “Esta es la forma de encontrar la vida.” Pero si se mira a través de todos los libros de historia religiosa se encuentra que no es una de esas personas que dice:” Somos capaces de deshacernos del problema del pecado que nos separa de un Dios santo. “Hay una gran cantidad de maestros que dicen: “Haz esto o aquello, siga el Corán, siguen el camino óctuplo, hacen esto con el fin de lograr la paz con los que le rodean.” Pero en ningún momento mencionan como deshacerse del problema del pecado y quiero que  observen que desde el comienzo mismo de este pasaje Jesús conoce el problema fundamental. ¿Cómo nos presentamos ante un Dios santo? ¿Cómo podemos estar con un Dios santo? que es el problema más importante que cualquier otro problema que cualquiera de nosotros puede llegar a enfrentar. Es un escenario bastante desolado porque se ve y dice: “Nadie dice nada.”

Tuve un recuerdo de algo en mi infancia. Hace dos semanas mi esposa y yo estábamos compartiendo  con nuestros  sobrinos en  Chucky Cheese, estábamos allí con ellos con motivo a su cumpleaños. Ese lugar le daría un dolor de cabeza en cinco minutos, fácilmente, pero aún así más que eso, como un niño, te acuerdas de lo que pasa. Usted va a ese lugar donde usted tiene la oportunidad de conseguir un montón de fichas y luego va a jugar diferentes tipos de juegos, por ejemplo skee ball que se juega lanzando a una bola, me sentaba a jugar durante horas, todo niño que se sienta ahí trata de hacer su mejor intento. Recuerdo que mi mamá o papá, siempre estaban allí para tratar de ayudarme a acertar un punto, porque yo no podía hacerlo solo, y cuando  lograba acertar, ¿saben que salía de la maquina? Boletos que al final podía cambiar por algún objeto.

La emoción es tan grande que tratas de jugar mientras más intentos sean posibles para adquirir la mayor cantidad de boletos, usted está pasando por un buen momento, un momento de mucha diversión junto a sus padres. Pues bien ahora viene la parte mala. Ya tienes que abandonar este lugar en el cual has disfrutado  tanto. Vas hacia la salida y pasas por ésta zona llamada el contador de la redención. ¡Está bien! ¿Sabes de lo que estoy hablando? Esta es la parte que le herirá. Usted camina por ahí como un niño pequeño que tiene  estas entradas y que trabajó duro para conseguirlas. Usted las está sosteniendo en su mano. Va allí y tiene ante usted la imagen de tantas cosas que te gustaría tener. Inmediatamente sus ojos se suben a lo más alto. En el estante superior, hay un enorme animal de peluche que usted puede imaginar perfectamente en su habitación y su valor como 80.000 boletos, pero usted no sabe eso.

Así que miré a mamá y papá y señalándolo dije “Quiero aquel oso.” “Quiero aquel gran animal de peluche.” Ellos me miraron y dijeron: “Hijo, definitivamente no tienes suficientes boletos.” Así que mis ojos  bajaron un nivel más del estante. Y vi una de esas lámparas de lava, usted  sabe uno de esos regalos sin sentido, pero a la vez atractivo, está bien. Usted dice: “Está bien, voy a tomar esa lámpara que se ve bien.” Yo quiero eso, le dije a mis padres. Era como 40.000 boletos. ¿Sabes cuántas horas de skee ball tienes que jugar para conseguir 40.000 boletos? Mamá y papá miraron  hacia abajo y me dijeron con el gesto de su cara, “Hijo, no tienes suficientes boletos.”

Así que baje un poco más lejos. ¿Qué tal el  coche a control remoto?  Mis padres volvieron a decir” hijo, no tienes suficientes boletos”. Este proceso continúa hasta que te entregan una de esas cajitas, y cuando abres la cajita ves el brillo de un borrador negro, y a su lado un pequeño lápiz. Y luego verte en la posición de tener que entregarles los boletos a tus padres en cambio de esta simple cajita. Has pasado horas haciendo tu mejor esfuerzo y salir por las puertas de Chucky Cheese con una goma oscura brillante y un lápiz en la mano, ya que no tienes suficientes boletos para lo que hay en la parte superior del estante.

