Sesión 2: ¿Por qué existe Dios? - Radical

Secret Church is this Friday. It's not too late to join us! 🎟️

Iglesia Secreta 4: ¿Quién es Dios?

Sesión 2: ¿Por qué existe Dios?

Los nombres y atributos de Dios son aparentemente innumerables y nunca los conoceremos completamente en esta vida. Sin embargo, al buscar conocer a Dios y comprender por qué existe, estos dos aspectos nos ayudarán a dar forma a nuestra comprensión de Él y su carácter. En esta sesión de Iglesia Secreta 4, el pastor David Platt analiza tanto los nombres como los atributos de Dios para explicar por qué Dios existe. A lo largo de este mensaje, el pastor David Platt discute el poder detrás de los nombres de Dios y cómo cada uno demuestra su soberanía. Dios revela su amor y pasión por toda la creación en sus propios nombres. El pastor David Platt también explica cómo los atributos de Dios apuntan a la esencia misma de quién es Él, por qué existe y cómo existe.

  1. Los nombres de Dios
  2. Los atributos de Dios

Los Nombres de Dios

Dios comienza los diez mandamientos dando a conocer Su nombre. Éxodo 20:2 dice: “Yo soy Jehová tu Dios…” Luego dice: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”. También dice de Su nombre: “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano, porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano”. En el Salmo 113 dice el Señor: “Sea el nombre de Jehová bendito Desde ahora y para siempre. Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone, Sea alabado el nombre de Jehová. Excelso sobre todas las naciones es Jehová, Sobre los cielos su gloria”. Este es un gran versículo. ¿Por qué Dios es tan celoso cuando se trata de Su nombre? Por varias razones…

Primero, los nombres de Dios nos revelan a Dios. Tenemos que entender que los nombres de Dios no son títulos que surgieron de la nada o que fueron inventados. Estos son nombres que Dios ha escogido utilizar para darse a conocer a Sí mismo. Estos nombres son un regalo de Dios. Sus nombres son una de las formas en las que Él ha escogido revelarse a nosotros. Moisés le preguntó a Dios: cuando me pregunten quién me envió, ¿Qué les diré? Y Jehová le dijo: Diles que YO SOY te envió. En Éxodo 33 Moisés le pidió a Dios: “El entonces dijo: Te ruego que me muestres tu gloria. Y le respondió: Yo haré pasar todo mi bien delante de tu rostro, y proclamaré el nombre de Jehová delante de ti; y tendré misericordia del que tendré misericordia, y seré clemente para con el que seré clemente”. Los nombres de Dios nos revelan a Dios.

En segundo lugar, los nombres de Dios nos llevan a adorarle. El nombre de Dios es Su auto revelación que hace que Su pueblo le alabe. Cuando alabamos a Dios, adoramos Su nombre. El Salmo 8 lo dice, “!!Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos…”

En tercer lugar, los nombres de Dios nos dan refugio y protección en Dios. Proverbios 18:10 dice, “Torre fuerte es el nombre de Jehová; A él correrá el justo, y será levantado”. Mientras más entendamos el nombre del Señor, más refugio encontraremos en Él. Cuando la vida nos trae altibajos, en el Señor tenemos refugio.

En cuarto lugar, los nombres de Dios simbolizan el lugar donde habita la Gloria de Dios en medio de Su pueblo. Cuando Dios habla acerca del tabernáculo y del templo en el Antiguo Testamento, se refiere al lugar donde habitará Su nombre. Mire lo que dice en Deuteronomio 12:5, “sino que el lugar que Jehová vuestro Dios escogiere de entre todas vuestras tribus, para poner allí su nombre para su habitación, ése buscaréis, y allá iréis”. Primer de Reyes 9:3 dice, “le dijo Jehová: Yo he oído tu oración y tu ruego que has hecho en mi presencia. Yo he santificado esta casa que tú has edificado, para poner mi nombre en ella para siempre; y en ella estarán mis ojos y mi corazón todos los días”. Así que los nombres de Dios nos dan el lugar donde Su Gloria habita. Su nombre y Su Gloria van de la mano. Lo hermoso de todo esto, es que en el Nuevo Testamento no existe ni tabernáculo ni el templo. ¿Qué ha sido reemplazado por el tabernáculo o el templo? Nuestros cuerpos. Esto nos lleva a la siguiente verdad.

En quinto lugar, los nombres de Dios nos identifican con Dios. Somos Su templo. Somos Su habitación. Usted y yo somos el lugar donde habita el nombre de Dios. Que pensamiento tan impresionante. Nosotros llevamos Su nombre. Nuestra vida lleva el nombre del Dios todopoderoso. Cuando somos bautizados, ¿nos bautizamos en el nombre de quién? En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Esto nos comunica que nosotros encontramos nuestra identidad en la Trinidad. Por esta razón Ezequiel 36 dice: “Por tanto, di a la casa de Israel: Así ha dicho Jehová el Señor: No lo hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo nombre…”

En sexto lugar, el nombre de Dios es la autoridad de nuestra misión. Vaya conmigo a Hechos 2:38. Lo que vemos es que, luego del Pentecostés, Pedro dio su primer sermón. Al final del sermón, todos los que lo escucharon fueron tocados y convencidos por el Espíritu Santo, y luego se preguntaron: ¿Qué vamos a hacer ahora que sabemos estas cosas? Luego Pedro viene y les dice en el versículo 38: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.

Quiero mostrarles como el nombre de Dios es el tema más predominante del resto de los capítulos del libro de Hechos. Busquemos Hechos 3. Pedro y Juan van camino al templo y se consiguen a un hombre paralítico. Cuando Pedro lo encuentra en el piso le dice: “Mas Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy; en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda”. Luego de esto, las personas comienzan a cuestionar lo ocurrido y en el versículo 16 dice: “Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste esta completa sanidad en presencia de todos vosotros”.

Luego veamos lo que dice el capítulo 4:7. El Sanedrín entra en escena y comienzan a cuestionar lo que Pedro y Juan habían hecho, diciéndoles: “y poniéndoles en medio, les preguntaron: ¿Con qué potestad, o en qué nombre, habéis hecho vosotros esto?”. Luego el versículo 10 dice: “sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano”. Luego en el versículo 12, dice: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

Mire lo que dice el versículo 17 que hizo la gente del Sanedrín, “Sin embargo, para que no se divulgue más entre el pueblo, amenacémosles para que no hablen de aquí en adelante a hombre alguno en este nombre”. Tenían miedo del nombre del Señor. El versículo 18 dice, “Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús”. Recuerde lo que estaba pasando aquí. El nombre de Jesús era proclamado y todas estas personas lo atribuyen al nombre de Jesús.

