África del Norte necesita misioneros perseverantes - Radical

Join Us for Secret Church on April 19.

África del Norte necesita misioneros perseverantes

En lugar de retirarse en su tierra natal, un veterano misionero de 50 años en el Norte de África expresó: “Qué honor es servir en una región donde muchos de los gigantes teológicos nacieron y ministraron. San Agustín, por ejemplo, proviene de la que hoy es Argelia, mientras que Tertuliano y Cipriano dedicaron su servicio a Túnez. Víctor I también tenía sus raíces en actualmente conocemos comp Libia.”

Lamentablemente, la influencia cristiana en esta región enfrentó períodos de declive e incluso extinción con la aparición del Islam. Sin embargo, un resurgimiento comenzó durante los siglos XVIII y XIX con el inicio de la colonización europea en la zona.

Hoy en día, hay una belleza única en las naciones que alguna vez fueron una fuente de enriquecimiento espiritual para todo el mundo cristiano.

¿Qué parte de África del Norte?

Los países típicamente incluidos en el Norte de África son Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos. Sin embargo, algunos también pueden incluir Sudán, Mauritania y el Sáhara Occidental para distinguir esta región de otras naciones africanas donde la población cristiana supera a la de los países mencionados anteriormente. En estos países de mayoría musulmana, la población cristiana a menudo es inferior al 1%.

En estos países de mayoría musulmana, la población cristiana a menudo es inferior al 1%.

En el ámbito de este artículo, nuestra atención se dirige específicamente a países como Túnez, Libia, Argelia y Marruecos. Es importante destacar que Egipto será excluido debido a sus características distintivas. Esta decisión se basa en el hecho de que la población cristiana en Egipto representa aproximadamente el 15-20% del total y, a diferencia de las otras naciones del Norte de África, el cristianismo ha mantenido una presencia continua en Egipto.

Asume que habrá sufrimiento

Los cristianos han sido percibidos con frecuencia como alborotadores, poco confiables y posibles amenazas para la estabilidad de los regímenes gobernantes. Por lo tanto, antes de servir como misionero en el Norte de África, prepárate para soportar dificultades. La persecución por amor a Cristo se considera un regalo y una parte integral del llamado cristiano (Filipenses 1:29–30). La persecución no debería disuadirnos de compartir las buenas nuevas; en cambio, exige perseverancia a través de desafíos, incluso cuando los resultados inmediatos puedan no ser evidentes.

La persecución y la dispersión no disuadieron a los creyentes en Jerusalén de difundir activamente la palabra, como se describe en Hechos 8:1, 4. De manera similar, Pablo demostró una resolución inquebrantable en su predicación a pesar de enfrentar apedreamientos y hostilidad (Hechos 14:19–21). En la iglesia primitiva, las persecuciones se veían como privilegios y bendiciones significativas. Cuando los sumos sacerdotes convocaron a los apóstoles, los azotaron y les ordenaron que no hablaran en el nombre de Jesús, los apóstoles se regocijaron al ser liberados, considerando que eran dignos de sufrir deshonra por el nombre de Jesús (Hechos 5:41).

La perseverancia al soportar dificultades no es una tarea sencilla lograda mediante simple positividad; en cambio, es una manifestación de la gracia del Espíritu Santo dentro de nosotros, avivando nuestros corazones para rendir nuestras vidas voluntariamente por amor a Cristo. Por lo tanto, antes de servir como misionero en el Norte de África, es crucial poseer la determinación de persistir en compartir el evangelio y reconocer que soportar sufrimientos por amor a Cristo es un grandioso privilegio. Evita buscar un ministerio sin dolor y no te dejes disuadir por el posible rechazo social o el dolor asociado con mantenerse firme en la proclamación de las buenas nuevas. Los desafíos que enfrentan los cristianos en los países del Norte de África reflejan la persecución que la Iglesia a menudo ha soportado a lo largo de su historia.

Los desafíos que enfrentan los cristianos en los países del Norte de África reflejan la persecución que la Iglesia a menudo ha soportado a lo largo de su historia.

Entiende el contexto

Servir como misionero en el Norte de África exige una comprensión profunda de la intrincada tela de desafíos y oportunidades que caracteriza a la región. El contexto histórico, las complejidades de la diversidad lingüística y cultural, y la situación compleja de los cristianos subrayan la gravedad de este llamado. Las narrativas de perseverancia, extraídas tanto de relatos bíblicos como de las experiencias contemporáneas de los creyentes en el Norte de África, sirven como recordatorios convincentes del espíritu perdurable requerido en esta noble empresa.

El compromiso del misionero de soportar sufrimientos por amor a Cristo no solo es un privilegio, sino un aspecto crucial del llamado cristiano. A medida que los misioneros enfrentan los formidables desafíos por delante, el mensaje resonante es claro: prepárense para las dificultades, pero abrácenlas como caminos hacia maravillosas bendiciones y oportunidades para compartir la luz de Cristo en esta oscura región del mundo.

Mina Yousef

Nacido y criado en Egipto, Mina Yousef actualmente está cursando su Doctorado en Estudios Islámicos en el Seminario Teológico Bautista del Sur. Posee una Maestría en Estudios Musulmanes de la Universidad Internacional de Columbia. Ha impartido clases en la Escuela de Teología de Alejandría en Egipto y actualmente trabaja como Director de Proyectos del Medio Oriente en Thirdmill Ministries en Florida.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!