Abraham de pie allí, “Abraham, ¿tienes entradas suficientes para ir allí y tomar el libro? Usted es el padre del pueblo de Dios. Usted empezó todo este asunto al comienzo de la Biblia. Abraham, ¿tienes suficientes boletos? “Abraham simplemente mira hacia abajo y dice:” No tengo suficientes boletos”.

“Moisés, que guió al pueblo de Dios, que los llevó por la Tierra Prometida, que los condujo por ese mar que se dividió, se dirigió al pueblo de Dios de una manera tan increíble. ¿Conseguiste suficientes boletos? seguro que si “Moisés  solo baja la cabeza y dice:” No tengo suficientes boletos”.

¿Qué pasa con todos los profetas?

¿Qué  pasa con todos los profetas? estos hombres que dieron literalmente su vida y fueron asesinados por proclamar la Palabra de Dios, Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel. “Sin duda, uno de ustedes tiene suficientes entradas. ¡Dieron sus vidas! “Ellos miran hacia abajo y dicen:” No tenemos suficientes boletos”.

“Juan el Bautista, que preparó el camino para la venida de Jesús. Jesús habló muy bien de usted, seguro que tiene suficientes boletos. “Juan el Bautista dice:” No tengo suficiente. “” Pedro, “sobre esta roca edificaré mi iglesia”  Juan, ¿alguno de ustedes discípulos? ” “No tenemos suficiente. ”  ” Pablo “, escribió la mitad del Nuevo Testamento,” usted es el misionero más grande que ha vivido. Seguramente tiene suficientes boletos. ”  Pablo sólo baja la cabeza y dice:” No tengo suficientes boletos”.

Al llegar a un tiempo contemporáneo, ” La Madre Teresa, que hizo mucho bien y cuidado a millones de personas juntas. Seguramente tiene suficientes entradas. “Madre Teresa mira hacia abajo y dice:” No tengo suficiente. “” Billy Graham, que ha predicado a más personas que cualquier otro en la historia del mundo. Seguramente tienes suficiente. “Billy Graham baja la cabeza y repite lo mismo que los anteriores.

¿Quién tiene suficientes entradas? ¿Quién realmente va a acercarse al trono de Dios, tomar el rollo de la mano, romper el sello y abrirlo? ¿Muhammad va a hacer eso? No tiene suficientes boletos. El Buda,   ¿va a hacer eso? No tiene suficientes boletos tampoco. Oprah, Dr. Phil, no hay suficientes boletos. El cielo continúa en silencio.

Viniendo de nuevo a usted y a mí ¿Tiene boletos suficientes para abrir el libro? Cada uno de nosotros sólo puede colgar la cabeza y decir que no hay suficientes boletos. Y esa es la visualización que vemos aquí. Es bastante desesperante. Algunos de ustedes pueden estar pensando, “Bueno, usted está hablando de las diferentes religiones que no tienen suficientes entradas. Soy ateo yo ni siquiera creo en Dios”.

Bueno, creo que lo que estamos hablando acerca de esta desesperación e impotencia es lo que realmente se resume en esa idea. Incluso eso de auto-proclamarse ateo. Recuerdo que Bertrand Russell, escribió un libro llamado: Por qué no soy cristiano. Él es un ateo muy notable del siglo 20. Al final de su vida en su lecho de muerte, éstas fueron las palabras que dijo: “No tengo nada a que aferrarme más que a la desesperación inflexible del sombrío. Porque si Dios no existe nosotros somos sólo algunos productos de nuestra creación y estamos sólo en el  ciclo en el que vamos a estar aquí por un tiempo y luego nos iremos lejos y alguien más seguirá adelante. Es sólo este ciclo sin fin. ¿Dónde está la esperanza del fin del sufrimiento y el dolor? ¿Dónde está la esperanza en eso? es inútil. “Esa es la visualización que tenemos aquí. Pero Jesús sabe cuál es el problema fundamental.

Jesús paga el precio más alto.

Número dos: Jesús paga el precio más alto. Quiero que vea lo que pasa después. Tenemos el escenario montado con este problema. Ahora mira lo que sucede en el versículo 5, “Uno de los ancianos me dijo: ‘No llores’ -Juan  se derrumbaba llorando, él estaba perdido-“Mira, el León de la tribu de Judá, de la descendencia de David, ha triunfado. Él es capaz de abrir el libro y desatar sus siete sellos “(Apocalipsis 05:05).