Las personas estaban arriesgando sus vidas por el nombre de Jesús. Quiero recordarles que hace 2,000 años, había un nombre que cuando era proclamado, los cojos caminaban. Cuando era proclamado, el ciego podía ver. Quiero recordarles que el nombre de Jesús aún es bueno en estos días. La pregunta no es, ¿Es bueno el nombre de Dios?, la pregunta debe ser, ¿Cómo puedo de Dios, tenemos confianza en Su nombre?

Los Diversos Nombres de Dios

Existen los nombres propios, los nombre personales, nombres calificativos, títulos y no hay forma de poder conocer de manera exhaustiva los nombres de Dios. Así que a continuación, veremos algunos nombres propios, personales y calificativos de Dios.

Elohim

Elohim básicamente significa “El es Dios”. Incluso, Elohim es el plural de El. Lo Observamos en el lenguaje Hebreo en muchas de sus palabras. El significa Dios. Elohim es el plural. Esta palabra es usada frecuentemente para referirse a falsos dioses. Cuando se refieren a un dios en el Nuevo Testamento, usan la palabra “el”. Pero cuando es usada para referirse al Dios verdadero, al Dios de la Biblia, ellos usan “Elohim”, usan el plural.  Algunas personas dicen que esta es la ilustración de la trinidad. La mayoría de las personas dicen que esto es una demostración de Su supremacía. Este es el nombre mas genérico usado en a Biblia. Es usado alrededor de 2700veces en la Biblia. Es un nombre muy general que enfatiza Su poder como Creador de todas las cosas. Solamente en Génesis es usada 32 veces distintas. Este es el nombre que vemos para Dios una y otra vez. El es el Creador de todas las cosas. Cuando El habla, muchas cosas suceden. El tiene poder como Creador de todas las cosas. Este nombre también enfatiza la suficiencia de Dios como sustentador de todas las cosas. Vemos esto en Deuteronomio describiendo la persona de Dios, como un recordatorio de su vagar en el desierto y de la liberación de Dios hacia ellos. Vemos esto en los Salmos, de todas las dimensiones que enfrentamos en la vida, Dios es suficiente en todas. Este nombre es usado 26 veces diferentes en el Salmos 68 como una ilustración de la suficiencia de Dios. Es una ilustración de Su poder como Creador y Su suficiencia como sustentador. Este es uno de los nombres mas populares de Dios.

Yahvé o Jehová

Este es probablemente el nombre más común de Dios: Yahvé o Jehová. Que significa El es el Señor. Te animo a usar todas las letras mayúsculas cuando escribas este nombre “SEÑOR”. Esta es la razón por la cual en muchas traducciones de la Biblia incluyendo la Nueva Versión Internacional, veras la letra S en mayúsculas y el resto en minúsculas. En otras ocasiones veras todo en mayúscula. Sin embargo, en el lenguaje original hay dos palabras diferentes en el Antiguo Testamento. Cuando ves todo en mayúsculas se refiere a Yahvé, Jehová.  Cuando la primera esta en mayúsculas y el resto en minúsculas frecuentemente se refiere a Adonai, el cual es un nombre que explicare luego. Jehová es el nombre de Dios usado cuando El se revela a través de todas la Escritura.

En Éxodo capitulo 3, Moisés esta teniendo una conversación con la zarza ardiente. Dios le dijo a Moisés, “Yo Soy el que Soy”. Esto es lo que le dirás a los Israelitas: “Yo Soy te ha enviado”. Dios también le dijo a Moisés, “Dile a los Israelitas, “El SEÑOR, el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob, me ha enviado a ustedes”. Este es mi nombre por siempre, el nombre por el cual Yo soy recordado de generación en generación”. Esto es bastante claro. El esta mostrándose a si mismo como Jehová. Y la razón por la cual tienes a Jehová escrito allí es que la mayoría de las veces Yahvé no era pronunciado. Las personas por reverencia al nombre de Dios no lo pronunciaban, que colocaron una vocal entre las dos consonantes y se referían al nombre de Dios como Jehová. Éxodo capitulo 6 es un pasaje muy importante.

Aquí Dios esta hablando a Moisés de sacarlos de Egipto. El dice, “Yo soy el Señor. Me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob bajo el nombre de Dios Todopoderoso, pero no les revelé mi verdadero nombre, que es el Señor. También con ellos confirmé mi pacto de darles la tierra de Canaán, donde residieron como forasteros. He oído además el gemir de los israelitas, a quienes los egipcios han esclavizado, y he recordado mi pacto”. Este es el pacto. Yo quiero que veas la importancia del nombre del SEÑOR en estas palabras.

Lo que estamos leyendo esta lleno de promesas, pero esta saturado por el nombre. Escuchen esto, “Así que anda y dile a los Israelitas: Yo soy el Señor” y aquí viene la promesa “…Y voy a quitarles de encima la opresión de los egipcios. Voy a librarlos de la esclavitud; voy a liberarlos con gran despliegue de poder y con grandes actos de justicia. Haré de ustedes mi pueblo; y yo seré Su Dios. Así sabrán que yo soy…”  y aquí viene en el medio “… el Señor Su Dios, que lo libro de la opresión de los egipcios. Y los llevare a la tierra que bajo juramento prometí darles a Abraham, Isaac y Jacob. Yo el SENOR, les daré a ustedes posesión de ella”.

Y aquí el dice una vez mas, Yo soy el SEÑOR. Esto es Dios revelándose a si mismo como el Señor. “Tu conocerás que yo soy el Señor”. Este es el nombre más común para Dios y es usado alrededor de 6800 veces en la Biblia. A través de toda la Escritura, lo vemos a El diciendo, “ Yo hago lo que hago para que puedas conocer que Yo soy el SEÑOR”. Vemos esto en Éxodo 14:4 y luego otra vez en el versículo 18 del mismo capitulo. ¿Recuerdan cuando Dios guió a Su gente a través del Mar Rojo y lo dividió en la mitad y los envió por todo el medio?  ¿Por qué El hizo eso? ¿Por qué los tomo en esa jornada y dividió el agua en la mitad? ¿Solo para mostrarles algo fantástico? No.

