Por qué priorizo la predicación expositiva en Asia Central - Radical

Por qué priorizo la predicación expositiva en Asia Central

El pasado mayo, dos pastores uzbekos que hicieron pasantías en nuestra iglesia en Almaty, Kazajstán, me pidieron que fuera a Taskent, Uzbekistán, para enseñar a un grupo de aproximadamente 20 líderes cristianos uzbekos. Me pidieron que seleccionara un tema, y decidí impartir un curso de 4 días sobre diagramación en bloque, pasando por diversas secciones de 1 Pedro, Rut y varios Salmos.

Por si no lo sabías: en países con muy pocas iglesias, cuando algunos misioneros vienen y ofrecen un curso, suele ser el mismo grupo de líderes el que asiste. Estas personas han participado en seminarios sobre cómo encontrar una “persona de paz”, cómo usar películas sobre Jesús, cómo utilizar varias plantillas de narraciones para compartir verdades sobre Dios y cómo ser empoderados por el Espíritu, así como semanas de clases de teología. Sin embargo, nunca se les había enseñado los principios básicos de un estudio bíblico inductivo. Incluso los pastores con décadas de experiencia, que han asistido a lo que llamariamos seminarios clandestinos, nunca han visto un texto ser desglosado en partes estructurales.

Desafortunadamente, esta es una situación común en Asia Central. El problema no es que los líderes indígenas no puedan recibir ningún tipo de formación; te sorprendería la cantidad de opciones de formación gratuita disponibles para un líder indígena. El problema es que muy pocas ofrecen formación sobre cómo leer y comprender correctamente la Biblia, y mucho menos cómo predicar expositivamente.

Esa es una de las razones por las que trabajamos arduamente para priorizar la predicación expositiva en nuestra iglesia local y ofrecer la mayor cantidad de capacitación posible sobre cómo preparar sermones expositivos.

Confiamos en el poder de la Palabra de Dios

Dudo que cualquier pastor cristiano se atreva a decir que no confía en el poder de la Palabra de Dios para llevar a cabo la obra de Dios de dar nueva vida a los muertos espirituales y edificar a los creyentes. En teoría, esto debería haber llevado a la prevalencia de la predicación expositiva en Asia Central, porque el objetivo de un sermón expositivo es predicar la idea principal del autor del texto bíblico.

Los sermones expositivos, más que cualquier otro tipo de sermón, confían que la Palabra hará la obra. Obliga al predicador a asumir el rol de un cartero, no del autor. El objetivo es entregar las verdades de las Escrituras en su contexto.

Desafortunadamente, conozco solo a un puñado de pastores en nuestra región que al menos intentan conscientemente encontrar la intención del autor en el texto cuando preparan sus sermones.

Queremos que la iglesia local tenga un fundamento sólido

La predicación expositiva centra la iglesia en la Palabra de Dios y en el diseño de Dios para la iglesia. No puede garantizar que la iglesia permanezca fiel a Dios, pero esta actúa tano como un riel (salvaguardas) así como tambien una locomotora (impulso) para la vida de la iglesia.

A medida que los pastores estudian la Palabra semanalmente y alimentan al rebaño con ella, se establece el tono para todo lo demás en la iglesia.

A medida que los pastores estudian la Palabra semanalmente y alimentan al rebaño con ella, se establece el tono para todo lo demás en la iglesia: las canciones que cantamos, las oraciones que oramos, cómo hacemos nuestros grupos pequeños, consejería y discipulado personal, cómo se gasta el presupuesto de la iglesia, etc. Si la predicación expositiva es verdaderamente la prioridad número uno, no puedo imaginar una iglesia donde todo lo demás no esté en gran medida alineado con esa prioridad.

De alguna manera, priorizar la predicación expositiva hace que el resto de la vida y el ministerio de la iglesia sean sencillos y directos. Tienes un ancla sólida y puedes ver cómo otras partes pueden sostenerse en ella. Ahora bien, una gran parte del trabajo de los líderes sería mantener esa prioridad.

Queremos enseñar a otros cómo predicar en su propio contexto

¿Se puede aprender a predicar como Sproul? Supongo que si lees cientos de sus sermones podrías sonar un poco como él, pero los sermones de Sproul solo podrían haber sido predicados por un hombre: el Dr. Sproul mismo. Su proceso de preparación de sermones no es replicable.

Priorizamos la predicación expositiva porque podemos capacitar a otros hombres para preparar sermones expositivos.

La última razón por la que priorizamos la predicación expositiva es que podemos capacitar a otros hombres para preparar sermones expositivos (utilizamos principalmente las herramientas desarrolladas por Simeon Trust). Podemos equipar a otros cristianos con herramientas para indentificar la estructura de un texto (cómo los autores bíblicos organizaron el texto). Esta estructura, a su vez, revelará el énfasis de un texto. Trabajar con el contexto (literal, histórico, cultural, bíblico) ayudará a entender el punto principal del autor original.

Después de eso, es momento para la reflexión teológica: ¿cómo se relaciona el punto principal con el evangelio de Jesucristo? Después de pensar en las conexiones con el evangelio, trabajamos en elaborar el punto principal que predicaremos a nuestro público y diversas aplicaciones. Finalmente, estamos listos para intentar darle un título al sermón y hacer un esquema.

Tener un proceso replicable de preparación de sermones no significa que el don de un predicador particular no importe, o que una mayor formación en teología no tenga valor, pero lleva la “predicación expositiva” de algo abstracto a algo muy concreto. Ayuda a un predicador a documentar su progreso y ver sus puntos fuertes y débiles.

Los pastores en Uzbekistán están creciendo gracias a la capacitación en predicación expositiva

Para el cuarto día, el grupo de líderes uzbekos había progresado significativamente en su diagramación. Ver la luz y la alegría en sus ojos y el celo con el que estaban trabajando en los textos fue muy alentador. Sus diagramas y sus intentos de encontrar el punto principal del texto se volvieron bastante decentes, ¡en apenas cuatro días!

Ellos eran la prueba viviente de que es falsa la idea que cristianos poco educados de lugares pobres necesitan usar películas, imágenes y libros de cuentos para enseñar efectivamente. Con solo una herramienta, estaban mejor equipados para trabajar con el texto, lo cual, si el Espíritu los capacita, los acercará más a Cristo. Cuando priorizas la predicación expositiva, la perfección nunca es posible, pero el progreso es inevitable.

Arman Aubakirov es el Director Ejecutivo de Good News Publishing en Kazajistán. Anteriormente realizó prácticas en la Iglesia Bautista Capitol Hill en Washington, D.C. Ahora ejerce como pastor de una iglesia local en Kazajistán.

LESS THAN 1% OF ALL MONEY GIVEN TO MISSIONS GOES TO UNREACHED PEOPLE AND PLACES.

That means that the people with the most urgent spiritual and physical needs on the planet are receiving the least amount of support. Together we can change that!