Ahora vemos una paradoja bastante extrema y no podemos dejarla aquí. Por un lado vemos a un león conquistador. Esa es la visualización que la Biblia nos ha dado aquí, de un León de la Tribu de Judá. Quiero mostrarte algo realmente genial. Esto no es sólo una de las cosas que aparece en Apocalipsis 5. Esto es algo que se habló miles de años antes de este. Mantenga este pasaje aquí y regresemos al primer libro de la Biblia. Génesis 49. Vaya conmigo allí. Quiero que lea cómo empezó todo esto. Tiempo atrás, en el primer libro de la Biblia.

Lo que estamos a punto de leer es acerca de Jacob profetizando sobre el futuro de sus hijos. Uno de los nombres de su hijo era Judá, el que acabamos de mencionar en el versículo 5 de Apocalipsis. “No llores el León de la tribu de Judá”. ¿Qué significa eso? Vallamos atrás a Génesis 49 lea conmigo en el verso ocho cuando Jacob le está hablando a Judá.

Apocalipsis 5

Ahora se trata de cientos y cientos de años antes de que se pensara en Apocalipsis 5. Mire esto, “Judá, te alabarán tus hermanos; derrotaras a tus enemigos: Los hijos de tu padre se inclinarán a ti. Judá es un cachorro de león, Oh Judá; que te sube sobre de la presa, hijo mío. Como un león se encorvó y se echó. Y como un león, ¿quien se atreve a despertarlo? “(Génesis 49:8-9). ¿Esto suena familiar? Vea el versículo 10: “El cetro no se apartará de Judá, Ni el poder de entre sus pies, hasta que venga aquel a quien pertenece, y la obediencia de las naciones es suya” (Génesis 49:10).

No olvide esto, al principio de este libro se habla de que va a venir uno de la línea de Judá, y éste va a ser el que todo le pertenece. Esto es acerca de lo que estamos hablando aquí en Apocalipsis 5. El que todo le pertenece, y la obediencia de las naciones es de Él y Él va a venir como un león. Eso es lo que dice Génesis 49. Apocalipsis 5 nos da una visualización de esto. Juan oye esta voz y dice: “Mira el León de la tribu de Judá, de la descendencia de David.” Isaías 11:1 y 10 habla de que Jesús vendría  a través de la descendencia de David, que también vendría a través de la descendencia de Judá. Apocalipsis 22:16, el último libro, habla de cómo Jesús es la descendencia y el linaje de David. Así que Jesús es el León del cual se está hablando aquí.

Quiero mostrar algo que es realmente genial, volvamos otra vez a Apocalipsis 5. Quiero darle una pequeña lección de griego. Sé que usted no esperaba una lección de griego, pero quiero darle una imagen de algo griego contenido en este pasaje que usted ya sabe. Hay una palabra griega en este pasaje que, estoy seguro, usted está familiarizado. Quiero que vea conmigo en el versículo 5. Dice: “He aquí que el León de la tribu de Judá, de la descendencia de David, ha vencido” (Apocalipsis 05:05). Algunas traducciones dicen, “prevalecido”, otras traducciones dicen “conquistado”.

Ahora, la palabra griega, del idioma original del Nuevo Testamento que está escrita aquí es una palabra que todos ustedes conocen. Supongo que usted está familiarizado con NIKE  (Es una popular marca de zapatos y otros artículos). Esa es la palabra aquí en el Nuevo Testamento, Nikao, y significa literalmente “prevalecer” o “conquistar”, “triunfo”. Eso es lo que significa esta palabra. Por eso la eligieron como el nombre de esta empresa, porque en el deporte queremos conquistar y queremos ganar. Así que los que venden esto, ponen esta etiqueta por ahí, “Compre NIKE y usted será un ganador”. Yo he usado zapatos de golf NIKE y nunca gane en el golf, no funciona por completo pero quiero que vean que es exactamente lo que significa esta palabra. Se habla de la conquista y la conquista que prevalece.

Quiero que hagas de cuenta de que NIKE no surgió de esta palabra. Dios la hizo. Y Dios la usó para referirse a su Hijo. Él dijo: “Él es como un león que va a prevalecer, va a conquistar.” Como ve, con el fin de obtener el libro no basta con sólo pasearse en la presencia de Dios y tratar de tomarlo en Su mano. No, hay que caminar en la valentía, porque habéis vencido.