Éxodo 14:4 dice que lo hizo porque de esa manera “ Los Egipcios conocerán mi poder y sabrán que Yo soy el Señor”. Y es el mismo nombre que fue revelado en Éxodo 3, 6 y 20. El mostró más que cualquier otra cosa Su relación de pacto con Su gente.  Luego El dice en Éxodo 6, “No les revele mi verdadero nombre a Abraham, Isaac y Jacob”. Esto no quiere decir que el no se revelo como el Señor hasta ese punto. De hecho, podemos ver luego que El se refiere como Señor en Génesis. Sin embargo, este fue un nombre de pacto que simboliza Su relación con Su gente.  El lo hace muy claro con Moisés y la gente de Israel. El nombre fue revelado para conveniencia, fue revelado en momentos críticos; puntos críticos en la Historia de redención cuando Dios estaba realizando hechos maravillosos. Vemos esto en Isaías 43.

Cuando vienes al Nuevo Testamento el nombre es revelado en Cristo. Juan 8:58 dice: “Ciertamente les aseguro que, antes de que Abraham naciera, ¡yo soy!”. Si no conoces el contexto del Antiguo Testamento, esto suena interesante. Y cuando en el Nuevo testamento dicen esto, se están refiriendo a Él mismo con Yahvé en el Antiguo testamento. Y sabemos esto porque luego de Juan 8:58, ellos trataron de apedrearles. Le dijeron que el estaba blasfemando. Que estaba afirmando que era igual a Dios. Y esta es la ilustración aquí.

El se esta identificando a si mismo con el Dios del Antiguo Testamento. Y es por esta razón que vemos todas las frases “Yo Soy” en Juan. En Juan 6:35 “Yo Soy el pan de Vida”, Juan 8:12, “Yo Soy la luz del mundo”, Juan 10: “Yo Soy el Buen Pastor, Yo soy la Puerta”. Juan 11:25 “Yo Soy la resurrección y la vida”; Juan 14:6 “Yo Soy el camino, la Verdad y la Vida”; Juan 15:1,5 “Yo Soy la viña”. Esta frase es intencional. Y esta es la razón por la cual ves en Hechos 2:36 al final del primer Sermón cristiano que dice: “Por tanto, sépalo bien todo Israel que a este Jesús, a quien ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Mesías”. Cuando ves la Fe del Antiguo Testamento este dice “ Confiesa a Dios como Señor”. En Deuteronomio 6:4-5 dice “Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.

Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas”. Esta frase es la afirmación básicamente de  la fe. Y en el Nuevo testamento , en Romanos 10 aclara que la fe en Cristo es la fe en Dios. La fe del Nuevo Testamento dice: “Confiesa a Jesucristo como e Señor”. Dice la Biblia, “si tu confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios te levanto de los muertos, serás salvo”. Aquí la base fundamental es que conociendo a Dios, lo conoces a El como Señor.

Este nombre, Dios, enfatiza muchos atributos diferentes de Dios.

Primero, enfatiza Su personalidad. Este es el nombre de una persona que esta relacionada con Su gente. En Óseas 3:1-5 Dios hace una comparación con la relación con Su gente como un esposo como una esposa adultera. Es una ilustración asombrosa. Especialmente en el Capitulo 3, cuando Dios le dice a Óseas que vaya y pague el precio para comprar su esposa adultera que se ha separado de el y se ha ido tras otros amores.  Y esta es la ilustración que Dios nos da ara decirnos, “Ustedes son mi gente, Yo soy tu Dios”. Esto describe Su personalidad.

Éxodo 34 es la ilustración del SEÑOR

Segundo, esto enfatiza Su bondad. Éxodo 34 es la ilustración del SEÑOR, del Dios compasivo y lleno de Gracia. En Génesis 2 y 3 veremos que es importante conocer todos estos nombres porque nos ayuda a entender las Escrituras. Fíjense como se refieren a Dios en Génesis 2. Aquí fue cuando creo a Adán y a Eva. El les dio instrucciones en el Edén. Fíjense en Génesis 2:4. En la mitad del versículo dice “Cuando Dios el SEÑOR”. Así es la forma en que se refieren a El allí.

Allí ven el Señor que es Yahvé y luego Dios que es Elohim. Esto ilustra Su bondad. Aquí estamos hablando de u bondad enfatizada y Su grandeza. Hemos hablado acerca de Elohim, que es Su grandeza y Su poder como creador de todas las cosas, y en este versículo son usados los dos. Su bondad y Su grandeza.

Luego, en el versículo 5 aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra, ni había brotado la hierba, porque Dios el Señor todavía no había hecho llover sobre la tierra ni existía el hombre para que la cultivara. Versículo 7 Y Dios el Señor formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente. Versículo 8, Dios el Señor plantó un jardín al oriente del Edén, y allí puso al hombre que había formado. Versículo 9, Dios el Señor hizo que creciera toda clase de árboles hermosos, los cuales daban frutos buenos y apetecibles. En medio del jardín hizo crecer el árbol de la vida y también el árbol del conocimiento del bien y del mal. Versículo 15,  Dios el Señor tomó al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara, versículo 16, y le dio este mandato: «Puedes comer de todos los árboles del jardín,  versículo 18, Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.»

Versículo 19, Entonces Dios el Señor formó de la tierra toda ave del cielo y todo animal del campo, y se los llevó al hombre para ver qué nombre les pondría. El hombre les puso nombre a todos los seres vivos, y con ese nombre se les conoce. Versículo 21, Entonces Dios el Señor hizo que el hombre cayera en un sueño profundo y, mientras éste dormía, le sacó una costilla y le cerró la herida. Versículo 22, De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre. Versículo 22, De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el Señor hizo una mujer y se la presentó al hombre… Una y otra vez puedes ver que Dios es mencionado como Dios el SEÑOR.

Los dos nombres los mencionan juntos. En Génesis 3:1, es la misma cosa. Dice: “La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Dios el Señor había hecho”…  ahora observa esto,… así que le preguntó a la mujer: ¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín? Y quiero que notes como el nombre Jehová ya no esta aquí. Esta es la serpiente, el adversario tentando a Eva, trayendo el primer pecado al mundo. Ahora el versículo 3 Eva le dijo, “Dios nos ha dicho”, el versículo 5, Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal. Luego el versículo 8 dice, “Cuando el día comenzó a refrescar, oyeron el hombre y la mujer que Dios”, y luego que el pecado ya ha ocurrido en el versículo 9,  “Pero Dios el Señor”, Versículo 13, “Entonces Dios el Señor”, versículo 14, 
 “Dios el Señor”.