Esa es la visualización que vamos a ver primero, pero no te pierdas lo que pasa después. Así que Juan se limpiaba las lágrimas de sus ojos. El había  oído hablar del León de la tribu de Judá. Mira lo que el versículo 6 dice: “Y vi un Cordero como si hubiera sido inmolado, de pie en el centro del trono y de los cuatro seres vivientes y los ancianos. Tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra “(AP. 5:06). Ahora, eso es una imagen bastante increíble. Juan estaba esperando ver a un león, y en lugar de eso da la vuelta y ve este cordero que parecía que había atravesado un picador de carne. Es una horrible imagen de un cordero, mirando como si hubiera sido inmolado. Así que quiero que veas dos facetas de la imagen de Jesús. Él no solo es el león conquistador sino que también es el Cordero sufriente.

Ahora bien, en las preguntas que la gente ha tenido sobre Jesús en los últimos cientos y cientos de años, muchas veces las personas, están a favor de una de las dos visualizaciones de Jesús. Hay un montón de gente que ve la imagen de Jesús como el Cordero sufriente, como alguien débil, como un buen hombre, pero que realmente no podía, no tenía mucho poder, realmente no podía hacer que la gente lo siguiera. Todo lo que hizo fue pasar el rato con este grupo de andrajosos. Por otro lado, hay mucha gente que dice que Jesús era un gran hombre, Él era un gran maestro religioso con mucho poder, pero niegan el hecho de que Él murió en la cruz.

Hoy en la Islam

Un ejemplo de ello, el ejemplo más simple, en nuestro mundo de hoy en el Islam.  Los musulmanes no creen que Jesús fue crucificado. De hecho, aborrecen la idea. Ellos piensan que es una idea horrible que Jesús iba a morir en la cruz. He hablado con muchos en Indonesia y ellos dicen que tienen dos problemas principales con la imagen de Jesús de la cual estamos hablando aquí. Número uno, que tienen un problema con el hecho de  lo que estamos diciendo que Jesús es Dios en la carne. “y pienso que  eso es una locura”, pero lo que lo hace aún más loco, es el segundo, que Dios en la carne, no sería crucificado, asesinado en un trato cruel, inhumano, y de tal manera tan vergonzosa. Dios no haría eso. ”

Leí recientemente a un erudito musulmán que incluso escribió estas palabras, este erudito musulmán dijo: “Honramos a Jesús más de lo que lo hacen los cristianos. Nos negamos a creer que Dios permitiría que sufriera una muerte de cruz”.

Quiero que vean en este retrato de Jesús que para que Él sea el león conquistador en el panorama de la historia humana, tuvo que desempeñar el papel de un Cordero en sufrimiento. Ellos van de la mano. Con el fin de conquistar y ser capaz de entrar en la presencia de Dios y tomar el libro, tenía que pagar el precio por sus pecados y por mis pecados. Con el fin de hacer un camino para que podamos estar unidos con un Dios Santo. Por eso tuvo que hacer el papel del Cordero sufrido. La cruz no era una opción para él. No era el plan B, porque las cosas no funcionaron mejor. Este era el plan de Dios en el universo para convertirse en un hombre y caminar  hacia  la cruz y morir, tuvo que pagar el precio por sus pecados y por mis pecados, para llevárselos.

Mi esposa y yo estábamos en la ciudad, habíamos llegado y yo quería salir con ella en calidad de cita y llevarla a un buen restaurante. Así que me decidí, en lugar de llevarla a McDonald u otro lugar parecido, la llevaría a un lugar agradable. Fuimos a un restaurante llamado “Brio.” Un restaurante agradable, así que le dije, “yo invito esta noche. ’’ Vamos a pedir lo que queramos. Vamos a pasar un buen rato. Así lo hicimos. Ordene un buen filete grande y ella ordeno sopa de langosta. También nos trajeron postre. No solemos tomar postre, pero nos dieron postre.

Estábamos sentados allí comiendo, terminando nuestro postre, justo después de haber disfrutado de nuestro tiempo juntos, nuestro camarero se acercó a nosotros y dijo: “Señor,”  “Quiero que sepa que hay un hombre aquí en el restaurante que se hará cargo de su cuenta. Yo no puedo decir quién es, lo único que quiere es darle las gracias por lo que has estado haciendo durante las últimas seis u ocho semanas, y que quiere hacerse cargo de su cuenta”.