En estos últimos el nombre vuelve. ¿Por qué es esto tan importante? Para entender que la tentación y el primer pecado vino al mundo cuando el adversario dice: “ Dios tiene poder pero El no es bueno, El no te ama, El no sabe que es lo mejor para ti, Dios tiene el poder y quiere mantenerte en lo que es mejor para ti”. ¿No es esta la ilustración del pecado? La belleza de Génesis 3 esta después que el pecado entra al mundo, todavía tenemos una imagen de Dios de que El es bueno, al buscar de nuevo a Su gente. Dios el Señor esta yendo tras Adán y Eva. ¡Estas son buenas noticias!. Aquí ves porque es importante conocer el significado de estos nombres. Este enfatiza Su bondad.

Tercero, este nombre enfatiza Su poder y Su autoridad. Observemos en Levítico 18. El esta dando mandamientos y dice, “Yo soy el Señor su Dios.3 No imitarán ustedes las costumbres de Egipto, donde antes habitaban, ni tampoco las de Canaán….Observen mis estatutos y mis preceptos…”. Dios dice esto porque El tiene toda la autoridad. Y esto es significante cuando observas Filipenses 2:9-11 que este nombre de el SEÑOR es aplicado o atribuido a Cristo. “Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo 
      y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”. Aquí esta la clave, tu no haces a Jesús el Señor de tu vida. El es Señor de tu vida quieras o no hacerlo. El es el Señor. Y la pregunta no es, ¿Es El Señor?, la pregunta es, ¿Has sometido tu vida a Su Señorío?”

Finalmente, este nombre enfatiza Su presencia. El Señor nuestro Dios esta cerca de nosotros cuando sea que oremos a El. Dios esta cerca.

Adonai

El próximo nombre es Adonai. Que también significa El es el Señor. La ilustración aquí es que cuando ves el nombre del Señor con la primera letra en mayúscula y el resto en minúscula, es un Dios teniendo Señorío sobre todas las cosas. Realmente enfatiza su soberanía. Adonai enfatiza dos cosas principales.

Primero, Adonai enfatiza la completa Soberanía de Dios. En Isaías 6 vemos otro ejemplo del porque es útil conocer los distintos nombres de Dios cuando estudiamos la Biblia. Isaías 6:1 donde Isaías dice, “El año de la muerte del rey Uzías, vi al Señor”…La S esta en mayúscula y el resto en minúscula. En este caso no se refiere a Jehová. En este caso se refiere a Adonai que es mas bien como un titulo para Dios.  Si ves a Adonai y a Jehová juntos, esto ilustra a Jehová como el nombre de Dios y Adonai mas como un titulo para Dios, algo así como Doctor Juan Pérez.  Doctor es su titulo. Juan Pérez es su nombre. Y esto es similar a la ilustración que tenemos aquí. El rey Uzías ha sido un gran Rey la mayor parte de su vida. El ha seguido al Señor. El país ha prosperado. Las personas de Israel han prosperado. Cerca del final de su vida, el se aleja de Dios y el muere como consecuencia de esto. La persona que tomo su lugar después no hizo un buen trabajo. Había confusión y ansiedad entre las personas de Dios. Ellos no sabían que hacer. Entonces Isaías dice: “El año de la muerte del rey Uzías, ví al Señor”. En otras palabras, ví Su soberanía. En los momentos de nuestras vidas cuando tenemos ansiedad y confusión, es bueno saber que el Señor aun esta en el trono. Mientras que el rey murió, El aun Vive y Reina. El tiene soberanía total de todas las cosas. Esto nos ayuda a entender Isaías 6:1, luego al ir al versículo 3 donde dice: “Santo, Santo, Santo es el Señor”. Aquí se refieren a Jehová. Pero luego al observar el versículo 8, “Entonces oí la voz del Señor…” Vemos la S en mayúscula y el resto en minúscula. La soberanía de Adonai, del soberano diciendo, ¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros? Adonai enfatiza la soberanía de Dios.

Segundo, Adonai enfatiza la sumisión completa del hombre. Aquí es cuando Isaías se somete. Cuando Dios te llama, tu vas. Sacrificas tus derechos para determinar la dirección de tu vida. Aquellos que adoran a Adonai ven que a El le pertenece todas las cosas y que El es soberano sobre todo. En Josué 5,  el esta guiando a la gente de Dios a la primera gran batalla por la tierra prometida. Un día acampando vio a un extraño parado frente a el y Josué se le acerco y le pregunto, “¿Es usted de los nuestros, o del enemigo?,¡De ninguno! respondió. Me presento ante ti como comandante del ejército del Señor”. (allí se refiere a Jehová) como comandante del ejercito del Señor. Luego Josué se postro rostro en  tierra, y le pregunto: “¿Qué órdenes trae usted, mi Señor, para este siervo suyo?” (Allí se refiere a Adonai). Ponte en los zapatos de Josué. Josué se dio cuenta que el no era el líder de este ejercito para la batalla. Dios es el líder de esta batalla y es por eso que el responde, “que mensaje tiene Adonai para mi? Yo soy un sirviente. Todo lo que hago, todo lo que tengo, todo mi liderazgo ha sido confiado a i por ti y soy el segundo en el mando. Y esto es un recordatorio para cada líder espiritual.

Aquellos los que adoran a Adonai son sirvientes. En 2 Samuel 7:20,21 David dice, “…¿Qué más te puede decir tu siervo David que tú no sepas, Señor mi Dios? Has hecho estas maravillas en cumplimiento de tu palabra, según tu voluntad, y las has revelado a tu siervo” Aquí vemos a David abrumado con el hecho de que el es un sirviente de Adonai.

El Elyon: ¿Por qué existe Dios?

El Elyon significa El es el más alto. Enfatiza el poder de Dios. En Génesis 14, Sodoma y Gomorra entraron en una batalla y perdieron. A Lot, quien es el sobrino de Abraham, se lo llevaron con todas sus posesiones. Y Abraham  regreso a buscar a Lot. Entonces ellos fueron, ganaron la batalla y trajeron de vuelta a Lot. Y trajeron con ellos todas sus posesiones. Cuando el regresa, conoce a dos reyes. Uno de ellos es Melquisedec el rey de Salén. El es el hombre que nos confunde  través de toda la escritura. Luego esta el Rey de Sodoma. En esta conversación con Melquisedec, Abraham le da una décima de todo. Y luego el Rey de Sodoma viene a Abraham.