Tuvimos esta agradable comida y pudimos irnos sin tener que pagar nada por ella porque nuestra cuenta había sido pagada. Oro, para que se dé  cuenta que  hoy en día, de una manera mucho más profunda esta el pecado, y el pago por el pecado es la muerte, el pago que el pecado da es el sufrimiento, y el Dios del universo viene a ti, y a mí, y dice: “su cuenta ha sido pagada. ¡Nadie más en toda la historia puede decir eso! ¿Quién más va a pagar ese precio? Nadie más puede hacerlo. Esa es la verdad acerca de Jesús. Sólo él pago el precio más alto.

Jesús cumple el objetivo final.

Número tres: Jesús cumple el objetivo final. Ahora, aquí es donde se pone bueno, cuando realmente empezamos a pensar en esto, lo que Jesús ha hecho aquí porque dice en el versículo 7: “Él vino y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono” (AP. 05:07).Visualice esto. Jesús camina en Su presencia, toma el libro, y se lo lleva, porque Él es digno. Es increíble, sobre todo cuando sabemos que ha puesto en marcha todo lo que hemos visto.

Imagínense. Algunos han llamado el día más triste en el cielo a esta escena. Es por eso que Juan está llorando porque se da cuenta de la gravedad de la misma. Él está de pie allí, tiene boletos en la mano, como todo el mundo, pero nadie es capaz de pagar. Y aquí está el libro. Eternidad, el perdón de los pecados, el cielo, la alegría, la vida eterna todo esto colocado en el estante de arriba, y el cielo estaba completamente silencioso ya que nadie es capaz de pagar ese precio y es una eternidad sin la esperanza de lo que estamos viendo. El está en el centro de la escena, las cosas empiezan a retumbar un poco y el silencio comienza a romperse.

Cuando usted y yo estemos de pie allí en el trono del universo con estos boletos en la mano, que no tengamos capacidad para pagar el precio por eso, es en ese momento en que Jesucristo, el león que es el Cordero se acerca  y dice: “¡tengo suficientes boletos!”Él dice:” Yo los  tengo todos porque he pagado el precio para ustedes! Ustedes no tienen que preocuparse de sus boletos, o de todo el bien que pueden hacer o como pueden ganar más, porque tengo todo cubierto. He pagado el precio por sus pecados y soy capaz y digno de entrar en la presencia de Dios, tomar el libro y para que usted pueda experimentar la alegría y la satisfacción en la vida eterna, que se celebra allí. No hay una razón más para celebrar ese derecho.

Es por eso que cantamos, es por eso que adoramos juntos. Ese Salvador merece más que nuestra asistencia religiosa y Él es digno de más que nuestra devoción casual, nuestros compromisos mediocres. Él es digno de toda nuestra vida.

Jesús merece el elogio final.

Jesús sabe cuál es el problema fundamental, y ya el pago ese precio. Él cumplió el propósito aquí. Quiero que vean que Jesús merece la alabanza final. Que Dios nos ayude en nuestra subcultura religiosa en los Estados Unidos de América a no ser casual con este Rey, este Salvador, este Señor. Él es más digno que vestirse para ir a un lugar, cantar algunas canciones y volver a casa. Él es digno de todo.

Este pasaje relata qué sucede después. Las cosas se ponen realmente intensas. Vea el versículo 9, dice: “Y cantaban un nuevo cántico:” Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación “(Apocalipsis 05:09). No olvides que  en ese día, nuestra adoración será nueva. Debido a que este tema no se había cantado en el cielo, hasta el final. Antes de esto en las Escrituras nunca se había cantado. Cuando Jesús toma el rollo por lo que Él hizo en la cruz y todo esto se desarrolla, la canción que dice: “Tu compraste nuestra redención y nuestra salvación.”

Nuestra adoración será nueva, nuestra adoración nunca acabara. ¿Qué pasó después de eso? “Y miré, y oí la voz de muchos ángeles miles y miles, y diez mil veces diez mil” (Apocalipsis 05:11). Así que los ángeles se están sumando a la acción. “Ellos rodearon el trono y de los seres vivientes y de los ancianos. En una voz que cantaba: “Digno es el Cordero, que fue inmolado, de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, el honor y la gloria y la alabanza” (AP. 5:12). Y entonces nos unimos, “Y oí a toda criatura en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra y en el mar, y todo lo que en ellos hay, oí:” Al que está sentado en el trono y al Cordero, sea la alabanza, el honor, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos “Los cuatro seres se inclinan y dicen:” Amen “, que significa que está hecho, está terminado, y todos ellos adoraban y no se detuvieron ni se va a detener.