Y observen lo que sucede en el medio del camino a través de este pasaje, “El Rey de Sodoma le dijo a Abraham, “Dame la gente y quédate tu con las cosas buenas””. Hay muchas cosas buenas a las cual el se refiere. Pero Abraham le responde al Rey de Sodoma, “Yo he levantado mis manos al Señor”, “aquí se refiere a Elyom”—He jurado por el Señor, el Dios altísimo, creador del cielo y de la tierra,23 que no tomaré nada de lo que es tuyo, ni siquiera un hilo ni la correa de una sandalia. Así nunca podrás decir: “Yo hice rico a Abram.” 24 No quiero nada para mí, salvo lo que mis hombres ya han comido. En cuanto a los hombres que me acompañaron, es decir, Aner, Escol y Mamré, que tomen ellos su parte” la ilustración aquí es Abraham diciendole al rey de Sodom, “Mi Dios es un Dios mas alto y a el le pertenecen todas las cosas, y no voy a tomar nada de ti que luego digas que tu me las diste. A Dios le pertenece todo lo que necesito, y me las dará a mi”. Y aquí se ilustra la confianza en Elyon, el Dios Altísimo.

Esta es una ilustración del hecho que solo Dios es alto y exaltado. Elyon literalmente significa Altísimo. Puedes ver en Daniel capitulo 4, un versículo que viene de los labios del Rey pagano Nabucodonosor,

“Yo, Nabucodonosor, elevé los ojos al cielo, y recobré el juicio. Entonces alabé al Altísimo; honré y glorifiqué al que vive para siempre:   Su dominio es eterno;    su reino permanece para siempre.  Ninguno de los pueblos de la tierra   merece ser tomado en cuenta. Dios hace lo que quiere   con los poderes celestiales   y con los pueblos de la tierra.  No hay quien se oponga a su poder   ni quien le pida cuentas de sus actos”.

Aquí vemos a un Rey pagano alabando a Dios como El Eloyn, El Dios Altisimo. Solo El es alto y exaltado.

Segundo, solo Dios puede conocer todas mis necesidades. Entonces, si Dios posee todas las cosas, no necesitamos nada del mundo. “Se acordaban de que Dios era su roca,  de que el Dios Altísimo era su redentor”. Salmos 78:35.

El Shaddai

El Shaddai es el Dios Poderoso o el Señor Poderoso. Este nombre es usado en la Escritura siete veces diferentes como El Shaddai y luego y luego otras veces como Shaddai.  Creo que como 30 veces diferentes en Job es mencionado de esta forma. En Génesis capítulo 17 Dios le esta dando una promesa a Abraham acerca de cómo El lo va a bendecir y lo llevara a un punto que será muy fructífero. Dios es poderoso, El es todopoderoso.

El no solo es todo poderoso, sino que también es todo suficiente. Shaddai literalmente significa “Sha” el Único que es, “Dai” suficiente.  “Que el Dios Todopoderoso permita que ese hombre les tenga compasión y deje libre a su otro hermano, y además vuelvan con Benjamín! En cuanto a mí, si he de perder a mis hijos, ¡qué le voy a hacer! ¡Los perderé!”. Génesis 43:14. En otras palabras le está diciendo, “No importa lo que pase, Dios es suficiente. El nos dará lo que necesitamos”.

Como el Shaddai, Dios nos está diciendo dos cosas.

Primero, El está diciendo, “Te garantizo mi palabra”. Observen en Génesis 35:11. Aquí esta Dios hablándole a Jacob, que me recuerda otro gran nombre de Dios que es el “Dios de Jacob”. ¿No es esto grandioso? Jacob no es el hombre más excepcional que hayas conocido. El todavía tenia muchas cosas que poner sobre la mesa, sin embargo, Dios se asoció a si mismo con el. Quiero recordarte que no se trata que seas el más excepcional del mundo. No se trata de lo que has puesto sobre la mesa. Nosotros somos pecadores y necesitamos Su Gracia y Dios mismo nos llama nuestro Dios. Así que Dios aquí nos dice, “Les garantizo mis palabras como El Shaddai”.

Segundo, Te garantizo mi provisión. Yo te proveeré. En Génesis 48:3,4 leemos,  “El Dios Todopoderoso se me apareció en Luz, en la tierra de Canaán, y me bendijo4 con esta promesa: “Te haré fecundo, te multiplicaré, y haré que tus descendientes formen una comunidad de naciones. Además, a tu descendencia le daré esta tierra como su posesión perpetua.””. El nos garantiza Su provisión. Y esto nos lleva al otro nombre.

Yahvé o Jehová Jireh

Yahvé o Jehová Jireh significa el SEÑOR proveerá. Vemos una hermosa ilustración en Génesis 22 cuando Dios le dice a Abraham que tome a su único hijo, Isaac, que ha sido provisto por El y prometido, y le dijo “Anda y sacrifica a tu hijo en el altar”. Así que Abraham sube y prepara todo para sacrificarlo y en el momento que lo va a hacer “Abraham alzó la vista y, en un matorral, vio un carnero enredado por los cuernos. Fue entonces, tomó el carnero y lo ofreció como holocausto, en lugar de su hijo. A ese sitio Abraham le puso por *nombre: «El Señor provee.» Por eso hasta el día de hoy se dice: «En un monte provee el Señor.»”

La palabra para proveer, esta hermosa palabra, literalmente signifia ver antes. Esta palabra Jireh significa ver. La ilustración aquí es el Dios que ve todo de antemano. Nunca tenemos una necesidad que no ha sido conocida en la mente de Dios. Por ejemplo, si te diagnostican cáncer, ¿No es bueno saber que ya Dios lo sabia de antemano? Es bueno saber que Dios proveerá. El Señor lo ve de antemano. El es Jehová Jireh.