El Cordero que fue inmolado y el Cordero

Llegara  un día histórico en que todos y cada uno de nosotros se doblará alrededor del trono del Cordero que fue inmolado y el Cordero, que ganó la última batalla y vamos a decir que Él es digno. La pregunta es: “¿Vamos a hacerlo ahora o cuando sea demasiado tarde?” No importa lo duro que sea su corazón, no importa cuántas veces usted dice, “Bueno, yo no voy a llamar a este Jesús, mi Señor. “Llegará un día en que todos y cada uno de nosotros vamos  a doblar a  nuestras rodillas ante Él y le  llamara  Señor, porque Él es digno y esto es  lo que lo distingue de todas las personas en toda la historia.

Veamos este   retrato. Creo que cuando lo veamos, veremos que Él es asombroso. ¿Por qué deberíamos hablar de un Cordero como si hubiera sido asesinado?, lo que es un cuadro horrible, pero no olvides esto ¿Ha  mirado en el versículo 6?  Usted casi  podría haber olvidado esto, Juan dice: “Y miré, y vi a un Cordero como si hubiera sido inmolado, “¿Qué estaba haciendo ese cordero? Subráyelo en su Biblia, enciérrelo y ponga  un gran signo de exclamación al lado de él. El cordero no está encorvado, el Cordero no está caído, abatido por lo que había pasado en ese sufrimiento. ¿Qué está haciendo el Cordero? Está de pie, el Cordero se ve como si hubiera sido inmolado. ¡Qué imagen tan increíble! Está de pie a la diestra de Dios. ¿Sabe  por qué? ¿Qué significan las siglas del Cordero? ¿Puede un cordero, que ha sido sacrificado, estar de pie?

El principio de la Biblia

Tiempo atrás, en Éxodo 12 el cordero sería llevado a una casa el día 10 del mes y debían de pasar cuatro días con este cordero. Ellos crecen adheridos a ellos, tan simples como cuando nos apegamos a una mascota. En el cuarto día, el día catorce del mes, iban a masacrar el cordero. La sangre del cordero sería un símbolo del precio que pagaría por nuestros pecados. Esa es la imagen que Dios  da en el principio de la Biblia, De lo que viene de aquí hasta el final. Y no olvide. El Cordero ha sido inmolado. Él murió en la cruz. Pero no ha sido vencido. El Cordero está de pie y ya no estará más en la cruz,  ¡Él ha resucitado!

Me asombro de lo  qué creen otras religiones en la Pascua. Cuando todos estamos haciendo lo que  normalmente hacemos, ellos están pensando, “Nuestro hombre está en la tumba. ¡Nuestro hombre sigue ahí! “Este Cordero que fue inmolado es el León que ha conquistado y Él está de pie ante el trono de Dios” y ¡Él es digno de toda nuestra alabanza!

Quiero que usted simplemente reflexione sobre lo que hemos visto de Dios en este pasaje y quiero hacerle una última pregunta. Creo que es la pregunta del universo. Es una pregunta que cada uno de nosotros  sin importar si somos  niños,  estudiantes,  adultos o  ancianos ni el lugar en el que nos encontremos, debemos responder. Cada uno de nosotros tiene que responder a esta pregunta en algún momento de nuestra vida. La pregunta es, “¿Jesús es el dueño de tu vida?”

David Platt

David Platt sirve como pastor en el área metropolitana de Washington, D.C. Es el fundador de Radical.

David recibió su doctorado del New Orleans Baptist Theological Seminary [Seminario Teológico Bautista de Nueva Orleans] y es el autor de Don’t Hold Back [No te quedes donde estás], Radical, Sígueme, Contracultura, Algo tiene que cambiar, Before You Vote [Antes de votar], así como los varios volúmenes de la serie Christ-Centered Exposition Commentary [Comentario Expositivo centrado en Cristo]. 

Vive junto con su esposa e hijos en el área metropolitana de Washington, D.C.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!