Jehová  Sabaoth

Jehová Sabaoth significa el “SEÑOR de los Ejércitos”. La palabra Ejército significa literalmente ejercito de multitudes y algunas veces es usada para referirse al ejercito angelical, o también es usada para referirse al ejercito terrenal. Observen en 1 Samuel 1:3. “Cada año Elcaná salía de su pueblo para adorar al Señor Todopoderoso y ofrecerle sacrificios en Siló, donde Ofni y Finés, los dos hijos de Elí, oficiaban como sacerdotes del Señor”. Aquí se refieren al Señor de los Ejércitos que es Jehová Sabaoth. Ahora observemos en Amos 4:13 “He aquí el que forma las montañas,   el que crea el viento,  el que revela al hombre sus designios,  el que convierte la aurora en tinieblas,  el que marcha sobre las alturas de la tierra:  su nombre es el Señor Dios Todopoderoso”. Menciono este pasaje porque Jehová Sabaoth es usado frecuentemente por este profeta.

Aquí este nombre es más significante porque es usado muchas veces cuando Dios le habla a su gente en medio del exilio. Dios le esta hablando a su gente cuando ellos están atravesando diversos problemas, tiempos oscuros, incluso cuando Asiria están atacando Israel, cuando los babilonios están tomando Judea y su armada terrenal ha sido destruida. Dios los está disciplinando, y que en un sentido esto no es confortante que Dios sea el Señor de los ejércitos porque muchas veces en el Antiguo testamento El usa los ejércitos paganos para disciplinar  Su gente. Pero la razón que este nombre es usado a través de todos los profetas es porque El le está recordando a Su gente que el es el Señor de los Ejércitos. El esta sobre los ejércitos y las multitudes. Y El tiene el poder para sacarlos. Ellos pueden estar en exilio, sin embargo, Dios tiene el poder para sacarlos para que ellos se vuelvan a El.

Jehová Rofe

Jehová Rofe, significa El es el SEÑOR quien sana. Esta es la ilustración en Éxodo 15 cuando Dios endulza el agua amarga. Y promete a Israel que si siguen Sus leyes, El los protegerá de las enfermedades que El trae  Egipto. El será el Señor que sana. Observen el final de este versículo, “Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud” (Éxodo 15:25-26). Observen en este versículo que Dios no les prometió sanarlos en ese momento. En vez de eso el dijo, “Yo soy quien sana, ven a mi”.

“Yo soy el Señor que restaura, el Señor que cura. Yo soy el único que hago estas cosas”.

“Alaba, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él perdona todos tus pecado y sana todas tus dolencias; él rescata tu vida del sepulcro  y te cubre de amor y compasión; él colma de bienes tu vida y te rejuvenece como a las águilas”. (Salmos 103:2-5). El es absolutamente el Señor que sana. El es el Señor quien sana para toda la eternidad. El es Jehová Rofe, el Dios quien sana.

Jehová Nissi

Jehová Nissi, es el Señor es mi Bandera. Éxodo 17 es la historia de cuando los Amalecitas se cruzaron en el camino de la gente de Dios. Moisés le dice a Josué que vaya y pelee con los amalecitas y Moisés se paró sobre la montaña con la vara de Dios en sus manos y en la medida que el levantaba la vara, la cual ilustra su Bandera, ellos ganaban la batalla. Moisés tenía personas que sostenían sus brazos. Y al final de este pasaje dice la Biblia “Moisés edificó un altar y lo llamó «El Señor es mi estandarte».Y exclamó: ¡Echa mano al estandarte[e] del Señor! ¡La guerra del Señor contra Amalec será de generación en generación!”. El significado de la ilustración de una bandera ese día, tiene 3 sentidos.

Primero, esto nos está mostrando que el Señor es nuestra Bandera de identidad. Cuando levantas una vara o una bandera, esto muestra quien está alrededor de nosotros. El es el único quien nos mantiene juntos. El Señor es nuestra bandera.

Segundo, el Señor es nuestro punto de encuentro. En aquellos tiempos, los ejércitos tenían banderas donde ellos se podían encontrar. El es nuestro único punto de encuentro.

Tercero, el Señor es nuestra bandera de Victoria. Aquí es donde las historias del Antiguo Testamento cobran vida. Vas a través de una batalla en tu vida, y llegas al punto de estar listo para levantar la bandera blanca y rendirte. Piensas que no puedes ir mas allá, y es aquí donde ves al Señor como nuestra bandera, El es el punto de encuentro y El es la Bandera de Victoria. Es increíble. E Isaías usa la misma ilustración cuando habla acerca del Mesías prometido quien podría ser el conquistador de la tierra; en Isaías 11 dice, “En aquel día el Señor volverá a extender su mano para recuperar al remanente de su pueblo…”. Aquí está hablando acerca de Jesús; en otras palabras, “Se levantará como bandera para Su pueblo.. El es Jehová Nissi.

Jehová Mekadesh

Jehová Mekadesh, es El Señor quien te hace santo. Este es un termino que vemos que se usa a través del Antiguo Testamento, y especialmente el libro de Levíticos que habla acerca de cómo Dios santifica las cosas. El las hace santas. De hecho, esta raíz que significa apartado para uso divino, para ser santificado para Su uso divino, es usada aproximadamente 700 veces en el Antiguo Testamento. Esta es la razón por la cual El dice en Levítico 20, “Conságrense a mí, y sean santos, porque yo soy el Señor su Dios. Obedezcan mis estatutos y pónganlos por obra. Yo soy el Señor, que los santifica”. Y esto es hermoso porque la realidad es que ninguno de nosotros puede ser santo por si mismo. Necesitamos al Señor para hacernos santos. El debe ser el Dios de aquel que quiera ser santo. Por eso El dice en Levítico 11:4 y en 1 Pedro 1:15-16, “Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo.»”. Y es aquí donde regresamos al constante entre el templo del Antiguo Testamento y el templo del Nuevo testamento que es nuestro cuerpo. En el Antiguo Testamento las cosas usadas en el templo eran santificadas para usarlas delante de Dios. “El Templo de Dios es Sagrado”,…y 1 Corintios 3 dice… “ Y tu eres ese templo”. Tu eres el templo. El SEÑOR quien te hace santo.

Jehová Shalom

Jehová Shalom, es El SEÑOR es paz. Aquí esta Dios viniendo a Gedeón en la forma de un ángel; y Gedeón tiene esa conversación con el ángel y se da cuenta que este ángel representa a Dios. Gedeón se asusta un poco. El dice, “Ah, Soberano Dios. ¡He visto el ángel del Señor cara a cara!. Pero el Señor le dijo a el…” y esta es la forma como el Señor le responde a el, … “¡Paz! No tengas miedo. No vas a morir. Entonces Gedeón construyó un altar para el Señor allí y lo llamó El Señor es paz”. (Jueces 6:20-24).

La ilustración aquí es que Dios es nuestra completa paz. La palabra Shalom significa literalmente completo, suficiente, descanso.

Dios es nuestro perfecto descanso. Hay tiempos en nuestras vidas donde estamos ansiosos. La ilustración que vemos en Filipenses 4 es de la Paz de Dios que transciende todo entendimiento. El guarda nuestros corazones. El guarda nuestras mentes en Cristo Jesús. El es nuestra paz. El es nuestro descanso. En Marcos 4:35-41 vemos la historia de la tormenta que atacaba al bote donde estaban los Discípulos y Jesús levantó Sus manos y dice, “Silencio, Cálmate”. Y aquí vemos la ilustración de la paz calmando la tempestad. El Señor es nuestra paz.

Jehová Tsidkenu

Jehová Tsidkenu, es El SEÑOR es nuestra justicia. Justicia literalmente significa ser vertical o recto. Y este nombre es mencionado en Jeremías 23 cuando el habla acerca de levantar un vástago justo, “Vienen días —afirma el Señor—,en que de la simiente de David haré surgir un vástago justo; él reinará con sabiduría en el país, y practicará el derecho y la justicia. En esos días Judá será salvada,  Israel morará seguro. Y éste es el nombre que se le dará: “El Señor es nuestra salvación.””, aquí se refiere a Justicia y esta hablando acerca de Jesús.

Dios demuestra Su Justicia a Su pueblo. Vemos esto en Levítico 22 cuando El los esta haciendo santo. La única forma que el puede hacer esto es porque el es Justo. El es completamente recto. Y Dios no solo demuestra Su Justicia, sino también El atribuye Su Justicia a Su pueblo en 1 Corintios 1:30 muestran que Jesús es nuestra Justicia. Dios se hizo a El mismo pecador por nosotros a pesar que el no tenía pecado para que nos pudiésemos convertir en los Justos de Dios. El es Jesús, nuestra justicia ante Dios. ¿Cómo puedes presentarte ante Dios? Solo a través de Cristo nuestra justicia.

Jehová Shammah

Jehová Shammah, que es El SEÑOR está aquí. Cuando lees todo el libro de Ezequiel, ves que no solo hay ilustraciones positivas. Hay muchas cosas difíciles que pasan a través de este libro, pero vemos esperanza al final. La mayor parte del final de Ezequiel gira alrededor del templo y como la Gloria de Dios ha venido del templo. Pero cuando el va ya al final del libro el dice, “… Y desde aquel día el nombre de la ciudad será: Aquí habita el Señor” (Ezequiel 48:35). Lo que ilustran al final de Ezequiel es que el Señor está allí. Vemos que este nombre trae esperanza, en Ezequiel dice: La presencia de Dios retornará a Su templo. Esto era lo que Ezequiel estaba prometiendo. Al observar en Ezequiel 37 cuando Dios habla de cómo va a poner Su presencia, literalmente Su Espíritu en Su pueblo.

La esperanza es experimentada en el libro de los Hechos: La presencia de Dios esta aquí en nuestras vidas. Esto lo muestra Hechos 2:1-4 cuando el Espíritu entra al pueblo de Dios. “El Señor está aquí” es el mensaje de Dios en Pentecostés. El Señor está aquí con nosotros.

Así que la esperanza es profetizada en Ezequiel. El estará aquí. El estará aquí con Su pueblo. La esperanza es experimentada en los Hechos. El Espíritu vive en nosotros.

Luego la esperanza es profetizada e Apocalipsis. Vendrán los días cuando la presencia de Dios será nuestra luz por siempre y para siempre. La Biblia muestra al final de Apocalipsis en el capítulo 22 que no necesitaremos la luz de una lámpara o la luz del sol, porque Dios el Señor será nuestra luz por siempre y para siempre.

Jehová Rohi

Jehová Rohi significa el Señor es mi Pastor. Vemos en Salmos 23 que dice: “El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas.  Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar. La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre”.

Veremos algunos pensamientos acerca de este Salmos.

Primero, el cuidado del Pastor es extremadamente personal. ¿Puedes ver la forma personal en todo el Salmos 23? “El Señor es mi Pastor, nada me faltará. En delicados pastos me hará descansar… me infunde nuevas fuerzas”. Esto es un énfasis a través de todo el Antiguo Testamento en el pueblo de Dios. En este Salmos hay un énfasis en cada uno de nosotros como personas individuales. El es nuestro Pastor. Y nos cuida extremadamente.

Segundo, mi Pastor nunca me deja de dar. “El Señor es mi Pastor, nada me faltará. Muchas veces el Señor nos observa desde lejos pero el Señor nunca deja de proveernos. El es nuestro Pastor.

Tercero, la provisión del Pastor está basada en Su Gracia, no en mi habilidad. El me guía a lado de aguas mansas. El restaura mi alma. El me guía. Es bueno saber que cuando caminamos a través de tiempos difíciles, no se trata acerca de nuestra habilidad para pasar por esos momentos difíciles, sino que se trata de Su Gracia que nos sostiene a través de esos momentos. El es nuestro Pastor. Mi provisión del pastor esta basada en Su gracia, no en mi habilidad.

Cuarto, la Gracia de mi Pastor resulta en la Gloria de mi Pastor. “Me guía por sendas de justicia”  por la causa de Su nombre. Dios ha postrado Su gloria en provisión a nosotros como un pastor.

Quinto, debido a que mi Pastor me provee todo, no me deja ningún temor. “Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado”. ¿Cómo pudieses hacer para no tener miedo? Debido a que El es nuestro pastor, el es un conquistador. Así que no tienes nada que temer, porque mi Pastor me provee todo.

Sexto, mi Pastor no solo me sustenta, El me satisface. Me encanta la ilustración en el versículo 5, “Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos”. Los enemigos se rinden ante ti. Este pastor prepara un banquete, una mesa delante de ti en la presencia de todos los enemigos que están a tu alrededor.

Séptimo, mi Pastor me compró con Su amor. Al final del pasaje dice, “…La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida…”. El me sigue con Su amor, me sigue todos los días de mi vida.

Ahora vamos a ver algunos títulos de Dios.

Padre

Padre, vemos en Salmos 89:26. “Eres mi Padre, mi Dios, la Roca de mi salvación”. Aquí vemos un contraste. En el Antiguo Testamento solo vemos 15 veces donde se refieren a Dios directamente como Padre. Una de esas veces es en el Salmos 89. Pero luego observas la Biblia en el Nuevo testamento y ves que en Mateo, Marcos, Lucas y Juan se refieren a El como Padre 165 veces. Solo 15 veces en el Antiguo Testamento, pero 165 veces en los Evangelios del  Nuevo Testamento. Y uno de esos momentos ocurrió específicamente cuando Jesús está enseñando a sus Discípulos. Y la ilustración aquí es que este es un nombre de cómo llamamos a Dios. Es un privilegio para nosotros que somos seguidores de Jesucristo llamarlo Padre. Piensen acerca de El Elyon, el Dios Altísimo, Dios poderoso, El Shaddai, el único quien sana, el único que restaura, el único que es nuestra Bandera. Todos esos nombres nos dan una ilustración de la grandeza de Dios. Pero cuando venimos ante El, tenemos el privilegio de reverenciar nuestras cabezas ante El y llamarlo “Padre”, “Papá”, “Aba”. Y es una maravillosa verdad mirar hacia este Dios y llamarlo “Padre”.

Cuando lo llamamos “Padre”, esto realmente muestra dos cosas. Primero, expresamos nuestra reverencia a El. Observen en Mateo 6. “Padre Nuestro que estas en el Cielo, santificado sea tu nombre”. Esto es muy importante recordar. Cuando oramos, expresamos nuestra reverencia a El como Padre.

Cuando piensas en una figura paternal , piensas en alguien a quien reverencias. Tu eres un hijo del Padre. La realidad es que frecuentemente en nuestras oraciones somos tentados a cambiar los roles, casi a hablar con Dios como si el fuera el niño y nosotros el padre. Decimos, “Dios, esto es lo que podría ser mejor para mi vida, esto es lo que podría se mejor para hacer en esta situación en particular”. Nosotros incluso tenemos la idea que la oración es para controlar a Dios. La oración es para tener a Dios haciendo lo que El quiera hacer. Esta es la ilustración de la oración que Jesús está dando cuando dice, “ Ora a tu Padre”. Expresamos nuestra reverencia a El y nos postramos ante El diciendo, “Tu eres el Padre, y yo soy tu hijo”. Esto significa que confiamos en lo que el sabe que es mejor para Sus hijos.

Segundo, disfrutamos nuestra relación con El. Aquí ponemos la reverencia y la relación juntas en un nombre para Dios como Padre. Es una ilustración de intimidad. Para llamar a Dios “Padre” presuponemos que tenemos una relación intima cerc e intima con Dios, como un hijo con su padre. ¡Es increíble! Tienes intimidad con el creador del universo. “Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!» El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria” Romanos 8:15-17. Somos sus Hijos. Somos herederos de Su Gloria.

Otros Títulos y Dios

El es Rey. Este está en toda la Escritura. “Rey” es usado 2800 veces diferentes, pero no siempre para referirse a Dios. “Porque el Señor es el gran Dios, el gran Rey sobre todos los dioses”. Salmos 95:3, NVI. Apocalipsis 7  dice, “El es el rey de Reyes” . El es nuestro Rey.

El es el Juez. Vamos  a hablar luego acerca del juicio de Dios y Su Justicia. Génesis 18 nos muestra esta ilustración,  “Tú, que eres el Juez de toda la tierra, ¿no harás justicia?”. En Isaías 41Dios está juzgando a los dioses falsos y dice  que El es el Juez de todos los dioses falsos.

El es el Redentor. Redimir es rescatar a alguien o algo pagando un precio. En la mitad de Job 19 vemos uno de los pasajes mas hermosos en el libro de Job  cuando el está experimentando sufrimiento y dice,  “Yo sé que mi redentor vive, y que al final triunfará sobre la muerte. Y cuando mi piel haya sido destruida, todavía veré a Dios con mis propios ojos. Yo mismo espero verlo; espero ser yo quien lo vea, y no otro. ¡Este anhelo me consume las entrañas!” Job 19:25-27, NVI. ¡Que pasaje!. Yo se que mi Redentor vive.

 

El es el Alfarero. “A pesar de todo, Señor, tú eres nuestro Padre; nosotros somos el barro, y tú el alfarero. Todos somos obra de tu mano”. Isaías 64:8, NVI.

El es la Luz. 1 Juan 1:5 dice, “Éste es el mensaje que hemos oído de él y que les anunciamos: Dios es luz y en él no hay ninguna oscuridad”.

El es la Roca. “Él es la Roca, sus obras son perfectas, y todos sus caminos son justos. Dios es fiel; no practica la injusticia. Él es recto y justo”. Deuteronomio 32:4, NVI.

El es nuestra Fortaleza. Lo vemos en Salmos 46. L Dios poderoso está con nosotros. El Dios de Jacob es nuestra fortaleza.

El es nuestro Escudo. Lo vemos en Salmos 3.

El es Fuego consumidor. Esta es una ilustración que tenemos en Éxodo cuando Dios se revela a si mismo en el Monte de Sinaí. Hebreos 12 que vienes ante El  “…con temor reverente, porque nuestro Dios es fuego consumidor”. Hebreos 12:28-29, NVI.

Y estos son algunos nombres de Dios, incluso no hemos visto los nombres de Jesús que son muchos. Jesús es el Alfa y la Omega. El es el principio y el fin. El es el primero y el último. El es el Amen final. Jesús es pan de vida. El es Cristo nuestro Creador. Nuestro Padre eterno. El es Dios. El es el Buen Pastor. el es el Sumo Sacerdote. El es el único Santo. El es la imagen del Dios invisible. El es el Gran yo Soy. El es el Juez de la vida y de la muerte. El es rey de reyes y Señor de señores. El es majestuoso y poderoso y nadie se compara a El. El es el poderoso Dios. El es la resurrección y la vida. El es el Sacrificio supremo. El es el camino, la verdad y la vida. El es la Palabra de Dio hecha carne. Jesús es todas estas cosas y no podemos reducir esto a un pobre salvador que nos está mendingando para que lo aceptemos. El es infinitamente merecedor de toda la Gloria y del universo entero y El no necesita que tu lo aceptes. Nosotros desesperadamente necesitamos de El. Lo necesitamos a El para cada respiro que damos. Dios restaura la Gloria del nombre de Jesús en tu Iglesia. Su nombre es bueno, grande y valioso. Dios nos hace personas con profunda reverencia y temor por Su nombre.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!